10 feb. 2008 ~ ~ Etiquetas:

Resumen de las Jornadas de Arqueología

Ayer se celebró en la Casa de la Cultura la primera jornada de arqueología dentro del calendario de eventos previsto. Ante un público algo reducido, se realizaron varias intervenciones, las de la mañana en torno a la figura de Francisco María Tubino, y las de la tarde, sobre patrimonio y arqueología en Valencina y sobre participación ciudadana. El acto contó con la presencia de la familia de Tubino, que fue homenajeada al final de la mañana.


1.- Conferencia de José Beltrán, profesor de la Universidad de Sevilla: La Arqueología Española en el siglo XIX. Escenario de la actividad de Francisco María Tubino.

La intervención comenzó con cierto retraso respecto al horario inicialmente previsto, en parte por haber retrasado la inauguración de las jornadas para intentar esperar a que llegara más gente.

El profesor Beltrán expuso las circunstancias históricas del tiempo en que le tocó vivir a Tubino, resaltando el augue en los inicios de los estudios arqueológicos auspiciado por los hallazgos de Troya y el Valle de los Reyes, que despertaron la atención de los expertos en la materia en otros campos de la arqueología, más allá del mundo clásico.

La intervención estuvo organizada en dos grandes apartados. En primer lugar, se destacó el papel de los particulares, especialmente de la burguesía y la nobleza, en el coleccionismo de bienes muebles, expuestos en viviendas y espacios privados mediante la acumulación de objetos. El tema, sirvió para enlazar con la aparición de los primeros museos públicos sobre arqueología.

En segundo lugar, se destacaron los bienes inmuebles, haciendo especial énfasis en los personajes que formaban parte del panorama arqueológico español y que intervinieron en los yacimientos prehistóricos.


2.- Conferencia Mariano Ayarzagüena: Francisco María Tubino y Oliva, un erudito andaluz con reconocimiento internacional.

Muy interesante la intervención, por cuanto descubría a los asistentes la importancia de Tubino como polígrafo, como erudito y como interesado en distintas materias, destacando sus facetas de arqueólogo, historiador, sociólogo, político, escritor, etc.; multitud de campos en los que apenas pudo detenerse Mariano Ayarzagüena por la profusión de obras y la acelerada actividad que caracterizó la vida de Tubino.

La faceta de arqueólogo fue la que más tiempo abarcó en la exposición, mencionando la implicación de Tubino en el dolmen de La Pastora, con las características representaciones gráficas. Igualemente, se comentaron las relaciones que mantuvo Tubino con sus coetáneos, todo referenciado dentro de las corrientes ideológicas que imperaban en el momento.

Al término de esta intervención, los asistentes se desplazaron a la nueva calle para la suelta de palomas. La calle está saliendo de Valencina por el Bobito, pasada la gasolinera a mano izquierda, en la calle de salida hacia la antena y el Dolmen de La Pastora.


3.- Intervención de Teresa Ruiz (Concejala de Patrimonio): Perspectivas de futuro para el Patrimonio Arqueológico de Valencina de la Concepción.

De la intervención de Teresa sí que tomé algunas notas, por si daba datos del Parque Arqueológico o el Centro de Interpretación.

Comenzó hablando de la evolución de la arqueología en el pueblo, empezando por los 80, cuando se dieron las primeras inversiones en excavaciones arqueológicas en el pueblo. Citó el año 91, por cuando fue el primer en que se organizaron las primeras jornadas sobre arqueología. Habló igualmente de las donaciones de piezas que hicieron los vecinos en esos momentos, lo que luego dio lugar al museo municipal.

El siguiente tema que trató fue el marco normativo en el pueblo, en materia de protección del patrimonio. Citó las Normas Subsidiarias de 1986, que incluyeron una Memoria Arqueológica, junto una Catalogación y una Normativa de protección según la tipología, todo realizado por Marisol Gil de los Reyes. El siguiente paso, fue la creación de la Carta Arqueológica, que se incluiría en el nuevo PGOU. No obstante, a la espera del nuevo PGOU se hizo una modificación de las Normas Subsidiarias para ampliar la protección.

A continuación, la concejala habló del nuevo enfoque que se le quería dar al yacimiento calcolítico, bajo el nombre de Territorio Cultural, englobando los dólmenes y el museo, e inclyendo como estrellas el Parque Arqueológico y el Centro de Interpretación del Calcolítico.

En cuanto al Parque Arqueológico, comentó que incluiría la zona de los dólmenes de La Pastora y Matarrubilla, ampliándolo hacia la cornisa, como lugar para el disfrute de los ciudadanos. En cuanto al Centro de Interpretación, dijo que se ubicaría en el entorno del Dolmen de La Pastora, comentando que los propietarios de la finca se mostraron receptivos a la hora de tratar el tema.

También comentó la incidencia de la nueva ley de patrimonio en el pueblo, especialmente en el caso de las figuras BIC que podrían aplicarse a Valencina, concretamente, citó la figura de BIC monumento para los dólmenes, la de zona patrimonial y la de lugar arqueológico. Acto seguido, comentó el artículo 26 de la citada ley.

Hablando de la figura de Parque Cultural, lanzó la pregunta de si interesa en Valencina. Lo dijo en referencia a las noticias que salieron en prensa recientemente, que hablaban de parque cultural, sin mencionar que antes de declarar una zona como parque cultural previamente ha tenido que ser declarada zona patrimonial. Así mismo, destacó que es la primera vez que una legislación recoge una figura de protección que incluye la gestión compartida entre varias administraciones, la local y la atonómica.

Remarcó su interés en que sea una fuente de recursos y no sólo una zona de ocio. Por ese motivo, volvió a hablar del Centro de Interpretación, comentando someramente el programa funcional que previsiblemente pudiera tener el edificio:

- Visitas guiadas
- Talleres
- Congresos
- Gabinete pedagógico
- Campos de trabajo: Foro de experimentación del estudio del calcolítico.
- Tienda de recuerdos
- Bar-cafetería

Al terminar la concejala, algunos de los asistentes intervinieron para criticar algunos puntos, como la extensión del Parque Cultural, que debería incluir toda la zona del poblado, o como las Normas Arqueológicas recién publicadas, a las que le falta el trámite de información pública.


4.- Mesa Redonda: El papel de la ciudadanía en la protección y conservación del Patrimonio.

En el debate de la mesa redonda intervinieron:

- Juan Antonio Morales, de ADTA.
- Pepe Carmona, de Valencina Habitable.
- Jorge Arévalo, de la Asociación Los Dólmenes.
- Pepe Castiñeira, arqueólogo, técnico de la Dirección General de Bienes Culturales.
- Juan Manuel Vargas, arqueólogo municipal de Valencina y autor de la Carta Arqueológica.

Fue imposible tomar notas de la mesa redonda. Para la próxima vez intentaré llevarme una grabadora, porque merece la pena recoger en detalle todas las opiniones y puntos de vista que se expusieron en la mesa. Para que sirva de idea de la extensión del diálogo, basta mencionar que el moderador sólo tuvo que lanzar una primera pregunta para que se abriera el debate y durara hasta cerca de las diez y media de la noche.

La pregunta que abrió el debate fue: ¿Qué papel desempeña y porqué es necesaria la participación de la ciudadanía en la protección del patrimonio?

En el cierre de la mesa, el moderador recordó a petición de Jorge Arévalo que habrá varias actividades preparadas durante estos meses, a parte de las jornadas del fin de semana.

No hay comentarios: