21 jun. 2017 ~ 0 comentarios ~ Etiquetas:

Cancelación de la Noche del Fuego

En las últimas ediciones de la celebración del solsticio de verano, Noche del Fuego, el gobierno municipal asistido por la secretaría del ayuntamiento, no han dejado de poner trabas y dificultades para la celebración de esta fiesta. El argumento inicial hace dos años, fue el de invocar una falsa e inventada norma sobre el fuego de la Consejería de Medio Ambiente en el último momento y que nos impidió la XI edición.

Nuevas exigencias de asunción de responsabilidades de imposible cumplimiento, nos llevan a tomar la decisión de renunciar a la celebración de esta fiesta de convivencia y amistad.
Leer más »

20 jun. 2017 ~ 0 comentarios ~ Etiquetas:

SOS por los Jardines de Forestier

Varios colectivos reivindican el uso público y cultural del espacio, considerado Bien de Interés Cultural.
16/06/2017. ABC. N.Ortiz

Vecinos y colectivos ciudadanos del Aljarafe han incrementado su lucha durante las últimas semanas para que el palacio de los Guzmanes y sus jardines sean recuperados y puedan ser disfrutados por los ciudadanos. «Queremos un debate participativo en torno a las posibles funciones que pudiera albergar el edificio», explica Isabel Medrano, portavoz de la plataforma en defensa de los Jardines del Buen Aire, también conocidos como los Jardines de Forestier en honor a su diseñador, el francés Jean Claude Forestier, autor también del Parque de María Luisa de Sevilla.

El palacio de los Guzmanes, edificado entre los siglos XVII y XVIII, fue cedido en 1943 por el Ayuntamiento de Sevilla a la Universidad Hispalense para la instalación de una residencia de estudiantes y artistas. Y así fue, pues el edificio acogió el Colegio Mayor Buen Aire hasta que, en 2014, la empresa gestora abandonó la explotación y el complejo quedó en desuso. «El edificio, con evidente valor histórico, está sufriendo enormes deterioros desde que no se utiliza», avisa Isabel Medrano, que recuerda que la casa-palacio y sus jardines fueron declarados Bien de Interés Cultural (BIC) en 2005.

Régimen de visitas

Por otro lado, los jardines solo pueden visitarse los sábados por la mañana a las 11:00, las 12:00 y las 13:00 horas gracias a una beca que la Universidad de Sevilla concede a un estudiante para que ejerza de guía. Unos horarios, a juicio de los vecinos, «muy reducidos». «Se trata de un recurso cultural que, si estuviese bien cuidado, podría fomentar mucho el turismo», asegura Isabel Medrano. Además, afirma que necesitan «una rehabilitación integral», ya que hay que replantar muchas de las especies que lo habitan, estructurar los parterres tal y como los ideó Forestier y, en general, cuidar el entorno.

«Ya son varios años sin darle uso al palacio y a los jardines, por lo que pedimos a la Universidad de Sevilla que, si no tiene ningún proyecto para ellos, los ceda a su legítimo dueño, el Ayuntamiento de Sevilla», solicitan desde la plataforma, que reivindican el uso público y cultural que se le podría dar al complejo y rechazan los posibles usos privados y hoteleros que se asocian al futuro del complejo. «Ojalá se pudiese disfrutar de placeres tan cotidianos como leer un libro en uno de los bancos de los jardines», desea Isabel Medrano. «Es un espacio histórico que, sin vida ni visitantes, se está muriendo lentamente», insiste.

Vídeo con testimonios

Para concienciar a la ciudadanía, e intentar que las autoridades reaccionen, vecinos y miembros de asociaciones han grabado un vídeo en el que analizan la situación y las características los jardines. «Es un jardín mirador con unas vistas únicas del valle del Guadalquivir y, mirando desde Sevilla, es el único punto verde en el horizonte», explica el geógrafo Kiko Sánchez.

Por su parte, el alcalde de Castilleja de Guzmán, Tasio Oliver, destaca que «el palacio y los jardines siempre han sido un lugar de estudio, académico y de investigación». «Es inconcebible que la administración pública mantenga unos bienes culturales como estos en un absoluto abandono», insiste Juan Carlos Alarcón, vecino de Valencina de la Concepción y presidente de la asociación Los Dólmenes.
Leer más »

~ 0 comentarios ~ Etiquetas:

Vigilantes de seguridad comienzan a trabajar en los Dólmenes de Antequera

La Junta de Andalucía ha adjudicado el servicio de forma provisional al Grupo Control Empresa de Seguridad.
19/06/2017. Cadena Ser.

La Junta de Andalucía ha dotado de personal de vigilancia al Conjunto Arqueológico de los Dólmenes de Antequera. Los vigilantes han comenzado a trabajar este lunes 19 de julio.

El servicio será prestado de forma provisional y durante todo el verano por parte de Grupo Control Empresa de Seguridad, mientras la Consejería de Cultura lo licita de manera definitiva.

Los trámites, según han indicado a través de un comuncito, ya se han iniciado mediante la licitación pública a través del perfil del contratante e invitación a empresas especializadas en la materia.

Además, Cultura ha iniciado también los trámites administrativos para la licitación y adjudicación de suministro de equipamientos de videovigilancia para el Conjunto de los Dólmenes.

El PP reclama más personal

Precisamente este lunes, el Partido Popular ha vuelto a exigir a la Junta de Andalucía más personal para el mantenimiento y funcionamiento de los Dólmenes de Antequera. Además del personal de seguridad, reclaman que se cubra la Relación de Puestos de Trabajo al completo con los administrativos, guías, operarios de mantenimiento o incluso el arqueólogo que están vacantes. “No estamos pidiendo nada del otro mundo”, ha dicho a las puertas del Conjunto Arqueológico el parlamentario autonómico del PP, Antonio Garrido Moraga.

El alcalde de Antequera, Manuel Barón, ha pedido por su parte a la administración autonómica que remita la documentación que falta para poder aprobar definitivamente la licencia de obras. El regidor ya ha remitido un escrito al nuevo consejero de Cultura, Miguel Ángel Vázquez, para solicitarle una reunión y avanzar en los compromisos adquiridos con la UNESCO para la declaración de los Dólmenes como Patrimonio de la Humanidad.
Leer más »

~ 0 comentarios ~ Etiquetas:

Itálica famosa o Aljarafe famoso


Itálica fue la primera «Pequeña Italia» del mundo desde su fundación. / Sergio Caro
.
Protección. Sería una solución al desamparo de las construcciones neolíticas del entorno.
16/06/2017. El Correo.

Si hay una ciudad que pueda considerarse patrimonio de la humanidad, ésa es Roma, madre de las ciudades de occidente, incluidas muchas africanas, todas las de América y unas cuantas en Asia. No necesita que nadie la reconozca como tal. Pero si las madres hacen Historia pariendo hijas, Itálica fue la primera que tuvo fuera de su hogar italiano porque así le pareció a Publio Cornelio Escipión tras su victoria sobre los cartagineses en Alcalá del Río, marcando el rumbo de la II Guerra Púnica.

Aunque no se sepan muy bien los pormenores sobre cómo y por dónde comenzó todo, los fenicios, padres de los cartagineses, se paseaban por aquí cuando esto era Tartessos. Y aunque no sepamos aun qué era, en realidad, Tartessos, sabemos dos cosas: que en Tartessos se usaba el oro para fabricar objetos de culto y de distinción, que, además, se exportaba, y que aquello prestó mucha mercancía a algo fundamental en la antigüedad, el mito.

El mito llegó a la Biblia y a Platón hasta seguir con Avieno y otros autores para hablarnos de la Atlántida, de Gárgoris y Habis, de Gerión y sus toros, de Hércules y sus trabajos –que también pudiéramos llamar robos– dejando a aquel sin ganadería y a sus huertos sin manzanas de oro, las espherides que servirían para dar nombre a Hesperia (España) y a la Sepharad de los judíos.

En un lugar de ese territorio mítico cuyas señas se perdieron en los callejones del tiempo dejó Publio Escipión a sus veteranos. Itálica, asentada en medio de una comarca tartésica, fue la primera «Pequeña Italia» del mundo. Corría el año que nosotros llamamos 206 antes de Cristo; bajo el Santiponce actual sigue estando el núcleo de la Itálica original y, seguramente, tras él podrían encontrarse los de su antecesora. Tuvo que ser un núcleo importante porque los romanos, desde los inicios de la contienda habían conseguido la benevolencia de los pobladores del sur de Iberia y, por eso el lugar aumentó pronto su preeminencia no sólo sobre cuantos lo rodeaban, sino en la misma Roma a la que comenzarían a llegar a través de Itálica las riquezas que antes tomaban el camino de la costa tangerina para acabar en Cartago, a pocos kilómetros de la actual ciudad de Túnez.

Todo ello sería también el principio del asentamiento a orillas del Ribera de Huelva –próximo ya a su desembocadura en el río Betis– de familias poderosas que comenzaron a tener cada vez más peso en el Senado de la República Romana, una densidad que, como todo el mundo sabe, llevaría esos representantes fueran conocidos como «el Grupo Betico» y que su influencia llevara, cuando un siglo después naciera el Imperio, a tres italicenses hasta su trono. Trajano, Adriano y Teodosio tuvieron su patria en los gastados cerros del Aljarafe y, particularmente, el segundo levantó en ella una parte importante de la obra pública a la que dedicó su reinado en Europa, Asia y África. La Itálica Adrianea es, maoritariamente, la que todavía hoy, a pesar del vandalismo oficial y oficioso de siglos pasados, podemos admirar.

La línea –nefasta– de resaltar el pasado que prevaleció en España desde que la antigüedad comenzó a ser puesta en valor por las naciones modernas, se ocupó tan sólo de conservar aquello que se consideraba «monumental». Siguiéndola materialmente en las ciudades, la piqueta entró sin piedad en barrios para indultar únicamente una iglesia o un palacio y, en Itálica, los mismos instrumentos excavatorios se dedicaron a sacar columnas, capiteles, estatuas, frisos... La primera protección del enclave (aunque ya, antes, hubiera sido apadrinado por Carlos III) se la debemos a la administración napoleónica pero un siglo más tarde aquello era una viña sin vallar en la que vendimiaba mucha gente, desde Milton Archer Huntington a Regla Manjón, cegados todos por el brillo de Trajano y Adriano y olvidándose de cuanto existía en derredor. Por eso el Tesoro del Carambolo apareció por casualidad lo mismo que los dólmenes de las cercanías que conocemos.

Pero lo cierto es que antes de Escipión el Africano ya existía una Itálica que se llamaba con otro nombre y que, después de desaparecido el Imperio, Itálica continuó existiendo y, al parecer, con la fuerza suficiente como para ser sede episcopal. En el año 693 (sólo faltan dieciocho para el mítico 711) un obispo italicense asistía al XVI Concilio de Toledo.

Lo de los obispos suele mencionarse para dar importancia a un enclave aunque raramente se saca de ahí la deducción de que donde había un mitrado existía también una diócesis, o sea, unas comunidades de la que era el pastor. Creo que no existe un estudio de ésta, en concreto, pero sí noticias de familias que en la lenta arabización de Al Ándalus anduvieron partidas entre dos religiones.

El ascenso de Hispalis-Isbilia fue arrinconando la Itálica famosa (quizás también las mudanzas del Guadalquivir acabaron con el puerto del Ribera de Huelva) y, como en lo del obispo, los historiadores coinciden en que quedó abandonada en el siglo XII pero tampoco es del todo verdad porque en cuanto las mesnadas de Fernando III se acercaron a Sevilla, los monjes cistercienses que las dirigían ideológicamente fundaron allí el monasterio de San Isidoro, el único cenobio de los frailes de San Bernardo en toda la mitad sur de la península que, como todos ellos bajo el lema de Ora et labora de la orden, organizaba el territorio con aires de reforma agraria. Lo que dio de sí aquello forma parte de la Historia de Europa aunque aquí sea bastante desconocido: allí, en medio de la persecución a los protestantes, nació la traducción de la Biblia al castellano.

La iniciativa de comenzar el proceso que llevaría a Itálica a ser declarada Patrimonio de la Humanidad me parece loable pero corta. Está aquejada del mismo mal que padecían aquellos destructores que sólo indultaban lo monumental. De seguir con esa hipótesis, Itálica estaría en la cola de no sé cuantos monumentos que han obtenido el mismo rango. En cambio, si lo que se promueve como perteneciente a todos es un hábitat con más de 3.000 años de vida, no sólo se habría encontrado un nuevo vector sino, también, una solución al desamparo del sistema de construcciones neolíticas del entorno. La famosa no sería únicamente Itálica sino el Aljarafe.
Leer más »

~ 0 comentarios ~ Etiquetas:

Manifestación este sábado en Santiponce por la situación del monasterio de San Isidoro y de Itálica

16/06/2017. 20 Minutos.

La asociación de "Amigos del Monasterio de San Isidoro del Campo-Centuria Romana de Santiponce" ha convocado para este sábado a las 11,00 horas una manifestación, desde el monasterio fortificado de San Isidoro del Campo, fundado en 1301, declarado Bien de Interés Cultural (BIC) y donde en 2016 fueron expoliados dos azulejos del siglo XVI, hasta la entrada del conjunto arqueológico de Itálica.

La manifestación, promovida bajo el título 'Santiponce por su patrimonio', está destinada a reclamar a las administraciones mayor implicación y recursos para el rico patrimonio histórico del municipio, donde descansan las ruinas de la antigua ciudad romana de Itálica, cuna de los emperadores Trajano y Adriano, y el mencionado monasterio.

Según la convocatoria de la protesta, recogida por Europa Press, la misma comenzará a las 11,00 horas desde la entrada del monasterio, marcado por el mencionado expolio de 2016, para recorrer las avenidas de San Isidoro y de Extremadura, hasta terminar en los accesos al conjunto arqueológico de Itálica, con la lectura de un manifiesto.

Principalmente, se reclama la restauración integral del monasterio fortificado de San Isidoro del Campo, cuya titularidad comparten la Junta de Andalucía y la Fundación Casa Álvarez de Toledo y Mencos. Si bien la Junta de Andalucía goza de la gestión de la totalidad del recinto gracias a un convenio firmado en 1991 con la mencionada fundación, sólo ha sido rehabilitado el sector del monumento cuya titularidad ostenta la citada institución nobiliaria.

LO QUE QUEDA POR RESTAURAR

El sector del monasterio correspondiente al claustro grande, la torre barroca, las caballerizas, la almazara o la fachada neoclásica, es decir el sector perteneciente a la Junta de Andalucía, espera así una restauración como ya acometida por la Administración andaluza sobre el sector correspondiente al Claustro de los Muertos y la Capilla del Cristo de Torrijos, la parte que pertenece a la Fundación Casa Álvarez de Toledo y Mencos.

Los conservacionistas, además, reclaman más personal y promoción para este enclave histórico que mezcla el estilo mudéjar, el gótico y el barroco, y que no goza de suficiente proyección en materia cultural y turística.

Además, los conservacionistas de Santiponce reclaman solucionar definitivamente las incidencias que en los últimos tiempos viene sufriendo el conjunto arqueológico de Itálica, a cuenta de la no cobertura de las vacantes y bajas de su plantilla. El recinto, de hecho, reducía recientemente su entorno visitable a la zona del anfiteatro romano, como consecuencia de las incidencias en materia de personal.

Aunque el asunto fue solucionado en el transcurso de varios días, no era la primera vez que el recinto arqueológico sufría incidencias de esta naturaleza, toda vez que el mismo aspira a la declaración de Patrimonio de la Humanidad, gracias a un proyecto de candidatura promovido por la Asociación Cívica del Sur, Civisur.

El delegado territorial de la Consejería de Cultura en Sevilla, José Manuel Girela, defendía de su lado hace no mucho, en declaraciones a Europa Press, que la Administración andaluza está destinando unos 300.000 euros anuales al monasterio de San Isidoro, explicando que su pretensión es actualizar la gestión del monumento, revisando el convenio firmado en 1991 con la Fundación Casa Álvarez de Toledo y Mencos.
Leer más »