19 feb. 2018 ~ 0 comentarios ~ Etiquetas:

Pilar León-Castro, catedrática de Arqueología: «Itálica no estaría con jaramagos si estuviera en Francia»


A sus 71 años, la catedrática de Arqueología Pilar León-Castro continúa dando clases en la Universidad e invetigando - RAÚL DOBLADO.
Miembro de la Real Academia de la Historia, esta investigadora denuncia el estado de abandono del yacimiento de Santiponce.
18/02/2018. El Correo.

Ella es una de las grandes expertas en Itálica y, por tanto, una de las voces más cualificadas para opinar sobre el estado del yacimiento cuando se han cumplido 1900 años de la muerte del emperador Trajano y de la llegada al poder de Adriano. Pilar León-Castro (Sevilla, 1946), catedrática de Arqueología con cincuenta años de experiencia como docente e investigadora, critica el abandono que sufre Itálica por parte de la Junta de Andalucía. Apunta directo cuando extiende la receta que necesita el yacimiento: Analizar lo que le conviente a Itálica y no lo que le viene bien a la Administración. El área visitable de Itálica -dice- es la punta del iceberg de un yacimiento que ni siquiera ofrece a sus visitantes la oportunidad de comprar un libro sobre el mismo. A su juicio, queda mucho por hacer en Itálica.

-Ha transcurrido sin pena ni gloria el 1900 aniversario de la muerte de Trajano y del ascenso al poder de Adriano, ambos oriundos de Itálica.

-Yo hice unas propuestas al Ayuntamiento para difundir esta efeméride pero ni me contestaron. Propuse que los llamados Mupis de la avenida de la Constitución, los soportes publicitarios en las calles más concurridas de las ciudades, estuvieran cuajados de imágenes de Itálica, con desnudos de Trajano, Adriano, imágenes clásicas... y que eso culminara en la sala del Apeadero del Alcázar con una pequeña exposición. También propuse que el tranvía llevara el forro de imágenes con temas de Itálica, pero ni se tomó en consideración.

-Usted es una especialista en Itálica y ha sido una voz crítica con el abandono que ha sufrido el monumento en manos de las administraciones públicas. ¿Continúa ese abandono por parte de la Junta?

-Desgraciadamente va in crescendo. Todo forma parte de este mundo de contrastes que vivimos en la política cultural. Yo, que soy crítica, también tengo que reconocer que todo el apoyo financiero que ha recibido y recibe la arqueología en España y en Andalucía viene de vía oficial, bien del Ministerio o la Junta.

-Bueno, es que no hay una Ley de Mecenazgo que permita a los propietarios de bienes patrimoniales desgravar las inversiones en rehabilitación.

-Es cierto que el Estado no puede cargar con todo pero tengo serias dudas de que una Ley de Mecenazgo funcione en España, es decir, que una empresa quiera invertir no ya en arqueología, sino en medicina, en física, farmacia... porque aquí no hay esa cultura. Por otra parte, eso de la Ley de Mecenazgo es una entelequia que no le interesa poner en claro ni al Estado ni a los particulares. En Sevilla, considero una pionera en la política patrimonial a la Casa de Medinaceli, no sólo por cómo está la colección y la casa, sino por lo que los Medinaceli contribuyen a través de una fundación para la puesta en valor de ese patrimonio.

-¿Cuál es la causa de que la Junta tenga abandonada Itálica a pesar de que ella misma la declara «joya patrimonial»?

-No conozco las causas, aunque algunas pueden ir por un mal entendimiento o ignorancia de lo que es la antigüedad clásica, de modo que se ha favorecido otras épocas y se ha inflado su significado histórico-cultural, yendo en detrimento de un gran yacimiento como es Itálica.

-¿A qué otras épocas se refiere?

-A las islámicas, por ejemplo, que son de una gran riqueza patrimonial porque nadie va a discutir eso en una ciudad como Sevilla, que tiene el Alcázar, pero la forma en que se ha vendido y presentado es totalmente falaz.

-Los turistas que visitan Itálica no pueden siquiera comprar allí libros sobre el yacimiento escrito en otros idiomas.

-¡Qué error! Pero que es no se puede comprar ni una postal de Itálica en el mismo yacimiento. Todo lo que hay son unos puestecillos a la entrada del yacimiento, que hacen lo que pueden. Hace tiempo hubo una tienda en Itálica que fue un exitazo, como la del Museo Arqueológico Nacional. Sin embargo, vas a Baelo Claudia y hay una tienda fantástica.

-¿Debió quedarse Itálica en manos de la Diputación?

-Pienso que sí. La época dorada de Itálica fue durante la Diputación presidida por Manuel del Valle. Había un interés real por el yacimiento y una cooperación estrecha entre la investigación y la gestión político-administrativa, por lo que el yacimiento estaba de otra manera.

-¿Queda mucho por descubrir e investigar en Itálica o ya está todo excavado y publicado?

-Queda muchísimo. No podría decir qué porcentaje queda por excavar pero lo que hoy se puede visitar es una parte mínima, la punta del iceberg.

-Ha dicho que faltan estudios monográficos sobre el anfiteatro de Itálica y hay excavaciones sin rematar. ¿Qué haría en ese yacimiento si estuviera en sus manos?


-Pues pensar muy bien qué es lo que necesita el yacimiento y no lo que le conviene a la Administración. Las administraciones tienen que comprender que la cultura es un gran atractivo para obtener recursos pero en sí misma exige y hay que darle. Una vez analizado qué necesita el yacimiento habría que hacer una serie de actuaciones de manera planificada y sosegada, combinando la actividad en el campo y el estudio

-Si Itálica estuviese ubicado en Alemania o Francia, ¿estaría como está, con vallas y jaramagos?

-No, en ningún sentido. Fíjese que en un país muy próximo a nosotros, como es Italia, donde las dificultades en la conservación y el mantenimiento son mayores que aquí porque su patrimonio es mayor, hay también situaciones lastimosas ero desde el punto de vista de lo aparente nunca tan degradado como esto.

-¿Sería necesario declarar a Itálica Patrimonio de la Humanidad?

-Necesario no, pero sería una gran ayuda. Patrimonio de la Humanidad es la Villa Adriana de Tívoli y está también en una situación muy deficiente.

-En Itálica hay mosaicos sin cubrir. ¿Nos podemos permitir ese lujo después de los expolidos habidos en Itálica?

-No conozco a fondo el mundo de la preservación y de la conservación pero a los expolios vamos a estar sometidos siempre, como ocurre en Italia o Grecia. ¿Que en Itálica se puede hacer más? Sin duda pero desde luego hay una política más urgente que tapar este mosaico o guardo otro. Lo que hay que hacer es abordar la situación general del yacimiento y luego poner parches.

-Tiene tan poco personal Itálica que ha obligado a cierres parciales del monumento.

-Eso es grave. Ha habido en Córdoba situaciones análogas, por ejemplo, en Medina Azahara.

-En Itálica se celebra un Cross y se hacen rodajes, como el de Juego de Tronos ¿Pone ello en peligro el conjunto arqueológico?

-El Cross exige una cierta anarquía y no siempre es lo más adecuado a esas ruinas. ¿Los rodajes? Si se abordan de forma sensata, no tienen por qué ser perjudiciales

-A sólo ocho kilómetros de Sevilla está Itálica pero el yacimiento sigue sin estar en los circuitos turísticos de la capital andaluza.

-La razón última es sencillamente ignorancia, desconocimiento de aquella realidad.

Busto romano para pagar impuestos
-Una familia de Sevilla quiso pagar sus impuestos con un busto romano y tardó años en hacerlo por las disputas con la Junta en torno al valor económico. ¿Es un mal precedente?


-Naturalmente y, antes bien, seguimos con la política del ocultamiento porque la gente teme que le requisen las piezas. La familia que propuso pagar sus impuestos con el busto romano fue benemérita, desprendida y generosa. Recurrió a la vía legal y tuvo una prudencia, paciencia y sentido común infinitos. Al cabo de los años se ha resuelto la cuestión de cualquier manera pero no favorable para la familia. Esa cabeza romana vale mucho más que el dinero que ha recibido la familia.

-¿Cuánto diría que vale ese busto romano?

-No lo sé. No conozco el mercado artístico. Lo que puedo decir es que es una pieza excepcional y la Junta la valoró de manera ínfima con respecto a la valoración que hubiera hecho la casa Sotheby's.

-Las negociaciones entre los propietarios del busto y la Junta se prolongaron tanto que la pieza a punto estuvo de salir de España.

-Esto pasa continuamente, por ejemplo, en Reino Unido, donde la gente que posee bienes artísticos de manera legal usa, de conformidad con el Estado, esos bienes como moneda de cambio para otras cosas. El problema es que aquí no hay esa cultura.

«El Arqueológico de Sevilla podría ser un museo de primera en cualquier ciudad de Europa»
-El Museo Arqueológico de Sevilla ha tenido goteras y el tesoro del Carambolo sigue en la caja fuerte de un banco. Ofrece un aspecto desangelado a pesar de que en 2009 Vázquez Consuegra ganó el concurso para hacer un nuevo edificio por 35 millones de euros, que no se ha hecho ¿Por hay tanto desinterés por un museo que tiene piezas de primera categoría desde la Prehistoria hasta la Edad Media?


-Podría ser un museo de primera en cualquier ciudad de Europa con un nivel cultural en condiciones. ¿Por qué hay tanto desinterés? Porque no hay medios para atender. Hay conocimiento de que el museo está en malas condiciones pero no pueden hacer nada.

-Sevilla es la provincia de España con el mayor número de casos judiciales de expolio arqueológico por parte de redes organizadas que actúan normalmente de noche y en zonas agrícolas. ¿Actúan con impunidad los expoliadores?

-Sí, hay muchísimos. Esto pasa en todo el mundo pero Andalucía es un sitio especialmente propicio para ello porque tiene un patrimonio arqueológico histórico artísticos riquísimo y campo abierto.
Leer más »

~ 0 comentarios ~ Etiquetas:

«La relación de la Consejería con Itálica ha sido una desidia enfermiza»

Su nombre lleva 35 años unido al del conjunto arqueológico de Santiponce, al que ha entregado su vida y ahora dedica sus lágrimas: según dice, «a nadie le importa un carajo».
18/02/2018. El Correo.

Escuchar a alguien sin pelos en la lengua reconcilia con el periodismo. Julio Mallén ya está harto de que se ningunee a Itálica, y se pregunta a las claras por qué se mima a otros conjuntos mientras la joya romana de Santiponce, uno de los más soberbios legados del Imperio y cuna de dos césares, languidece en su colina. De las posibles respuestas no le gusta ninguna.

—¿Cuáles son los principales problemas que desde la Asociación de Amigos de Itálica ven ustedes en este conjunto arqueológico?

—La relación de la Consejería de Cultura con el conjunto arqueológico de Itálica ha sido una desidia enfermiza. Itálica ha sido la niña fea de la Consejería de Cultura. Tú fíjate que yo he vivido treinta años con Franco y ya casi cuarenta con el PSOE: desde que la Consejería se queda con Itálica, que esto fue en el año 1983, aquello ha ido de mal en peor. Repito: por la desidia. Que yo creo que cae en la mala fe, aparte del desconocimiento total de la gente que ha estado en la Consejería de Cultura con respecto al conjunto arqueológico de Itálica.

—¿Algún ejemplo?

—Itálica es un monumento difícil de interpretar por la situación que tiene, puesto que está todo caído y lo único que vemos es lo que está a ras del suelo. Esa interpretación es difícil, y a la hora de explicar aquello los arqueólogos no tienen ningún problema, pero también les cuesta un poquito de trabajo conseguir que la gente se haga una idea de lo que era aquello. Era el monumento que necesitaba con más urgencia un centro de interpretación. Aquí hay centros de interpretación en todos los sitios, menos en Itálica. ¿Por qué? ¿Por qué en Itálica no se ha hecho?

—¿Sabe la respuesta?

—Eso quisiera yo saber. La respuesta que puedo dar es que a la Consejería no le importa Itálica. Ahora se va a hacer una intervención en el Anfiteatro, la parte de la derecha que está pegando al lago, porque es que aquello está que se hunde: allí, cuando llueve, se forman unas bolsas de agua impresionantes, y ante esa urgencia hay que intervenir.

—¿Qué opina de la grabación allí de Juego de tronos?

—Ha venido la HBO para Juego de tronos. Dicen que la HBO no paga, porque hace publicidad a los monumentos. Yo te digo que es mentira, por dos cosas: en primer lugar, la HBO no es una productora que pulula en torno a Canal Sur: es un imperio, con una cantidad de producciones importantísima y con un potencial económico extraordinario. No me creo que no pague. Porque te voy a decir otra cosa: en las Atarazanas también se ha rodado. Dime tú cuánta gente conoce las Atarazanas. Pues la secuencia que se hace allí, como tú no conozcas aquello, no sabe ni la madre que lo parió dónde narices está rodado eso. Es lo mismo que La peste, gran producción del gran Alberto Rodríguez: se han metido dentro de las termas mayores. Yo, la única vez que he entrado en las termas mayores fue en el año 1983. Nadie sabe cómo son por dentro. Por lo tanto... HBO ha pagado. El anfiteatro sí se publicita, porque la gente sí sabe qué es, pero las Atarazanas no. Estoy convencido de que pagan. Y si no, mira tú dónde está la desidia de la Junta de Andalucía.

—¿Qué habría hecho usted?

—Con las necesidades que tiene Itálica, yo llamo a la HBO y si quieren rodar en las Atarazanas o si quieren rodar en Itálica yo hago que un ejecutivo de esa productora venga a Sevilla a tratar conmigo, y le hago una exigencia: tú vas a rodar en el Anfiteatro, pues me vas a hacer una cosa: este año, esta parte me la restauras. Y ahora cuando vuelvas, esta otra me la restauras. Porque yo me acuerdo de cómo era el Anfiteatro de Itálica: las gradas se veían perfectamente, tú te podías sentar, subir y bajar por ellas. Hoy, aquello no existe. El agua, el viento, esto, lo otro, el calor... aquello no existe. Eso se lo habría sacado yo a la HBO. Eso te lo garantizo. Es que vender Itálica es muy fácil. Pero no existe esa voluntad.

—¿Por qué?

—Hay otro tema por parte de la Consejería, que es el sentido de propiedad que tiene de las cosas. Es decir: No, tú aquí no pones que esto me lo ha restaurado la HBO. Tiene que ser la Junta de Andalucía. Una cosa muy pueblerina: esto es mío y tú vienes aquí si a mí me parece bien, y si no, no vienes. Entre ese sentido de propiedad y esa desidia tan enorme que han tenido siempre, Itálica ha sido el desastre padre. Una pregunta: ¿por qué aquí no se creó el patronato de Itálica, cuando se creó en Mérida? Tú fíjate la incongruencia. En el Gobierno central estaba Felipe; en el Gobierno andaluz estaba Escuredo; Rodríguez Ibarra estaba en Mérida. Allí se hace el patronato. Ministerio, Junta, Diputación y Ayuntamiento: esas cuatro instituciones son el patronato de Mérida. ¿Cómo está Mérida? Mérida está a un tiro de piedra de Sevilla para que la gente vaya y compruebe la voluntad de que aquello hay que preservarlo porque es una de las ciudades más importantes que tuvo el Imperio, y ahí la tienes: preservada, puesta al día totalmente, siguiendo excavando, etcétera. ¿Por qué aquí no se hizo? ¿Quién fue el elemento, teniendo al PSOE en Madrid, al PSOE en la Junta, al PSOE en la Diputación y no sé si en el Ayuntamiento? ¿Quién dijo que no se creaba aquí el patronato?

—Eso, ¿quién fue?

—Ya me gustaría a mí saberlo.

—¿Me está diciendo que a día de hoy Itálica no es de recibo?

—No es de recibo. Pero tiene salvación, ¿eh? Vamos a crear el patronato. Esa va a ser la primera lucha que va a tener la asociación, crearlo, como está el de Mérida.

—¿Qué obras harían falta en Itálica?

—¡Buf! Obras importantes: restaurar el Anfiteatro entero, eso lo primero. Vamos a las termas, que son enormes. Vamos a hacer excavaciones, porque cuando se hizo la prospección geofísica del profesor Simon Keay, de la Universidad de Southampton, se vieron cosas. Que hay un monumento enorme que está delante del cementerio entre el Traianeum y donde empiezan las calles; es un edificio enorme que está ahí debajo.

—¿Entero o las ruinas?

—Se ve un edificio grande. Vamos a ver qué es, porque no se sabe; solo lo que ha dado esa prospección.

—Porque lo que queda por encontrar de Itálica, ¿está en el mismo estado de ruina, o hay estructuras intactas bajo tierra?

—No se sabe. Se sabe que allí hay una cosa grande. No se sabe qué. Luego, el Traianeum. Que están trabajando en él.

—Volviendo al patronato: ¿y si no se hace?

—Todavía la legislación deja otra puerta abierta: un 155. Es decir: si tú no estás cuidando de un monumento, yo te quito el monumento y pasa a los servicios centrales. Más claro que el agua. Eso sería más complicado que el patronato, pero sería una buena elección. Luego, por supuesto, tener a personas en la Junta que sepan qué es aquello.

—¿Importa en la Junta el pasado romano?

—El pasado romano les importa un carajo a todos. Porque, en primer lugar, son unos indocumentados. No saben dónde tienen la mano derecha, ni saben qué patrimonio tiene la Junta de Andalucía. Hay que tener a gente que sepa. A la cultura no se le puede poner un indocumentado al frente, porque la cultura no es un huevo que se fríe. En primer lugar, tú tienes que estar enamorado de la cultura, en todos los sentidos: hablar de cine, pero también de teatro, de literatura, de música, etcétera, etcétera. Y del patrimonio que tenemos. Y esa es la principal función. Los dueños de aquello somos nosotros; ellos lo que tienen que hacer es administrarlo bien. Y lo que no pueden hacer es mirar por intereses particulares suyos, porque a ellos les convenga.
Leer más »

18 feb. 2018 ~ 0 comentarios ~ Etiquetas: ,

El secreto de las piedras


El secreto de las piedras.
La arquitectura dolménica de la provincia onubense es el interesante resto de una cultura y una época pasada que suscita incertidumbre acerca de su forma de ser.
18/02/2018. Diario de Sevilla. PEDRO RODRÍGUEZ GÓMEZ

Retrocedamos en el tiempo unos 6500 años, hasta el año 4500 a.C. hasta una época poco conocida a la par que interesante y aunque no había escritura por esos entonces ni se dominaban los metales, ya el ser humano dejaba su impronta en el paisaje onubense a través de las primeras arquitecturas.

Es la alta Edad de Piedra, un rico periodo de transición entre el Neolítico y la Edad de los Metales. No son pocos los ejemplos de arquitecturas, a las que llamamos dólmenes, los que hallamos desde el norte al sur y desde el este al oeste de nuestra provincia, los encontramos en Trigueros, Zalamea la Real, Beas, Valverde del Camino, Aroche, El Rosal de la Frontera, Santa Bárbara de Casa, Niebla, San Bartolomé de la Torre o también vestigios en forma de petroglifos (grabados en piedra) de Villanueva de los Castillejos o Santa Ana La Real pero ¿qué pensamiento motivó su construcción? ¿Qué nos quieren decir?

Se nos viene a la mente cuando oímos hablar del hombre primitivo, un hombre de abundante pelo, vestido con harapos hechos de pieles de animal y que vivía en cuevas pero la prehistoria es una etapa muy larga y los hombres primitivos que desarrollaron estas arquitecturas a las que antes me refería, son más parecidos a nosotros que a estos estereotipados "cavernícolas". Eran personas muy inteligentes, con una fuerte organización político-social, que ya vivían en poblados estructurados y que conocían técnicas de ingeniería bastante avanzadas que les permitían mover grandes y pesadas piedras a pesar de no conocer aún el uso de la rueda.

Los habitantes de la Huelva de entonces ya habían dejado de lado el nomadismo, es decir su vida no se centraba ya únicamente en seguir las rutas migratorias de animales (potencialmente cazables) sino que estaban asentados y cultivaban la fértil tierra de las diferentes comarcas de Huelva. En el momento que comprendieron que era más fácil domesticar animales que perseguirlos, la ganadería se convirtió en un arma de vital importancia para aumentar su calidad de vida, su avance natural como ser dominante y como individuo que pertenece a una sociedad. Desarrollaron en consecuencia el sedentarismo y con él, el principio de un desarrollo cultural sin precedentes en la historia que llega hasta nuestros días, el principio de los asentamientos humanos. Es una época en la que el ser humano ya domina su entorno por completo pero no hubiera sido posible sin un gran aliado, un clima regular año tras año, de temperaturas suaves y con estaciones marcadas, condiciones climáticas que el ser humano disfrutaba desde el 10000 a.C. aproximadamente con el fin de la última glaciación. Ventajas que fueron favorables para ir desarrollando desde la fecha mencionada, formas de vida y de subsistencia antes inimaginables. Gracias a todo esto se garantiza el alimento a corto, medio y largo plazo, dándonos a entender que es una sociedad rica, compleja, que maneja a su antojo el medio que le rodea pero sobre todo que lo cuestiona y que para buscar ciertas respuestas construye esta inquietante arquitectura lítica.

Situado el lector en este contexto, éstas construcciones de piedra que encontramos a lo largo y ancho de nuestra provincia, están denominadas como dólmenes si sus partes (ortoestatos) están dispuestas en arquitrabe y pueden ser de galería, de corredor o simple (todo cubierto de tierra a modo de montículo artificial con una pequeña entrada o pasillo), crómlech si simplemente están clavadas en el suelo haciendo formas geométricas circulares o rectangulares o menhir si solo es un gran ortoestato clavado al suelo. Hay de todas las variantes en nuestra provincia. Son el testigo mudo de un tiempo relativamente cercano del que solamente podemos intuir, descifrar o imaginar su significado haciendo un análisis de lo que se ha encontrado en su interior y/o alrededores. Intuimos (ya que aún no había escritura) que se trata de enterramientos por la cantidad de huesos humanos que se han encontrado en su interior y todo apunta a que fueran enterramientos colectivos o de ciertos personajes destacados en un determinado asentamiento. Estas sociedades megalíticas desconocían que pasaba con el "ser" de la persona que fallecía pero a través de estos monumentos funerarios le dan un importante lugar a los restos corpóreos en su entorno geográfico. Ésto pone de manifiesto la sensibilidad y la importancia que el ser humano de esta época le daba al concepto de la muerte, es palpable que le intriga no saber pero en un proceso de aprendizaje y autoconocimiento plasma su pensamiento a través de esta arquitectura.

Muchos de los restos que han sido encontrados en el interior de estas construcciones están en postura fetal, señalando que es probable que interpretaran la muerte como una vuelta al origen de sus días, como si para ellos la muerte fuera el retorno al principio del ciclo vital que la madre naturaleza tiene para nosotros (si observamos con detenimiento, es increíble la similitud de algunas de estas estructuras con el útero materno, como por ejemplo el Dolmen de Soto). Estas personas sabían que la naturaleza siempre es cíclica, sus vidas dependían de ese ciclo, vivían en el entorno con una conexión, que nosotros humanos modernos, no podemos ni siquiera imaginar, eran parte intrínseca de ella, de un todo.

La arquitectura dolménica onubense es el interesante resto de una cultura y una época pasada que nos suscita inquietudes e incertidumbres acerca de su forma de ser. Os invito a conocer este rico mundo y a que os cuestionéis el porqué, el cómo y el para qué de estos restos para que forjéis vuestras propias conclusiones y recordad… No tenemos ni un solo documento escrito de la época que nos diga a ciencia cierta qué son…

Llamad antes al ayuntamiento en cuestión para que os orienten sobre dónde están exactamente y cómo visitarlos con seguridad.
Leer más »

~ 0 comentarios ~ Etiquetas:

Recogida de firmas por internet para la restauración del monasterio de San Isidoro


Claustro de los muertos, donde se produjo el robo de los azulejos del siglo XVI / JOSÉ ÁNGEL GARCÍA.
La mesa constituida en Santiponce en defensa del monumento sopesa celebrar una nueva movilización en la capital. La iniciativa ha sumado en tres días casi 1.200 adhesiones.
16/02/2018. Diario de Sevilla.

La "mesa de trabajo" creada en Santiponce en torno al monasterio fortificado de San Isidoro del Campo, fundado en 1301, declarado bien de interés cultural (BIC) y donde en agosto de 2016 fue expoliado un paño de azulejos del siglo XVI, ha iniciado una recogida de firmas en el conocido portal digital Change.org, en demanda de la "restauración integral" de este monumento cuyo futuro está en pleno debate.

El monasterio se divide entre un sector propiedad de la Junta de Andalucía y otra zona perteneciente a la Fundación Casa Álvarez de Toledo y Mencos. La parte del monumento correspondiente a la citada fundación nobiliaria fue restaurada hace años mediante fondos autonómicos y a día de hoy, está gestionada por la Junta de Andalucía y es la única zona del recinto abierta a las visitas. Dicha actuación de rehabilitación y la gestión pública del sector del monumento perteneciente a la fundación nobiliaria responden al convenio firmado en 1991 entre la Junta y la fundación.

En concreto, y según la documentación, mediante dicho convenio de 1991, la Junta de Andalucía goza de la gestión de usos de una serie de espacios del monumento pertenecientes a la Casa Álvarez de Toledo y Mencos. Se trata de la iglesia primera y segunda, la sacristía, la sala capitular, el refectorio, la capilla de reservado, el claustro de los Muertos y sus dependencias anexas, el patio de los naranjos y el corral de los conejos, espacios en su mayor parte visitables gracias a su rehabilitación a manos de la Administración andaluza.

Convenio "obsoleto"

Pero a día de hoy, la Administración estudia desligarse de la gestión de la zona del monasterio perteneciente a la fundación nobiliaria y restaurada para su apertura al público. Al respecto, el delegado territorial de la Consejería de Cultura en Sevilla, José Manuel Girela, señala la "obsolescencia" jurídica del convenio firmado en 1991 entre ambas partes.

Según Girela, la Ley Andaluza de Patrimonio Histórico, en vigor desde hace más de diez años, y la Ley 40/2015 de Régimen Jurídico del Sector Público, han dejado "obsoleto" el mencionado convenio de 1991, acusando además a la Casa Álvarez de Toledo de "incumplir" sus obligaciones en materia de conservación del monumento.

No obstante, los colectivos de Santiponce recuerdan que "el 80 por ciento del monasterio es propiedad de la administración autonómica" y reclaman a la Junta que no se desligue de la gestión del monumento y además acometa la restauración de la parte del enclave cuya titularidad ostenta. Y es que el sector del monasterio correspondiente al claustro grande, la torre barroca, las caballerizas, la almazara o la fachada neoclásica, precisamente el sector de titularidad pública, espera una restauración como la ya acometida en el otro sector del monumento.

"Severo peligro de derrumbe"
A la hora de reclamar adhesiones a su petición, el colectivo recuerda que este sector del monumento perteneciente a la Junta de Andalucía "se encuentra en severo peligro de derrumbe. "El proyecto de rehabilitación supondría una inyección de revitalización no sólo de Santiponce, sino de la comarca, por su atractivo turístico y económico", defiende el colectivo. Tres días después del inicio de esta recogida de firmas, la misma ha cosechado ya casi 1.200 adhesiones.

En paralelo, recordemos que en la última reunión de la "mesa" de trabajo conformada entre los colectivos conservacionistas, partidos políticos y asociaciones de Santiponce fue debatida la idea de celebrar una nueva movilización ciudadana para reclamar a la Junta que no se desligue de la gestión de la parte restaurada del enclave y afronte la rehabilitación del sector de su propiedad.
Leer más »

14 feb. 2018 ~ 0 comentarios ~ Etiquetas:

Arrancan las obras en el sector oeste y la puerta libitinaria del anfiteatro de Itálica

13/02/2018. Diario de Sevilla.

El anfiteatro romano de Itálica se somete desde ayer a unas obras de intervención en su sector oeste y en el entorno de la puerta libitinaria, para las que la Consejería de Cultura ha dispuesto un presupuesto cercano a los 500.000 euros, cofinanciados con fondos Feder. El proyecto plantea la conservación preventiva de las fachadas de este sector del anfiteatro, y la actualización y mejora del sistema de drenaje de la ladera, lo que posibilitará mejorar la respuesta del yacimiento a la lluvia, y, por otro lado, también incluye la reordenación de caminos y recorridos, que permitirá la reapertura del itinerario de visitas, según ha recogido en una nota de prensa la Consejería de Cultura.

La ejecución de las obras de conservación del sector noroeste del anfiteatro tendrá un importe de 457.998,92 euros; el contrato para la dirección facultativa y la coordinación de seguridad y salud de las obras de conservación está presupuestado en 23.505,71 euros, y el contrato menor para el seguimiento y control arqueológico durante la ejecución de las obras tiene un importe de 15.024,27 euros. Las actuaciones desarrolladas hasta el momento por la Consejería de Cultura en el inmueble han consistido en la realización de una serie de estudios previos que han incluido la realización de levantamientos planimétricos, trabajos de prospección y reconocimiento de la red de saneamiento existente, estudios hidrológicos, movimientos de tierra, limpiezas y estabilización de zonas, así como el diagnóstico del estado estructural de los sectores norte y oeste del anfiteatro.
Leer más »