17 jun 2024 ~ 0 comentarios ~ Etiquetas:

Esther Rodríguez, codirectora de las excavaciones del Turuñuelo: “Tarteso ya no es una civilización tan misteriosa”

La arqueóloga destaca el valor del yacimiento pacense para arrojar luz sobre la sociedad que ocupó hace 2.500 años el suroeste peninsular, como demuestran los hallazgos que emegen campaña tras campaña.

16/06/2024. OKDiario. Santiago Manchado. 

Prácticamente es ya un tópico escribir que el yacimiento arqueológico de 'Casas del Turuñuelo' (Guareña, Badajoz), está repleto de secretos. Lleva diez años permitiendo que un equipo de arqueólogos, dirigidos por Esther Rodríguez y Sebastián Celestino, excaven en su interior y den a conocer hallazgos de tal importancia que están permitiendo descifrar Tarteso, una civilización o una sociedad que ocupó el suroeste peninsular en la I Edad del Hierro, hace unos 2.500 años, y que hasta hace poco estaba envuelta en el mito y la leyenda.

Aún se desconoce qué función desempeñó el edificio que se ha convertido en una cápsula del tiempo, pero hay evidencias de su importancia política y económica en el territorio. Solo por mencionar los hallazgos más mediáticos, hasta ahora han salido a la luz una hecatombe animal con casi medio centenar de caballos y vacas, el mayor sacrificio de animales documentado en el Mediterráneo occidental; una escalera monumental; un sarcófago con forma de bañera adornado; los primeros rostros tartésicos, encontrados el año pasado; y ahora una tablilla de pizarra grabada con escenas de guerreros, ensayos de caras realizados por un artesano y... la sorpresa que ha puesto el broche a la sexta campaña de excavaciones, que ha concluido hace unos días: un abecedario paleohispánico desconocido hasta ahora.

¿Qué cree que puede suponer el descubrimiento de este abecedario?

En primer lugar, la constatación de que en el yacimiento de 'Casas del Turuñuelo' conocían la escritura y la utilizaban. Es verdad que estamos ante un abecedario pero eso abre la puerta a que futuros hallazgos nos permitan documentar, por ejemplo, algún tipo de tablilla de contabilidad... no sé, nosotros por soñar... Bueno ya hemos cumplido el sueño de que apareciera algún tipo de escritura, ahora, ojalá, consigamos aumentar el número de evidencias y eso nos ayude a comprender, incluso a saber qué dice este tipo de escritura, quién sabe.

Dice que soñaban con encontrar algún tipo de escritura, pero ¿era una posibilidad realista que barajaba el equipo de arqueólogos?

Siempre cuando alguien nos preguntaba qué nos gustaría encontrar en el Turuñuelo, la escritura estaba entre las primeras opciones. Lógicamente estaba entre las posibilidades porque sabemos que en esta cronología, o sea, entre el siglo VI y V antes de Cristo, la escritura se utilizaba por evidencias que ya teníamos en otros yacimientos. También es verdad que normalmente estas escrituras se realizaba en un soporte perecedero, bien en madera o en tablillas de cera, y por eso su aparición no suele ser tan habitual. Pero nosotros, desde que empezamos los trabajos, tratamos con mucho mimo las pizarras, todas las lavamos, las miramos de arriba abajo, porque es verdad que la pizarra es un soporte que a lo largo de la historia se ha utilizado muchas veces para grabar. Por eso desde las primeras campañas guardamos hasta la última pizarra que aparece y este año, por fin, nos hemos llevado la sorpresa de que esta tablilla contaba con una serie de grabados en la que, en primer lugar, identificamos todos los elementos figurados y ejercicios geométricos que tiene la pizarra, y gracias a la ayuda del investigador Joan Ferrer hemos conseguido identificar este abecedario.

Usted ya advirtió en la presentación de los resultados de la sexta campaña de excavaciones que de esa placa de pizarra se iba a extraer mucha información.

Aunque lo que ha trascendido principalmente son estos tres guerreros, dos vestidos y luchando, y el otro tumbado, desnudo y con casco, la tablilla tiene una gran cantidad de detalles. Es verdad que son difíciles de ver porque hay que usar una luz rasante en función de la zona y además se ve mucho mejor con un microscopio que a la vista normal. Entonces quizás han pasado desapercibidos pero hay varios ejercicios de ensayos de caras, la pizarra está grabada por las dos partes, hay más personajes, círculos, cuadrados... Ahora habrá que analizarlo todo minuciosamente y uno a uno para entenderlo y comprender su significado.

¿Aún no habéis tenido la oportunidad de estudiar las caras que aparecieron el año pasado en la quinta campaña de excavaciones?

No porque los rostros salieron: primero fueron a Badajoz a una pequeña exposición, luego fueron a Madrid a la exposición de Tarteso que habíamos organizado nosotros en el Museo Arqueológico Regional de Alcalá de Henares y actualmente están en el Instituto de Patrimonio Cultural de España. Una vez que concluya su restauración nos meteremos a fondo en su estudio porque, aunque es verdad que la fotografiamos y tenemos todos los fragmentos documentado, hay que mirarlas al detalle para que no se nos escape ningún elemento, hay que ver los resultados de las analíticas para conocer el tipo de piedra...

¿Pero cree que la tablilla de pizarra con los grabados y el abecedario contiene más información para la investigación arqueológica e histórica?

Son hallazgos diferentes, cada uno tiene su importancia porque cada uno aporta un volumen de información, lo que ocurre es que la pizarra, sumándole ahora la presencia del abecedario, atesora un volumen de información enorme y no solo por la presencia de la escritura, también por el detalle con el que fueron dibujados los guerreros, completamente vestidos, el armamento... Hay muchos detalles que analizar y que van a aportar mucho volumen de información.

¿Aún se sorprenden los investigadores de este yacimiento cuando en cada campaña de excavaciones sacan a la luz restos que podrían arrojar luz sobre la civilización de Tartesos?

Más que una sorpresa es una suerte. Tenemos la suerte de trabajar en un yacimiento arqueológico con un estado de conservación excepcional. Eso permite que en cada campaña tengamos estos elementos que hacen que el yacimiento sea todavía más especial. Pero insisto en que es más suerte que sorpresa porque hay muchas cosas que el yacimiento aporta pero no trascienden, quizá porque no son tan visibles. Por ejemplo, el año pasado aparecieron los rostros y eso eclipsó todo lo demás, pero también excavamos una techumbre de hace 2.500 años del siglo V antes de Cristo donde conseguimos individualizar las vigas, la materia vegetal y el mortero de tierra que conformaba el techo. Eso a nivel arqueológico e histórico es un tesoro. Entiendo que visualmente no trasciende porque son unas capas de tierra y solo el ojo experto se da cuenta, pero en cuanto a la documentación, el nivel de información que el yacimiento aporta es enorme en muchos ámbitos de la investigación. Pero son los hallazgos materiales y los más vistosos los que terminan trascendiendo a la sociedad en general.

¿Qué información de valor ha aportado en la última década 'Casas del Turuñuelo' para descifrar una civilización tan desconocida, que se mueve entre el mito y la leyenda?

Cada vez es una civilización más conocida. La arqueología nos está abriendo un gran número de líneas de investigación y creo que, entre lo que hacemos en Extremadura y lo que hacen los colegas de Huelva, Sevilla y Cádiz, Tarteso ya debería abandonar un poco ese ese ámbito del misterio porque ya no es una civilización tan misteriosa. Es verdad que nos falta todavía ese eslabón que una lo que las fuentes antiguas nos narran, que fue el origen del estudio de Tarteso, con lo que la arqueología hoy en día nos está mostrando. Pero cada vez las evidencias son más claras y tenemos definido de una manera más nítida qué es lo que nosotros entendemos por Tarteso. ¡Ojo! Una cosa importante es que ,claro, Tarteso es un concepto que hemos tomado de las fuentes clásicas pero realmente no sabemos, y solo la epigrafía nos podrá resolver si la gente que vivía en el suroeste de la Península Ibérica entre los siglos VIII y V antes de Cristo se identificaban a sí mismos como tartésicos. Ese es un trabajo que todavía tenemos que realizar, lo que pasa que de alguna manera lo tenemos que denominar y nosotros, la comunidad científica, los hemos englobado dentro del concepto de Tarteso. Pero nada tiene que ver el Tarteso del misterio de la leyenda de principios del siglo XX con lo que a día de hoy conocemos. Hoy tenemos una un conocimiento de la realidad cultural y material de las sociedades de la I Edad del Hierro muchísimo más amplio.

En Extremadura hay evidencias de yacimientos tartésicos, como el de Cancho Roano, por ejemplo, pero siempre ha sido una civilización muy vinculada al valle del Guadalquivir, por lo que puede parecer llamativo a simple vista la riqueza y valor de los hallazgos en el Valle del Guadiana.

Nosotros, en este caso, tenemos la suerte de que casi todos nuestros yacimientos están en el medio rural con lo que son fáciles de excavar y acceder porque normalmente están en el campo. Sin embargo, para llegar a los niveles tartésicos de Sevilla o Huelva primero hay que excavar la parte contemporánea, la moderna, el mundo andalusí, el romano... Muchas veces llegar a los niveles de cronología protohistórica es muy complicado. Además, en sitios como Huelva se suma la existencia de un nivel freático, que dificulta los trabajos. Es decir, no es que la zona del Guadiana sea mucho más rica ni mejor, solo que tenemos la suerte de tener los yacimientos en el medio rural, lo que también hace que se conserven mejor porque no hay una sobreocupación del espacio. En 'Casas del Turuñuelo', la ocupación posterior, que son algunos muros de época romana, es muy leve y eso permite que los restos protohistóricos que hay debajo se conserven muy bien.

¿Qué información se conoce ya sobre qué fue 'Casas del Turuñuelo?

Seguimos trabajando en ello. Nunca hemos lanzado una hipótesis que defina exactamente qué es el yacimiento porque creemos que aún queda mucho por excavar, aunque es cierto que el hallazgo este año de un espacio artesanal hace que tome importancia la hipótesis de que el edificio tenga un papel político y económico fundamental en el territorio. De todas formas sigue siendo prematuro el decir si es un palacio o puede ser un santuario porque queda mucho por excavar y el mínimo detalle puede cambiar la lectura de la funcionalidad del edificio.

En la zona del valle del Guadiana hay muchos otros túmulos. ¿Ha sido suerte excavar en el Turuñuelo con la riqueza que está demostrando?

Cuando yo estaba realizando mi tesis doctoral sobre el poblamiento del Valle medio del Guadiana en la I Edad del Hierro seleccionamos algunos de estos túmulos, entre ellos el Turuñuelo de Mérida y el de Guareña, para hacer un sondeo y reconstruir el paleopaisaje, que era una de las líneas de investigación que en aquel momento el equipo de Sebastián Celestino estaba siguiendo. Pero elegimos el Turuñuelo de Guareña como podríamos haber elegido cualquier otro, por lo que no sé a quién se lo tengo que agradecer, si a la intuición o a la suerte. El caso es que fui para 15 días para hacer un trabajo puntual y ya llevo diez años vinculada al yacimiento, e imagino que una vida ya.

¿Qué queda en el yacimiento o qué esperáis encontrar en las próximas campañas?

Es imposible de saber y menos en 'Casas del Turuñuelo' porque todos los años planteamos unos objetivos e intentamos entender por dónde va a ir el yacimiento pero creo que de alguna manera nos oye y cambia para rompernos los esquemas. La verdad es que es muy apasionante. Entonces quién sabe. El próximo año continuaremos excavando en la zona de artesanía, ojalá y consigamos identificar más contextos que nos permitan entender la figura de estos artesanos, que está muy desdibujada ahora mismo en el conocimiento de la I Edad del Hierro del suroeste. Bienvenido todo lo que tenga que venir y todas las sorpresas que el Turuñuelo nos quiera deparar.

Leer más »

16 jun 2024 ~ 0 comentarios ~ Etiquetas:

Itálica recuperará espacios paisajísticos con visión panorámica al barrio adrianeo con una inversión de 400.000 euros

La restauración de la zona forestal norte por parte de la consejería de Turismo se realiza con cargo a fondos europeos agrarios FEADER y se enmarca en la estrategia de conservación preventiva del anfiteatro

16/06/2024. Diario de Sevilla

La Consejería de Turismo, Cultura y Deporte llevará a cabo la restauración de la zona forestal del Conjunto Arqueológico de Itálica, una actuación en la que invertirá 400.000 euros y que permitirá dotar al espacio de zonas de esparcimiento para el público, recuperar espacios paisajísticos con visión panorámica al barrio adrianeo, además de recuperar la función principal de esta masa forestal, que es la de mantener estable la ladera de este cerro sobre el cual se asienta el graderío norte del anfiteatro.

Las actuaciones contempladas en este proyecto atienden a una actuación integral de conservación preventiva sobre el anfiteatro romano, tal y como se define en el Plan Nacional de Conservación y Preventiva, es decir, se interviene en el entorno inmediato del bien para garantizar su preservación y puesta en valor. Y es, precisamente, lo que se va a hacer con estos trabajos, que se llevarán a cabo en la zona conocida como área forestal norte de Itálica.

Por un lado, se procederá a la adecuación de los itinerarios de visita para la apertura al público y la puesta en valor de los sectores perimetrales del anfiteatro romano, lo que va a permitir recuperar estos espacios paisajísticos para el recorrido público del Conjunto Arqueológico. Esto hará posible que el visitante obtenga una visión panorámica del anfiteatro y el barrio adrianeo.

Además, se habilitarán zonas de descanso y se dotará a la zona de fuentes de agua potable, bancos, papeleras y carteles explicativos relacionados con el ámbito ambiental y paisajístico, haciendo la visita más cómoda y divulgativa para los visitantes. Ligado a este aspecto se crearán itinerarios botánicos, a través de una cartelería explicativa específica acerca de las especies botánicas existentes (como encinas, acebuches y algarrobos) y relacionadas con el ámbito arqueológico.

Los trabajos de restauración previstos se desarrollarán en unas zonas naturalizadas arboladas, que abarcan una superficie de 8,88 hectáreas. En esta zona cabe señalar la presencia de una laguna artificial de aguas someras cuyo vaso tiene una superficie de unos 6.200 m2. En concreto, este vaso presenta problemas de filtraciones lo que provoca problemas de conservación en la fachada oeste del anfiteatro, causando la proliferación de vegetación riparia en el propio edificio. Para solucionar este problema se procederá a realizar un estudio piezométrico que defina la localización y entidad de las filtraciones.

La restauración de la zona forestal ampliaría los espacios abiertos a la visita pública, completando los itinerarios actuales en el Conjunto Arqueológico de Itálica. En este sentido, recordar la apertura a principios de febrero del mirador panorámico del Teatro Romano, un espacio de casi 500 m2 de superficie, con el que este conjunto ampliaba la oferta monumental.

Leer más »

13 jun 2024 ~ 0 comentarios ~ Etiquetas:

Itálica aspira a obtener la distinción del Sello del Patrimonio Europeo

La Junta trabaja en la reformulación de la candidatura a Patrimonio Mundial. 

13/06/2024. ABCABC

El Conjunto Arqueológico de Itálica aspira a obtener la distinción del Sello del Patrimonio Europeo y ser el primer espacio andaluz en contar con ese reconocimiento, que ya tienen cuatro sitios culturales en España. De este modo, la Consejería de Turismo, Cultura y Deporte ha iniciado los trabajos técnicos para que dicho espacio puede obtener la citada distinción.

Así lo ha anunciado en su intervención en el pleno del Parlamento el consejero de Turismo, Cultura y Deporte, Arturo Bernal, que ha señalado que desde la Dirección General de Patrimonio Histórico «ya se trabaja en llevar a cabo las actuaciones necesarias para enfocar la gestión y la difusión del espacio en clave europea».

En este sentido, Bernal ha explicado en la Cámara andaluza que el trabajo para la presentación de esta candidatura a Sello del Patrimonio Europeo se realiza de forma paralela a la reformulación de la candidatura del Conjunto Arqueológico de Itálica a Patrimonio Mundial, candidatura que la Junta asumió el pasado mes de febrero tras el traspaso de la documentación del Consejo Asesor de la Candidatura 'Itálica. Ciudad Adrianea', inscrita en la Lista Indicativa del Patrimonio Mundial.

El Conjunto Arqueológico de Itálica podría ser el primer espacio cultural andaluz en obtener esta distinción -'European Heritage Label'-, que en España sólo se le ha concedido hasta ahora a cuatro sitios: la Residencia de Estudiantes de Madrid, el Archivo de la Corona de Aragón, el Parque Minero de Almadén y el monasterio de San Jerónimo de Yuste.

Con este sello, que parte de la Comisión Europea, se pretende promover aquellos enclaves o manifestaciones culturales con especial significado y relevancia, bien para el desarrollo de la cultura y la historia europeas, o bien para la constitución de la Unión Europa como institución.

Así, su objetivo prioritario es materializar mediante el patrimonio cultural común de Europa el lema europeo de unidad en la diversidad, el refuerzo del sentimiento de pertenencia a la Unión de sus ciudadanos, en especial los jóvenes, sobre la base de los valores y elementos compartidos de historia y patrimonio cultural europeos, así como la valoración de la diversidad nacional y regional y el refuerzo del diálogo intercultural.

Los sitios distinguidos con el Sello del Patrimonio Europeo se centran en la promoción de los valores simbólicos europeos y en el papel significativo que esos lugares han desempeñado en la historia y la cultura de Europa. También proponen actividades educativas enriquecedoras, especialmente para los jóvenes.

Leer más »

~ 0 comentarios ~ Etiquetas: ,

Camas contrata la creación de los contenidos audiovisuales del museo del tesoro y yacimiento del Carambolo

El proyecto aspira a ser "una propuesta museística puntera y vanguardista que constituya un activo turístico de primer nivel". 

12/06/2024. Diario de Sevilla

El Ayuntamiento de Camas (Sevilla), gobernado por el socialista Víctor Ávila, ha adjudicado finalmente a la empresa madrileña Intervento 2 SL, por 295.577 euros, la creación y suministro de los contenidos y elementos audiovisuales del futuro centro de interpretación promovido en la antigua Casa Consistorial de la plaza de la Constitución, en torno al yacimiento arqueológico del Cerro del Carambolo, donde descansan los restos de un antiguo santuario fenicio del que deriva el célebre tesoro homónimo descubierto en dicho enclave.

La memoria técnica de esta contratación, recogida por Europa Press, recuerda que las ruinas del yacimiento de El Carambolo, localizado en la cima del cerro del que toma su nombre, en Camas, siguen siendo "inaccesibles" al público porque "se encuentran actualmente protegidas y cubiertas", toda vez que los materiales arqueológicos rescatados de dicho enclave, sobre todo el fastuoso tesoro de 21 piezas de oro de 24 quilates, están "repartidos por diversas instituciones" culturales ajenas a la localidad.

Partiendo de este marco, esta contratación estaba destinada a encargar a una empresa especializada la creación de los contenidos del mencionado museo, en un edificio municipal expresamente rehabilitado para ello por la Diputación provincial, mediante "un modelo de sólida base tecnológica" con el que "poder desarrollar un relato fundamentado a la vez que al alcance de todos los públicos, sobre la cultura tartésica", fruto de la influencia fenicia en las poblaciones locales de esta zona.

El documento técnico invoca así el "concepto de museo vacío", detallando que la idea es "jugar con el espacio y el tiempo para hacer tangible lo que sólo es recuerdo", "mediante audiovisuales y técnicas holográficas".

Se trata, así, de "presentar al visitante una síntesis de los resultados de las investigaciones científicas traducida a un lenguaje audiovisual atractivo y sugerente, aunando el rigor científico y académico con la mayor calidad divulgativa" y superando "la imposibilidad de mostrar piezas físicas que están repartidas por otras instituciones", mediante "una propuesta museística puntera y vanguardista que constituya un activo turístico de primer nivel".

LA REHABILITACIÓN DEL EDIFICIO

Fue en enero de 2023, recordémoslo, cuando la Diputación de Sevilla adjudicaba a la empresa Mulconsa Edificación Civil por 873.392 euros, tras una segunda licitación, el proyecto destinado a la rehabilitación de la antigua Casa Consistorial de Camas, ubicada en la plaza de la Constitución de dicho municipio aljarafeño; y su adaptación como nuevo centro de interpretación del yacimiento arqueológico del cerro del Carambolo,

A finales de octubre de 2021, el pleno del Ayuntamiento de Camas aprobaba ya este proyecto básico y de ejecución. Durante aquella sesión plenaria, el concejal de Hábitat Urbano de Camas, Miguel Ángel Marín, explicaba que el citado proyecto básico y de ejecución había sido diseñado por los servicios de la Diputación provincial, consistiendo en "la rehabilitación estructural interior y exterior" de la antigua Casa Consistorial de la plaza de la Constitución, para su adecuación como centro de interpretación.

UN MUSEO CON "ÚLTIMAS TECNOLOGÍAS"

El entonces alcalde, el socialista Rafael Recio, agregaba de su lado que además de esta actuación para habilitar como centro de interpretación el antiguo ayuntamiento, sería licitado este nuevo contrato más para el "contenido pedagógico y museológico", para lo cual se apostaría por "últimas tecnologías de realidad aumentada y realidad virtual" para suplir el hecho de que el municipio no tiene para sí los vestigios arqueológicos muebles rescatados del famoso yacimiento de El Carambolo, un enclave de peso indudable en la protohistoria de Andalucía.

En paralelo, recordemos que la calle Almería del barrio de El Carambolo, ubicado a unas decenas de metros del citado yacimiento, en la cima del cerro del que toma su nombre, ha sido habilitada como "museo" al aire libre con la instalación de espectaculares reproducciones a gran escala de las piezas del fastuoso tesoro, conformado por 21 piezas de oro de 24 quilates minuciosamente labradas al estilo oriental entre los siglos VIII y VII de la era previa a la actual.

Entretanto, los vestigios descubiertos en la corona del cerro esperan un proyecto general de investigación, después de que los terrenos fuesen cedidos en 2022 a la Administración autonómica por parte del Grupo promotor Gabriel Rojas, que los adquirió allá por el año 2000 para construir un hotel integrando los restos históricos, si bien las restricciones impuestas al proyecto en materia de patrimonio histórico llevaron a la empresa a desistir del mismo.

LA SITUACIÓN DEL TESORO

En ese marco, la titularidad del tesoro es ostentada por el Ayuntamiento de Sevilla capital, si bien el ajuar está adscrito a la colección del Museo Arqueológico Provincial, de propiedad estatal pero gestionado por la Junta de Andalucía, toda vez que la exhibición de las piezas originales del tesoro lleva años y años pendiente de la reforma y modernización del citado museo, ya contratada.

Como consecuencia de toda esta situación, el Ayuntamiento de Camas ha reclamado en diversas ocasiones "justicia" para la localidad como cuna del tesoro de El Carambolo y del yacimiento arqueológico al que está unido dicho ajuar, al tratarse tales activos de toda una "seña de identidad local".

Leer más »

8 jun 2024 ~ 0 comentarios ~ Etiquetas:

Descubren escenas de guerreros del siglo VI y V a.C. en un yacimiento tartésico de Badajoz

Junto con los grabados hallados en pizarra, la VI campaña de excavación del Instituto de Arqueología de Mérida desvela también la localización de la puerta este del edificio tartésico en una fachada monumental de más de tres metros de alto. 

07/06/2024. Agencia Sinc

Los trabajos arqueológicos desarrollados durante la VI Campaña de Excavaciones en el yacimiento arqueológico de Casas del Turuñuelo, en Guareña (Badajoz), han desvelado, entre el numeroso material recuperado, una placa de pizarra de unos 20 centímetros grabada en sus dos caras donde pueden identificarse varios motivos.

En ella se combinan ejercicios de dibujo con la repetición continuada de rostros o figuras geométricas y una escena de combate en la que interactúan tres personajes. Los primeros indicios apuntan a que esta pieza única en la arqueología peninsular serviría de apoyo al artesano a la hora de grabar motivos en piezas de oro, marfil o madera.

La nueva campaña ha permitido, además, descubrir la ubicación de la puerta este que da acceso a la Estancia de las gradas, excavada en 2023 y conocida por el hallazgo de los primeros relieves figurados de Tarteso.

El equipo del Instituto de Arqueología de Mérida (IAM), centro mixto del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y la Junta de Extremadura, dirigido por Esther Rodríguez González y Sebastián Celestino Pérez, es el responsable de estas excavaciones arqueológicas que ya fueron noticia por el hallazgo del mayor sacrificio de animales en el Mediterráneo occidental y por el descubrimiento de las primeras representaciones humanas de Tarteso.

En una rueda de prensa celebrada hoy, el equipo de expertos del CSIC ha destacado la importancia de la placa de pizarra descubierta, que muestra a cuatro individuos que han sido identificados como guerreros, dada la vestimenta que los decora y las armas que portan.

Aunque la pieza debe ser objeto de estudio, los primeros indicios apuntan a que se trata de una pizarra de orfebre, un material que serviría de apoyo al artesano a la hora de grabar los motivos diseñados en piezas de oro, marfil o madera.

“Este hallazgo supone un ejemplo único en la arqueología peninsular y nos acerca al conocimiento de los procesos artesanales en Tarteso, invisibles hasta el momento, al mismo tiempo que nos permite completar nuestro conocimiento acerca de la vestimenta, el armamento o los tocados de los personajes representados, pues en ellos proliferan los detalles”, indica Rodríguez.

Esta documentación complementa el hallazgo realizado en la pasada campaña, donde la documentación de varios rostros permitió, por primera vez, admirar cómo la sociedad de los siglos VI-V a.C. portaba sus joyas.

La puerta del este

El descubrimiento de la puerta este del edificio, ubicada en el centro de una fachada monumental de más de tres metros de altura, confirma, según el equipo investigador y en base a la naturaleza de los restos arquitectónicos documentados, el acceso principal al edificio en su extremo oriental, que conserva en pie sus dos plantas constructivas. La puerta comunica la Estancia de las gradas con un extenso patio pavimentado de pizarras frente al cual se localiza un pasillo empedrado. Este corredor separa el cuerpo principal del edificio con un conjunto de estancias en las que se han podido recuperar interesantes lotes de materiales.

Asimismo, los materiales arqueológicos recuperados de las estancias anexas ubicadas frente a dicho acceso, permiten apuntar que se trata de la zona de producción o área artesanal del edificio. Este contexto único permitirá conocer en profundidad los procesos productivos de la I Edad del Hierro en el suroeste peninsular.

Cuatro espacios excavados

En total se han podido individualizar y excavar cuatro espacios en los que se han recuperado lotes de cerámica, distinguiéndose recipientes en miniatura, otros con decoración incisa, diversas herramientas de hierro, un lote de marfiles o un conjunto de pesas de telar en proceso de fabricación que ponen de nuevo de manifiesto la existencia de una artesanía del tejido en este enclave. Esta evidencia ya se puso de relieve tras la documentación de restos de tejidos, como los fragmentos de lino y de lana documentados en campañas anteriores y que suponen ejemplos únicos de la arqueología peninsular.

Se han recuperado lotes de cerámica como recipientes en miniatura, otras con decoración incisa, diversas herramientas de hierro o un lote de marfiles 

El hallazgo de la puerta permite cerrar uno de los hitos que este grupo de investigación había marcado para entender mejor la organización espacial del monumento y la verdadera función que desempeñó. La misma relevancia tiene el descubrimiento de las estancias exteriores dedicadas a diferentes trabajos artesanales, permitiendo entrar en cuestiones sociales muy desconocidas para esta época y profundizando en la figura del artesano en Tarteso.

Cada nueva revelación supone un avance en la interpretación de esta cultura, lo que a su vez consolida aún más la trascendencia que tuvo en el Valle del Guadiana durante sus últimos momentos.

“Nuestros esfuerzos se van a centrar ahora en estudiar los restos recuperados, tanto de los relieves de las caras como de los marfiles. En cuanto a los trabajos arqueológicos en el yacimiento, nuestra meta para la próxima campaña es delimitar esas áreas de producción que parece que se prolongan, al menos, por todo el lado oriental del yacimiento. En paralelo, comenzaremos a abrir las habitaciones que flanquean el espacio principal, que cuentan con un grado de conservación excelente y nos pueden ayudar a definir la funcionalidad del edificio”, concluye Celestino.

Construyendo Tarteso

Construyendo Tarteso es un proyecto de la Agencia Estatal de Investigación dentro del Plan Estatal I+D+i del MICIU. Su objetivo principal es caracterizar la cultura material tartésica a través del análisis arquitectónico de los grandes edificios de adobe excavados en las últimas décadas e introducir el concepto de arquitectura como elemento integrado en el territorio.

El yacimiento de Casas del Turuñuelo se localiza en la comarca de las Vegas Altas del Guadiana, próximo a la desembocadura del río Búrdalo. En 2015 comenzó su primera campaña de excavación y, actualmente, el personal investigador se encuentra inmerso en la sexta, donde se enmarca el descubrimiento de la puerta este del edificio. Su singularidad se fundamenta especialmente en su excelente estado de conservación, lo que permite documentar técnicas constructivas y soluciones arquitectónicas que, hasta la fecha, no se habían documentado en un yacimiento tartésico.

El proyecto Construyendo Tarteso pertenece al Instituto de Arqueología de Mérida (IAM), un centro de investigación que inició su andadura en el año 2000. El objetivo principal del IAM es promover la investigación científica sobre el patrimonio arqueológico, desde el ámbito regional de la Comunidad Autónoma de Extremadura, hasta el internacional.

Leer más »