12 dic. 2017 ~ 0 comentarios ~ Etiquetas:

El robo en San Isidoro del Campo estuvo dirigido por una banda de profesionales


Un panel tapa la zona expoliada. / JUAN CARLOS VÁZQUEZ.
Las piezas cerámicas del XVI que se sustrajeron pesaban 240 kilos.
08/12/2017. Diario de Sevilla.

El robo perpetrado en agosto de 2016 en el monasterio de San Isidoro del Campo, ubicado en Santiponce y declarado bien de interés cultural (BIC), se saldó con la sustracción de 392 piezas de azulejo, cenefas y rodapiés con un peso de 240 kilos, si se tiene en cuenta el mortero adosado a los materiales. Estos datos proceden del estudio elaborado por la Asociación de Amigos de la Cerámica Niculoso Pisano. Para estos expertos, el robo lo cometieron verdaderos "profesionales".

Así lo expone Jesús Marín García, presidente de dicha asociación, en un artículo publicado en el boletín de noviembre de la Asociación Ben Baso de Profesores para la Difusión y Protección del Patrimonio Histórico. Marín analiza el conocido expolio perpetrado el 17 de agosto de 2016 en el claustro de los muertos del monasterio de San Isidoro del Campo, donde "recortes radicales en el gasto público afectaron gravemente la conservación del patrimonio y propiciaron el estado de precariedad del enclave".

QUIENES REALIZARON EL ROBO SABÍAN CÓMO EXTRAER LAS PIEZAS SIN PROVOCAR DAÑOS

El presidente de la Asociación de Amigos de la Cerámica Niculoso Pisano precisa que fueron sustraídos "seis modelos distintos de azulejería de arista del siglo XVI, atribuida a Niculoso Pisano según el historiador Pedro Respaldiza, y a los hermanos Polido, según el profesor Teodoro Falcón". El total de piezas robadas se eleva a 392, concretamente 300 azulejos, 65 cenefas y 27 piezas de rodapiés.

Partiendo de la premisa de que "cada azulejo tiene un peso de 495 a 510 gramos, que podría llegar a los 600 gramos contando con el mortero adosado, el peso total del panel robado está en torno a los 240 kilos", según Jesús Marín García, cuyo artículo expone que "parece ser que los ladrones cargaron todo el material en sacos y lo sacaron a hombros por la parte del Claustro de la Hospedería, y de ahí pasarían a la zona no rehabilitada del monasterio, lugar abandonado y con escasa vigilancia".

"Quienes encomendaron el robo supieron elegir bien las piezas, aconsejaron cómo extraerlas sin excesivos daños y sin tocar otros azulejos de data posterior y formato diferente". Para Marín, los autores materiales del expolio "sabían a lo que iban" y "no responden al perfil de ladronzuelos". "La tranquilidad con la que trabajaron (cuatro horas) revela que tenían conocimiento de los lugares en los que están colocadas las cámaras y sensores de movimiento, así como un conocimiento exacto de por dónde hace guardia el vigilante nocturno.
Leer más »

6 dic. 2017 ~ 0 comentarios ~ Etiquetas:

La gestión del Riopudio sigue sin resolverse

En diciembre vence el contrato de la CHG para el mantenimiento, que asumió sólo durante un año.
04/12/2017. Diario de Sevilla.

Si hay un proyecto ambiental que, de alguna manera, ha hecho comarca en el Aljarafe es la recuperación del arroyo Riopudio, cuya cuenca afecta a 12 municipios. Estrangulado durante años por la eclosión inmobiliaria y convertido en cloaca, con el riesgo que ello supone cuando llueve torrencialmente y el agua busca su espacio, su restauración fue un empeño de la Asociación para la Defensa del Territorio del Aljarafe (ADTA) que hizo suyo la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) en la etapa de Jaime Palop al frente. Con mucho esfuerzo y vicisitudes -las competencias y el interés por estos proyectos se dispersan más que cuando se trata de carreteras, apunta el presidente de ADTA, Juan Antonio Morales- se llevó a cabo. La restauración arrancó en 2008 y finalizó en 2015, con una inversión de 11,7 millones de euros por parte del organismo, aunque el 80% se financió con fondos Feder.

El resultado son más 120 hectáreas de zona verde repartidas por nueve términos municipales, recogidas en el Plan de Ordenación del Territorio del Aljarafe (Potaus) como uno de los cinco parques metropolitanos y que muchos vecinos han hecho suyo. Son frecuentes ciclistas y paseantes. Hay negocios, sobre todo de equitación, en los alrededores. La zona más concurrida es la central, en la que se cruza con el cordel Triana-Villamanrique, junto al conocido como puente romano, sobre todo sábados y domingos, apuntan desde ADTA.

Sin embargo, y pese al potencial de un espacio verde que no hay que crear, sino que ya es una realidad, y que articula una comarca que de ser una ciudad única sería la tercera de Andalucía -más de 350.000 personas-, sigue sin concretarse qué administración y con qué fórmula llevará la gestión y mantenimiento del espacio. A finales de este mes de diciembre vence el compromiso de mantenerlo durante un año de la CHG, que en junio de 2016, tras unos meses de abandono que hicieron temer lo peor, adjudicó los trabajos a la empresa Tragsa. Los ayuntamientos han asumido tareas de desbroce con distintos planes de empleo y fondos propios, de la Diputación y la Junta. También se cumplen ahora los dos años de garantía por parte de la Unión Temporal de Empresas (UTE) que ejecutó las obras.

El año pasado, cuando ya se planteó este problema, la Mancomunidad de Fomento y Desarrollo del Aljarafe, con el apoyo de la Diputación y los ayuntamientos -también en este sentido el Riopudio ha hecho comarca-, dio un paso al frente y estudió la posibilidad de hacerse cargo del espacio natural, si bien los informes de Secretaría e Intervención advirtieron que se trata de una competencia impropia y que, legalmente, no puede asumir los costes y atribuciones que ello supone, sin que medie al menos una encomienda de gestión por parte de otra administración competente.

Según ADTA, todo pasa por que la Junta asuma el espacio, aunque luego se articule alguna otra fórmula para su gestión, que implique a los municipios. En ello se quedó a finales de 2016. A lo largo de 2015, los ayuntamientos también aprobaron mociones en los respectivos plenos, instando a las administraciones a colaborar para crear una "entidad de gestión".

Fuentes de la CHG, consultadas al respecto, confirmaron que el contrato de mantenimiento vence ahora. Si bien, no tienen previsto que hasta enero se retomen las reuniones con la Secretaría General de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, por un lado, y con la mancomunidad, la Diputación y los ayuntamientos, para concretar alternativas.

Según se apuntó en su día, se estima que el espacio necesitaría para su mantenimiento unos 500.000 euros al año, menos que otros parques urbanos, ya que este es más forestal. Pasados dos años de que se plantaron muchas especies, las necesidades de riego suelen ser menores, según apuntan desde ADTA.

Pero sí hace falta algún tipo de vigilancia -el vandalismo ya ha se ha producido en algunas zonas de merenderos acondicionadas- y desbroces de la vegetación. ADTA apunta también el interés por que esa gestión promueva actividades y participación en la zona en colaboración con los ayuntamientos.

Casi 20 kilómetros de recorrido que son ya un parque metropolitano

La rehabilitación del arroyo Ripudio abarca 19 kilómetros de extensión, los que recorre este cauce desde que nace en Olivares hasta que desemboca en el Guadalquivir a la altura de Coria del Río. En medio pasa por Salteras, Espartinas, Bormujos, Mairena del Aljarafe, Bollullos de la Mitación, Almensilla y Palomares del Río. Entre todos estos núcleos suman una población de 150.000 habitantes, aunque el parque pretende ser referencia para toda la comarca. El área restaurada supera las 200 hectáreas, con la recuperación vegetal de 48,7 de cauce y la reforestación de otras 150. La zona cuenta con senderos peatonales y ciclistas de más de 31 kilómetros, cinco áreas de descanso y 13 puentes de madera. El mal estado del arroyo del Riopudio antes de esa intervención había hecho que desapareciera toda la avifauna, que ahora ha vuelto y empieza a crecer.
Leer más »

~ 0 comentarios ~ Etiquetas:

ENTREVISTA “Gozamos de los mayores dólmenes del mundo de magia poderosa”

03/12/2017. Andalucía Información.

“Vi aquella tarde la mariposa amarilla entre las buganvillas en flor y pensé en la muerte. Su vuelo sutil me hizo recordar una de las supersticiones de mi abuela: Niña, si ves una mariposa amarilla revolotear a tu vera, reza para que el difunto no sea de los tuyos porque alguien, en breve, va a engrosar el reino de los muertos”. Así comienza la nueva novela de Manuel Pimentel, hombre polifacético, editor y escritor a partes iguales que vuelve al panorama literario con una obra que tiene un título contundente, Dolmen (Almuzara). Una novela que arranca en el dolmen aljarafeño de la Pastora con un cruento asesinato y que además de una apasionante historia nos descubre el gran patrimonio megalítico que el sur de la península ibérica alberga y que apenas conocemos.

Hace más de seis mil años comenzamos a erigir dólmenes, unas construcciones colosales que aún nos sorprenden en la actualidad. Los dólmenes siempre estuvieron ahí, poderosos y pacientes, orillados por la ciencia, despreciados por el siglo de las tecnologías y desconocidos por la mayor parte de la población. Pero, tras un crimen terrorífico perpetrado mediante un rito prehistórico en una hacienda del Aljarafe sevillano, una extraña rueda litúrgica comienza a girar fatalmente. Artafi Mendoza, arqueóloga, pronto comprende que la policía, con las técnicas del XXI, nunca podrá adentrarse en la mente mágica de la prehistoria, por lo que tendrá que desvelar, por ella misma, el misterioso secreto que se oculta bajo los crímenes megalíticos. Porque, desde siempre, el dolmen más poderoso fue, es y será, el que habita en nosotros mismos.

Más allá de su espléndida arquitectura, los dólmenes se enclavan en lugares de fuerza, que unen a la Humanidad con la Tierra y con los Cielos. Por eso irradian una extraña energía que, hoy en día, las almas sensibles comienzan a percibir. Quizás, por esa razón, alguien desea que el dolmen regrese hasta nosotros.

El viernes 1 de diciembre presentó su obra a pocos metros del impresionante triángulo de los dólmenes de la Pastora, Matarrubilla y Ontiveros. Abarrotó la sala del teatro Federico García Lorca de Castilleja de Guzmán con un público ávido de escucharle disertar sobre su obra y la magia de los dólmenes.

Hablamos con él justo cuando llega a la librería la tercera edición tras agotarse las dos primeras en menos de un mes.

¿Por qué ha querido ambientar este thriller en un ambiente megalítico? ¿Es un espacio literario agradecido?

–El mundo megalítico es el gran desconocido. Si unimos el asombro que nos produce su arquitectura colosal, con el misterio que nos evoca y encima descubrimos que muchos monumentos andaluces se asientan sobre dólmenes, la atracción de la novela está servida.

La magia del mundo de los dólmenes rodea a la historia abrazando incluso a los personajes en la actualidad. ¿Le ha pasado lo mismo mientras se documentaba para escribir?

–Mi documentación, aparte de libros leídos ha sido, sobre todo, entrevistas con arqueólogos y visitas a multitud de dólmenes de toda España, sobre todo de Andalucía. En muchos de ellos se percibe un fuerte halo espiritual, al estar sobre puntos de fuerza. En Andalucía gozamos de los mayores dólmenes del mundo de magia poderosa.

Artafi, la protagonista de su novela, es una arqueóloga que refleja la complicada situación laboral de sus colegas actualmente. Usted dirige un programa televisivo llamado Arqueomanía y sabemos que es su gran pasión. ¿Cree que la Arqueología es la “hermana pobre” en España?

–La arqueología es una profesión apasionante y vocacional. Desgraciadamente invertimos poco en investigación arqueológica, por lo que en estos años de crisis los jóvenes arqueólogos no lo han pasado bien. Tenemos un enorme patrimonio arqueológico, deberíamos estudiarlo y conocerlo mucho mejor.

La novela se ha agotado a los pocos días de su llegada a las librerías y hoy ya va por su tercera edición, al igual que en obras anteriores. ¿Cuál es el secreto?

–Contar las historias que se llevan dentro. El escritor debe escribir para él. Después los lectores llegan o no, en función de muchas circunstancias. Creo que en este caso, la novela también está gustando por la sorpresa que produce el mundo de los dólmenes, tan cercano como misterioso y apasionante.
Leer más »

~ 0 comentarios ~ Etiquetas:

La mesa del monasterio de Santiponce expone en el Parlamento la "imperiosa necesidad" de mantener su gestión

24/11/2017. La Vanguardia.

La "mesa de trabajo" creada en Santiponce (Sevilla) en torno al monasterio fortificado de San Isidoro del Campo, fundado en 1301, declarado bien de interés cultural (BIC) y donde en agosto de 2016 fue expoliado un paño de azulejos del siglo XVI, ha celebrado una reunión con el presidente de la comisión de Cultura del Parlamento Andaluz, José Luis Sánchez Teruel, en el marco de las gestiones emprendidas en defensa de este enclave patrimonial.

Según ha informado a Europa Press Juan José López, quien encabeza la asociación de "Amigos del Monasterio de San Isidoro del Campo-Centuria Romana de Santiponce", dicha reunión fue celebrada el pasado martes en la sede institucional del Parlamento andaluz.

El encuentro se celebraba, por cierto, después de que la Junta de Andalucía haya anunciado recientemente que sopesa desligarse de la gestión de la zona visitable de este recinto histórico dividido entre un sector propiedad de la Junta de Andalucía y otra zona perteneciente a la Fundación Casa Álvarez de Toledo y Mencos.

Y es que mientras el sector del recinto correspondiente a la mencionada fundación nobiliaria está abierta al público gracias a su restauración a manos de la Junta, el delegado de la Consejería de Cultura en Sevilla, José Manuel Girela, señala la "obsolescencia" jurídica del convenio firmado en 1991 entre la Junta y la fundación para la gestión de tal zona del monasterio.

En concreto, mediante dicho convenio de 1991, la Junta de Andalucía goza de la gestión de usos de una serie de espacios del monumento pertenecientes a la Casa Álvarez de Toledo y Mencos y actualmente visitables gracias a su restauración. Se trata de la iglesia primera y segunda, la sacristía, la sala capitular, el refectorio, la capilla de reservado, el claustro de los Muertos y sus dependencias anexas, el patio de los naranjos y el corral de los conejos.

LOS ARGUMENTOS DE LA JUNTA

El delegado territorial de la Consejería de Cultura, en ese sentido, defiende que la Ley Andaluza de Patrimonio Histórico, en vigor desde hace ya diez años, y la Ley 40/2015 de Régimen Jurídico del Sector Público, han dejado "obsoleto" el mencionado convenio de 1991, acusando además a la Casa Álvarez de Toledo de "incumplir" sus obligaciones en materia de conservación.

Y mientras el giro adoptado por la Junta de Andalucía llega tras años de merma en los recursos dedicados por la Administración a este enclave, los colectivos de Santiponce han trasladado al presidente de la comisión de Cultura del Parlamento que la Casa Álvarez de Toledo y Mencos sólo posee "el 20 por ciento" del monumento. "El 80 por ciento del monasterio es propiedad de la administración autonómica y está en un lamentable estado", exponen los defensores del monumento.

En efecto, el sector del monasterio correspondiente al claustro grande, la torre barroca, las caballerizas, la almazara o la fachada neoclásica espera una restauración como la ya acometida en el otro sector del monumento.

"COMPROMISOS"

En cualquier caso, durante el encuentro, los colectivos de Santiponce habrían recordado su invitación a que los miembros de la comisión de Cultura del Parlamento visiten el monasterio, tras lo cual el presidente de la misma se habría "comprometido" a impulsar dicha visita, así como trasladar al consejero de Cultura, Miguel Ángel Vázquez, la "preocupación" que reina en cuanto al futuro del enclave.

Los miembros de la mesa de trabajo del monasterio, respecto al encuentro, han defendido la "imperiosa necesidad" de que la Junta no se desligue de la gestión del monasterio, reclamando la rehabilitación del sector del monumento perteneciente a la Junta y más recursos para la promoción y proyección de este recinto histórico.
Leer más »

~ 0 comentarios ~ Etiquetas:

La candidatura de Itálica a la Unesco afronta su "segunda fase" con tres seminarios, difusión y hermanamientos

El proyecto de candidatura del Conjunto Arqueológico de Itálica a la declaración de Patrimonio de la Humanidad afronta ya su "segunda fase", con previsión de que a partir de febrero, arranque un ciclo de tres seminarios científicos en torno a esta antigua ciudad romana que descansa en Santiponce (Sevilla), además de acciones de difusión y medidas institucionales como el "hermanamiento" del recinto con otros enclaves arqueológicos.
22/11/2017. 20 Minutos.

Así lo ha manifestado a Europa Press Concha Cobreros, secretaria y coordinadora de la comisión de cultura de la Unión Cívica del Sur (Civisur), la entidad promotora de este proyecto de candidatura de Itálica a la declaración de Patrimonio Mundial de la Organización de las Naciones Unidas para la Ciencia, la Educación y la Cultura (Unesco por sus siglas en inglés).

Concha Cobreros ha explicado que además del "desarrollo del expediente administrativo" a elevar al Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, interlocutor ante la Unesco de cualquier proyecto procedente de España, los promotores de esta candidatura preparan un importante despliegue de actuaciones a partir del mes de febrero de 2018.

Según ha precisado, la idea es que a partir de febrero, y durante unos seis meses, se celebren tres seminarios de cuatro conferencias cada uno de ellos, en torno al papel de Itálica en la literatura, su presencia en las artes plásticas y el carácter "excepcional" de la arquitectura y el urbanismo de la antigua ciudad romana ubicada en Santiponce. Cada uno de estos seminarios correrá a cargo, respectivamente, del catedrático de literatura española y escritor Miguel Ángel Vázquez Medel y los arqueólogos José Manuel Rodríguez Hidalgo y José Beltrán, todos ellos miembros del consejo asesor de esta candidatura.

Igualmente, esta "segunda fase" de la candidatura incluye otras acciones como "actividades" divulgativas en unos diez colegios del entorno de la cornisa del Aljarafe, a cuyos pies descansan las ruinas de Itálica, la promoción del logotipo diseñado para el proyecto de candidatura y el "hermanamiento" del conjunto arqueológico con enclaves históricos que guarden alguna conexión con esta antigua ciudad cuna de los emperadores Trajano y Adriano.

Tal es el caso del conjunto arqueológico que alberga los vestigios de Villa Adriana, una ciudad creada cerca de la actual población italiana de Tivoli como retiro del emperador Adriano, cuyas ruinas fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad en 1999.

ITÁLICA

El asentamiento romano de Itálica fue fundado por Publio Cornelio Escipión 'El Africano' allá por el año 206 antes de Cristo y fue la cuna de los emperadores Trajano y Adriano, toda vez que las ruinas de la antigua ciudad, conocidas por su espectacular anfiteatro, fueron declaradas monumento nacional allá por 1912.

La aún no lejana rehabilitación del antiguo teatro ha constituido un importante revulsivo para el conjunto arqueológico, que en su remozado espacio escénico acoge actualmente los espectáculos del Festival Internacional de Danza de Itálica y las funciones del ciclo Teatros Romanos de Andalucía.

Pero aunque Itálica vivió hace poco una cierta revitalización con frecuentes jornadas y actividades, dicha etapa quedó parcialmente ensombrecida por aspectos como los cierres parciales sufridos a cuenta de las vacantes en su plantilla de vigilantes.

La propuesta de candidatura de Itálica a la declaración de Patrimonio Mundial, de cualquier manera, nació en el verano de 2014 y se fundamentaba especialmente en el papel de este asentamiento como "ensayo" del proyecto político de la antigua Roma, al tratarse de la primera ciudad creada por Roma en Hispania y fuera de la Península Itálica, siendo además "la cuna de los emperadores Trajano y Adriano".

LA DOBLE EFEMÉRIDE DE 2017

Al respecto, la idea inicial era intentar que la Unesco debatiese la candidatura en la sesión de 2017 de su comité de Patrimonio Mundial, para coincidir con el 1.900 aniversario de la muerte del emperador Trajano y de la llegada al poder del emperador Adriano, ambos procedentes de Itálica.

No obstante, la iniciativa fue "frenada" al objeto de revisarla. En ese sentido, el profesor de Geografía Humana de la Universidad Hispalense Víctor Fernández Salinas, secretario del comité español del Icomos, opinaba allá por 2014 que la propuesta es "muy difícil" de culminar porque "España tiene muchos bienes declarados Patrimonio de la Humanidad, hay muchas ruinas romanas y la idea no es demasiado innovadora". Finalmente, el proyecto ha sido recuperado de la mano de Civisur, que el pasado mes de junio formalizaba el lanzamiento oficial de la candidatura.
Leer más »