14/9/2014 ~ 0 comentarios ~ Etiquetas:

El difícil camino de Itálica para llegar a la Humanidad

Un experto de Icomos ve "difícil" que Itálica entre en el Patrimonio Mundial y propone integrar el monasterio de San Isidoro del Campo.
14/09/2014. El Correo.

El proyecto promovido por la Fundación Itálica de Estudios Clásicos para que las ruinas de la antigua ciudad romana que descansa en Santiponce (Sevilla) aspiren a la declaración de Patrimonio de la Humanidad afronta un camino “muy difícil”, porque la propuesta “no es demasiado innovadora” y hay “muchas ruinas romanas” diseminadas por toda Europa, según opina Víctor Fernández Salinas, profesor de Geografía Humana de la Universidad de Sevilla y secretario del comité español del Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (Icomos por sus siglas en inglés).

Fernández Salinas, en declaraciones a Europa Press, ha explicado que organizar una candidatura a la lista del patrimonio mundial de la Organización de las Naciones Unidas para la Ciencia, la Educación y la Cultura (Unesco) “siempre es difícil”, pero en este caso se trata de “un camino muy difícil” porque “España tiene muchos bienes declarados Patrimonio de la Humanidad y la propuesta no es demasiado innovadora”. “Hay muchas ruinas romanas”, avisa este experto.

Víctor Fernández Salinas, no obstante, aclara que no le “parece mal” la idea, sobre todo porque el conjunto arqueológico de Itálica “es un bien bastante desconocido” para la sociedad sevillana y andaluza. En ese sentido, aboga por construir “una mirada integral de Santiponce” e incorporar al proyecto el monasterio fortificado de San Isidoro del Campo, fundado en dicho municipio por Alonso Pérez de Guzmán, Guzmán el Bueno, en 1301. “El monasterio no puede quedar al margen de este proyecto”, opina.

DE AQUI A LA UNESCO

La idea, de momento, ha despertado una oleada de adhesiones, pues la Diputación de Sevilla, a través de su presidente, Fernando Rodríguez Villalobos, ha mostrado su apoyo a la iniciativa, mientras el Ayuntamiento de Santiponce, gobernado por Gonzalo Valera, se ha posicionado del mismo modo e incluso propone un “frente común” para organizar la candidatura, apoyando la iniciativa el presidente del Parlamento de Andalucía, Manuel Gracia, y el PP de Sevilla.

El asentamiento romano, en concreto, fue fundado por Publio Cornelio Escipión ‘El Africano’ allá por el año 206 antes de Cristo y fue la cuna de los emperadores romanos Trajano y Adriano. El 13 de diciembre de 1912, a propuesta de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, una real orden declaró estas emblemáticas ruinas romanas como “monumento nacional”, un hito cuyo centenario pasó en 2012 sin pena ni gloria por lo que a las instituciones públicas se refiere.

La reciente rehabilitación del antiguo teatro, no obstante, ha constituido un cierto revulsivo para el conjunto arqueológico, que en su remozado espacio escénico acoge actualmente los espectáculos del Festival Internacional de Danza de Itálica y las funciones del ciclo Teatros Romanos de Andalucía.
Leer más »

~ 0 comentarios ~ Etiquetas:

El no museo de la Torre del Oro

El Museo Naval no deja de ser una simple acumulación de piezas y curiosidades donde se mezclan algunos elementos de interés con otros que carecen absolutamente de él.
13/09/2014. Diario de Sevilla. FERNANDO BEJINES RODRÍGUEZ.

AHORA que la motosierra municipal ha sanado definitivamente aquellos árboles cuya enfermedad terminal fue ocultar su visión desde la Puerta de Jerez, quizás sea un buen momento para reflexionar sobre la Torre del Oro. No tanto sobre su nueva panorámica urbana desarbolada, sino sobre la conveniencia de mantener los usos de este emblemático edificio histórico, que es propiedad del Ayuntamiento de Sevilla. Su actual aprovechamiento como instalación museográfica parece, en principio, un uso adecuado a su condición histórica, pero el problema es que lo que hay en su interior es un no museo; siendo muy generosos, podríamos decir que como mínimo hace tiempo, décadas, que dejó de serlo.

La museografía actual se fundamenta en la articulación expositiva de un discurso intelectual del que esta colección carece absolutamente. El pomposamente denominado Museo Naval de la Torre del Oro no deja de ser una simple acumulación de piezas y curiosidades, de relación a menudo arbitraria, donde se mezclan algunos (pocos) elementos de interés con muchos otros que carecen absolutamente de él. Podríamos sugerir como justificación un cierto encanto vintage, si fuese como los voluntariosos museos marineros particulares que se pueden ver en Sanlúcar o El Puerto, pero que desde luego no resulta creíble como instalación museística institucional. Sencillamente, allí no se cuenta nada. Paredes repletas de láminas convencionales y copias (no muy buenas) de cuadros conocidos no justifican una visita.

¿Cuál es el interés cultural para Sevilla de seguir dedicando la Torre del Oro a exponer una galería de retratos de almirantes de la Armada?

Como si se tratase de una de esas incómodas herencias familiares, el mantenimiento de esta cesión de la Torre del Oro al Ejército es un asunto que los representantes municipales, vigentes y futuros, preferirán no remover para evitarse fastidiosas jaquecas. El triste resultado de no hacerlo es el incomprensible desaprovechamiento patrimonial de este recurso municipal, vinculado existencialmente al hecho diferencial que determina la verdadera singularidad histórica de Sevilla: la ría del Guadalquivir como puerto interior. A pesar de sus evidentes limitaciones de accesibilidad, este edificio hace tiempo que podría estar dedicado, por ejemplo, a explicar a los sevillanos y visitantes la transformación del estuario del Guadalquivir y aquel Puerto de Indias que revolucionó el Mundo, y por supuesto a cumplir su función natural como atalaya albarrana, hoy diríamos mirador turístico sobre el Río Grande de los andaluces. Pero si esta opción no satisface, o si ya se está contemplando para otros proyectos (siempre) pendientes, estoy seguro que cualquier Gestor Cultural sabrá proponer nuevos usos infinitamente más coherentes y provechosos que los actuales.

En esta ciudad que ha renunciado a tener su propio Museo de Historia, la Torre del Oro (Sevilla y el Río) podría ser el siguiente equipamiento de esa incipiente y prometedora red de instalaciones museográficas municipales tematizadas (Centro del Arte Mudéjar, Museo de la Cerámica de Triana, Antiquarium...). Habrá quienes se escuden en factores legales, e incluso emocionales, para mantener sine díe este uso caducado de la Torre del Oro, pero si el Ministerio de Defensa pudo vender, sin la menor lírica y al mejor postor, la antigua dehesa comunal de Tablada (medio-regalada en su día por la ciudad) no debería ser tan complicado revertir un convenio de cesión del año 1936, que en la Sevilla actual hace ya tiempo que carece de sentido.
Leer más »

10/9/2014 ~ 0 comentarios ~ Etiquetas:

Una colecta para hacerle un monumento a Forestier lleva recaudados 2.000 euros

Hasta ahora, se han recogido «unos 2.000 euros», comentaba ayer el presidente de la entidad, Jacinto Martínez. «Y de ayuda de las administraciones, nada de nada: la gente».
10/09/2014. El Correo.

Le erigieron una estatua a uno de los dos grandes arquitectos del Parque de María Luisa, el de los edificios: Aníbal González, que ahora se asoma en bronce desde su peana a la mismísima Plaza de España. Pero han pasado los actos del centenario y la otra mitad de la memoria, la que debería recordar al otro artífice de la majestuosidad del recinto, sigue dormida. Jean Claude Forestier, arquitecto paisajista y diseñador de los jardines, no tiene un monumento allí, y la Asociación de Amigos de los Jardines de la Oliva, en la medida de sus limitadas posibilidades, ha emprendido una cuestación para recaudar fondos con los que subsanar el olvido y hacer justicia con la historia de Sevilla. Hasta ahora, se han recogido «unos 2.000 euros», comentaba ayer el presidente de la entidad, Jacinto Martínez. «Y de ayuda de las administraciones, nada de nada: la gente».

«Estamos solos en esto», se lamentaba Martínez. «Y lo que es más conmovedor de todo: que parte de esos fondos recaudados es lo que han ido poniendo los chiquillos de los colegios cuando hemos ido a dar alguna charla o algo; unos han puesto diez céntimos, veinte…», y todo a base de las aportaciones de particulares a la cuenta que han abierto en La Caixa bajo el lema Monumento a Forestier. Un profesional de renombre que no solo diseñó el citado parque: por las mismas fechas urbanizó también Montjuic para otra renombrada exposición, la de Barcelona del mismo año, 1929. En Castilleja de Guzmán hay otro par de muestras de su talento como diseñador de espacios verdes, así como por diversos lugares de España. Pero sobre todo, Forestier fue un hombre de París, y su mejor impronta quedó en los jardines y parques de la capital francesa, así como en sus paseos, de los que fue conservador. Todo ello sin perjuicio de que Sevilla lo recuerde como merece la huella que en ella dejó, que no es poca. De momento, a falta de implicación de las administraciones u otras entidades, la idea de los Amigos de los Jardines de la Oliva es solo un embrión, una intención que aspira a completar, con este homenaje, la celebración del centenario del Parque de María Luisa.
Leer más »

~ 0 comentarios ~ Etiquetas:

Tres investigadores profundizan en el asentamiento calcolítico de Valencina de la Concepción

La Universidad alemana de Würzburg y la Autónoma de Madrid han dirigido los trabajos.
09/09/2014. El Correo. Alba Poveda

Que el poblado de la época del calcolítico asentado en Valencina de la Concepción fue el más grande e importante de la Península está cada día más probado científicamente. De hecho, ayer, los investigadores encargados del proyecto, Alfredo Mederos y Thomas Schumacher –ambos de la Universidad Autónoma de Madrid–, así como Frank Falkenstein, de la Universidad alemana de Würzburg, acompañados de la concejal de Turismo, Cultura y Patrimonio de Valencina, Sonia Arellano, y el director del Museo Arqueológico de la localidad, Manuel Vargas, presentaron los avances de las investigaciones, que vienen a desvelar el tipo de sociedad que vivía en estos yacimientos, además de arrojar luz sobre el Tercer Milenio.

Durante las dos últimas semanas, un equipo de seis personas, han realizado prospecciones geofísicas así como análisis arqueológicos de una parcela de cultivo de unas dos hectáreas al norte de la localidad, donde en 2013 se descubrieron posibles restos cuando se iban a realizar unas obras de mejora. Las sospechas de hace un año se han confirmado ahora después de que tras esta primera fase del proyecto, que esperan tenga una duración de al menos seis años, se hayan descubierto restos de estructuras, así como materiales relacionados con la fundición de cobre, incluso, vasos de piedra, que en estos días han estado clasificando varios alumnos de la prestigiosa universidad alemana.

Estos avances son fruto de un convenio firmado por el Ayuntamiento de Valencina de la Concepción y las dos universidades, aunque ha sido el Estado de Baviera quien ha aportado la financiación –unos 10.000 euros– para esta primera fase del proyecto. Ahora los investigadores esperan que la Junta de Andalucía les otorgue los permisos necesarios para seguir trabajando, además de que el Estado Alemán siga financiando estas investigaciones que confirman a Valencina como la localidad con el yacimiento «más importante del país y uno de los principales de Europa Occidental», según los investigadores.

Aunque a día de hoy el Museo Arqueológico de Valencina recibe cerca de 9.000 visitas anuales, tras estos descubrimientos esperan que el reclamo sea aún mayor y se conozca la historia de la localidad.
Leer más »

9/9/2014 ~ 0 comentarios ~ Etiquetas:

En busca del calcolítico más vivo

Un convenio entre el Ayuntamiento y las universidades Complutense y de Würzburg busca conseguir fondos del Gobierno alemán para excavar.
09/09/2014. Diario de Sevilla. Luis Sánchez-Moliní

Hasta el momento, las investigaciones y excavaciones en el entorno de Valencina se han centrado en la necrópolis, en los dólmenes, en los ajuares funerarios, pero ahora queremos saber más sobre cómo era aquel poblado de la edad del cobre -época también conocida como calcolítico-, sobre su sociedad, su economía...". Con estas palabras definió este lunes el arqueólogo de la Universidad Complutense Alfredo Mederos el objetivo del convenio firmado entre la institución madrileña, la Universidad de Würzburg y el Ayuntamiento de Valencina de la Concepción para avanzar en las investigaciones sobre el que es considerado por el también arqueólogo Thomas Schuhmacher como "el mayor poblado de la Península Ibérica" durante el periodo comprendido entre el año 3.500 y el 2.000 a. C.

Por ahora, en virtud de este acuerdo, ya se han realizado una serie de prospecciones geotécnicas en unas dos hectáreas propiedad del Ayuntamiento, en el límite norte de Valencina. Estos primeros trabajos ponen en evidencia la existencia de estructuras de una zanja defensiva, cabañas y silos: es decir, indican que aquella zona, conocida como el Cerro de la Cabeza, era parte del poblado calcolítico de Valencina. Estas conclusiones se apoyan también en la recogida de materiales de superficie hecha en dos semanas de trabajo.

La intención, ahora, es pedir, a través de la Universidad de Würzburg dinero al Gobierno alemán para desarrollar campañas arqueológicas de unos dos meses de duración durante, al menos, cinco años. Por su parte, el Ayuntamiento de Valencina , según explicó Sonia Arellano, concejal de Cultura de la localidad, aporta "todo el apoyo logístico necesario" y las infraestructuras locales, especialmente el Museo y la Casa de la Cultura, además del apoyo del arqueólogo municipal, Manuel Vargas.

"Nos se excavaba esta zona desde que lo hiciese en 1976 el ex director del Museo Arqueológico de Sevilla, Fernando Fernández", aseguró Alfredo Mederos, quien aseguró que la intervención servirá también para avanzar en el conocimiento de las redes comerciales internacionales en las que Valencina ya estaba inserta en la época, tal como se descubrió tras encontrar en la zona marfil procedente de África y Asia, en los que Thomas Schuhmacher es todo un especialista.

En los próximos días, los arqueólogos publicarán los resultados definitivos de las prospecciones realizadas. Posteriormente se solicitarán los permisos necesarios de excavación a la Junta de Andalucía.
Leer más »

8/9/2014 ~ 0 comentarios ~ Etiquetas:

Gracia pide a los andaluces que apoyen la declaración de Itálica como Patrimonio de la Humanidad

El presidente del Parlamento recibe a los miembros de la Fundación Itálica y muestra su respaldo a la iniciativa.
08/09/2014. El Diario.

El presidente del Parlamento de Andalucía, Manuel Gracia, ha mostrado su apoyo a la iniciativa puesta en marcha por la Fundación Itálica para que el Conjunto Arqueológico ubicado en Santiponce (Sevilla) sea declarado como Patrimonio de la Humanidad.

Gracia ha recibido este lunes en el Parlamento a los miembros de la Fundación Itálica Julio Mallén, Concepción Cobreros y Javier Verdugo, para conocer los detalles de la propuesta, que ha iniciado los trámites pertinentes. En un comunicado se indica que los representantes de la Fundación están recibiendo las primeras adhesiones a esta iniciativa para que la Junta de Andalucía incluya a Itálica en la lista de peticiones para ser candidata a Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Gracia ha dicho que "está seguro de que puedo hablar por todos los diputados y diputadas de esta Cámara al asegurar que el Parlamento va a respaldar esta iniciativa porque Itálica es un símbolo de lo que significó la presencia romana en Andalucía, es la primera ciudad que crean los romanos fuera de su territorio, un gran foco de cultura y sobre todo porque Itálica fue la cuna de los emperadores Trajano y Adriano".

Para Gracia "se trata de una iniciativa que me atrevo a pedir que sea la ciudadanía de Sevilla y de Andalucía la que la apoye porque en nuestra comunidad tenemos muy presente nuestro pasado musulmán pero la cultura romana nos ha marcado e Itálica es el símbolo de ese pasado romano y debe apoyarse desde todos los ámbitos de la sociedad civil, creo que es una apuesta de todos y para todos y merece ser respaldada".

Los miembros de la Fundación han trasladado a Gracia la importancia del legado histórico y artístico de Itálica que justifica su declaración como Patrimonio de la Humanidad y esperan el apoyo de todas las instituciones para conseguir este objetivo antes del año 2017, cuando se desarrollarán actividades para conmemorar los 1.900 años de la muerte de Trajano y el ascenso de Adriano como emperador.
Leer más »

7/9/2014 ~ 0 comentarios ~ Etiquetas:

País Vasco: El menhir de Arribiribilleta vuelve a su posición vertical original


ELGOIBAR - La estación megalítica de Elosua-Plazentzia, ubicada en los términos municipales de Elgoibar, Soraluze y Bergara, fue ayer el escenario de una actuación inédita por estos lares..
La actuación acometida por Aranzadi pretende poner en valor la estación megalítica de Elosua-Plazentzia.
04/09/2014. Noticias de Gipuzkoa. JABI LEON

Ayudados por una gran excavadora que tardó en llegar a las inmediaciones de Irukurutzeta cuatro horas más de lo previsto, arqueólogos y técnicos del Departamento de Arqueología Prehistórica de la Sociedad de Ciencias Aranzadi procedieron a colocar el menhir de Arribiribilleta en la posición vertical que tuvo “hace unos 4.000 años, en la Edad de Bronce”.

La operación, calificada como “un nuevo e importante paso en el proceso encaminado a poner en valor la estación megalítica de Elosua-Plazentzia y su entorno, cuyo eje central es el sendero temático bautizado como la Ruta de los dólmenes”, tiene su origen en unas investigaciones arqueológicas desarrolladas a lo largo de los dos últimos años en el monumento megalítico de Arribiribilleta.

No en vano, esas investigaciones permitieron concluir que el bloque de piedra de Arribiribilleta, descubierto en el año 1921 por Joxe Miel Barandiaran, “es un monolito o menhir y no un dolmen, como se creía hasta la fecha”, explica el arqueólogo de Aranzadi Manu Zeberio, responsable de la coordinación del proyecto.

Y es que los indicios obtenidos en las intervenciones muestran que el monolito de origen prehistórico “estuvo en pie hace unos 4.000 años y fue derribado o cayó sobre el afloramiento natural”.

Tras este descubrimiento, y con el proyecto arquitectónico correspondiente, ayer por la tarde se llevó a cabo el levantamiento del menhir “hasta obtener su posición vertical original”.

El monumento megalítico de Arribiribilleta, que se encuentra entre las cimas de Irukurutzeta y Kurutzebakar, tiene 3,60 metros de longitud y 1,70 metros de anchura, así como un espesor de 0,40 metros de diámetro y 3,44 metros de altura.

LA ‘RUTA DE LOS DÓLMENES’ El menhir de Arribiribilleta forma parte del patrimonio prehistórico de la estación megalítica de Elosua-Plazentzia; un enclave de gran valor arqueológico que alberga “una veintena de dólmenes y túmulos dispersados a lo largo del cordal que dibujan las cimas de Karakate, Irukurutzeta y Agirreburu”.

La estación megalítica, “de clara importancia en el estudio de la arqueología general del País Vasco y, en particular, del valle del Deba”, tiene su eje central en el sendero temático denominado la Ruta de los Dólmenes; un proyecto promovido por los ayuntamientos de Elgoibar, Soraluze y Bergara bajo la coordinación de la agencia de desarrollo Debegesa y con la colaboración de la Diputación Foral de Gipuzkoa.

Ahora, con el menhir de Arribiribilleta en su posición original, la ruta organizada con el objetivo de divulgar el importante patrimonio natural y cultural del entorno (desconocido incluso para muchos vecinos del valle) gana un nuevo atractivo.
Leer más »

31/8/2014 ~ 0 comentarios ~ Etiquetas:

Paseo a oscuras por la vieja Itálica


Regresan las visitas nocturnas a Itálica por el 2.000 aniversario de... Regresan las visitas nocturnas a Itálica por el 2.000 aniversario de la muerte del emperador Augusto. C. MÁRQUEZ.
El conjunto recuerda el bimilenario del emperador Augusto con visitas nocturnas.
EVA DÍAZ PÉREZ. 29/08/2014. El Mundo.

No es mala noche para pasear por el pasado. Sobre las colinas de la ciudad de Itálica, a pocos kilómetros de Sevilla, corre brisa de caldarium, como si camináramos cerca de las piscinas calientes que servían para los baños de los que aquí vivieron hace siglos. Todo es oscuridad sobre la vieja ciudad romana y sólo se ven los perfiles de las piedras del Anfiteatro y la piel lechosa de mármol de algunas estatuas del Bosque de Itálica. ¿O es que son fantasmas?

Comienza el recorrido por una Itálica nocturna. No es sencillo caminar en una noche antigua, entre ruinas y sobre la irregular calzada romana. Los visitantes llevan candiles que alumbran vagamente las ruinas. Es imposible no sugestionarse. Parece que de un momento a otro se abrirá un espejo en el aire para reflejar escenas de otro tiempo.

Las visitas nocturnas que organiza el Conjunto Arqueológico de Itálica -producidas por Engranajes Culturales- recuerdan la figura de Augusto del que se conmemora el bimilenario de su muerte. No es difícil imaginar que caminamos por el año 14 d.C. Cae la noche en una antiquísima ciudad romana y los cipreses se mueven con el viento sugiriendo paisajes que desaparecieron hace dos mil años.

La idea es estupenda: recorrer una Itálica en penumbra mientras se cuentan historias de la Roma imperial. Quien relata es Sergio Raya, de la empresa Engranajes Culturales, guía especializado ya en otras rutas de la noche como las que organizaron el año pasado en un sobrenatural Hospital de la Caridad, templo del imaginario barroco, visitado a la luz de las velas.

Y alternando las explicaciones históricas, dos actores que narran la vida de Augusto. Una biografía que se detalla a través de mínimas escenas que se suceden en las ruinas de los grandes lugares de la ciudad romana: la Casa del Planetario, junto a la Palestra, en el Anfiteatro o en el Bosque de Itálica. Son Óscar Hernández y Carolina Palacios quienes interpretan a una galería de ilustres espectros: Augusto, Livia Drusila, Tiberio, Cleopatra, Julia la Mayor...

Mientras Sergio Raya explica la gran época del emperador Augusto aparece una sombra entre las ruinas de las domus o casas romanas. Es un poeta que exalta la figura de Augusto, el emperador que supo utilizar el mecenazgo como mecanismo de propaganda política o incluso para justificar sus orígenes en La Eneida de Virgilio.

Estamos en el mes de Augusto, el mes de Sextilis del calendario romano. Y en estas ruinas de la primera ciudad romana fundada en Hispania se narra el ascenso de Octavio Augusto, su matrimonio con la astuta y conspiradora Livia Drusila o su victoria en la batalla de Actium donde derrotó la alianza de Marco Antonio y Cleopatra.

Precisamente, ésta aparece dormida en la Casa del Planetario. Acaba de tener una pesadilla: se imagina siendo ridiculizada en Roma y paseada como una prostituta. Por eso, el público asiste a su suicidio con un áspid del Nilo. Y todo mientras pisa los levísimos mosaicos de Venus, Marte, Mercurio, Júpiter...

En las escenas teatralizadas hay ecos de páginas históricas, de iconografías artísticas, de La vida de los doce césares de Suetonio o de la novela Yo, Claudio, de Robert Graves. Y todo con curiosidades y anecdotarios explicados por Sergio Raya sobre costumbres romanas que permanecen. «Somos más romanos de lo creemos. Seguimos haciendo muchas cosas que crearon ellos, aunque ni siquiera lo sepamos».

En el Bosque de Itálica se asiste a la escena en la que habla Julia la Mayor, hija de Augusto, ya desterrada en la isla Pandataria en el mar Tirreno. Recuerda su vida libertina, llena de orgías y excesos pero también maldice a su padre por haberla utilizado como moneda de cambio para matrimonios de intereses políticos. La figura de Augusto es narrada en distinas escenas por su hija, su esposa Livia Drusila, su enemiga Cleopatra o su hijastro Tiberio, que sería su heredero. Todos le odian.

Entonces aparece él sobre uno de los graderíos del Anfiteatro. Recuerda el Augusto de Prima Porta de los Museos Vaticanos y su voz crea un eco estremecedor en la noche.

El público avanza cerca de la fossa bestiaria del Anfiteatro con un vértigo de otro tiempo. Se recorren los pasillos por los que entraban los animales salvajes, los graderíos en los que escuchan atentos los cadáveres de aire de magistrados, cónsules, tribunos de la plebe, patricios, libertos, matronas, esclavos.

Los visitantes caminan a la luz de los candiles como aquellos viajeros victorianos que paseaban con candiles por las ruinas romanas. Sólo el paso de un avión sobre el cielo negrísimo rompe el espejismo del pasado.

Augusto está sentado en su trono y sabe que anda cerca la muerte para decir: «Acta est fabula, plaudite. La comedia ha terminado Aplaudid». Sus últimas palabras para la posteridad de la Historia antes de ser divinizado. Sic tibi terra levis, que la tierra te sea leve. Un epitafio que queda en los oídos de los paseantes del pasado hasta que salen de Itálica. Para aparecer en su tiempo, dos mil años más tarde en una calurosa noche de agosto.
Leer más »