15 jun. 2008 ~ ~ Etiquetas:

Denuncian la pérdida de un muro prehistórico en Montelirio por las lluvias

Arqueólogos, asociaciones conservacionistas y vecinos se quejan del "maltrato" que las administraciones dan al conjunto dolménico de Castilleja de Guzmán y Valencina
15/06/2008. ALBERTO GARCÍA REYES

SEVILLA. Las últimas lluvias han provocado una pérdida irreparable en el conjunto dolménico de Montelirio, declarado Bien de Interés Cultural, según han denunciado a este periódico varios arqueólogos, asociaciones conservacionistas y vecinos de la localidad de Castilleja de Guzmán, en la que se ubica "uno de los yacimientos calcolíticos más importantes de Europa Occidental" en palabras del arqueólogo Leonardo García Sanjuán, profesor del área de Prehistoria de la Facultad de Geografía e Historia de la Hispalense.

Según el presidente de la Asociación Los Dólmenes, Jorge Arévalo, las tormentas de las últimas fechas se han llevado consigo un muro del 3.000 a.C. "El yacimiento de Montelirio se ha inundado y se ha deshecho un muro de adobe prehistórico que era el único que había. Eso es un desastre. Lo han consentido el alcalde y Cultura. Además, Arévalo recuerda que "ahora hay más amenazas que oportunidades para este yacimiento: la carretera, un centro comercial... Dentro de ese contexto y sin querer frenar el desarrollo, hay que conservar eso, porque el triángulo que va desde Itálica a la Hacienda de Torrijos y al Cerro del Carambolo contiene la historia de Sevilla. Es un territorio magnífico que está acosado y estamos más a la defensiva que viendo cómo las administración asume un proyecto de conservación. Pero no nos vamos a rendir".

Por su parte, Luis Andrés Zambrana, presidente de Aljarafe Habitable, explica que esto ha ocurrido porque "el dolmen de Montelirio está abierto y dejado de la mano de Dios. La lluvia y la intervención de la empresa que ha hecho la excavación han lavado aquello, se han llevado camiones enteros de tierra cuando lo que los arqueólogos promueven es sacar información, no dejar el monumento a la vista. Eso nos daría información de cómo vivían, qué comían... Pero en el momento que empieza la excavadora a meter mando, todo se pierde". Zambrana tiene claro que todo esto ocurre por culpa del crecimiento urbanístico: "Aquello lleva ya mucho tiempo amenzado por la construcción, quieren hacer un supermercado y un geriátrico". Por esta razón, la asciación ADTA, adscrita a Aljarafe Habitable, ha puesto ya varias denuncias ante la Fiscalía de Sevilla hasta el punto en que han conseguido "que el fiscal envíe un documento a la Junta y al Ayuntamiento en el que les advierte del delito en el que incurrirán si se construye ahí".

El arqueólogo Leonardo García Sanjuán, considerado uno de los mejores conocedores de todo el yacimiento prehistórico de Valencina y Castilleja, afirma que no le extraña que haya desaparecido el muro, porque "aunque no he estado en el dolmen desde las excavaciones de julio de 2007, el planteamiento de la excavación "in situ" que se hizo es insuficiente, no es satisfactorio con respecto a la importancia de ese dolmen. La excavación no la hizo la Universidad, sino la delegación de Cultura, y el planteamiento que se ha hecho le corresponde explicarlo a Cultura. Yo promoví el verano pasado una recogida de firmas en la Universidad de Sevilla para que se hiciera otra formulación de la intervención en Montelirio más acrode con la categoría del yacimiento, que es de primera magnitud y no recibe ese trato, así que sería deseable que se corrigiera. Es más, en el caso de Montelirio ha habido un maltrato".

García Sanjuán aclara que el resto de dólmenes de la zona -La Pastora, Matarrubilla...- "están estabilizados", pero se queja que "la restauración de La Pastora es de los sesenta y no obedece a criterios actuales, tiene un búnker de hormigón que es deplorable desde el punto de vista estétitco. podría mejorarse pero no es un riesgo para el monumento. Y en Matarrubilla pasa igual. Pero en Montelirio sí hay riesgos graves para la conservación del monumento y su entorno, que también es una parte inherente del espacio sagrado y funerario del dolmen que hasta ahora no se está tratando como si fuera el dolmen porque el proyecto urbanístico atenta contra él.

La A-8077, el geriátrico...
Esta pérdida, que el alcalde de Castilleja, Carmelo Ceba, anunció que evitaría construyendo una cubierta provisional "para proteger los restos" en septiembre de 2007, coincide con la polémica por el desdoble de la A-8077, una carretera que según los expertos dañará los restos arqueológicos de la zona, y con la propuesta de construcción de un geriátrico y un supermercado junto a Montelirio, donde una caseta anuncia también la venta de futuras viviendas.


La Junta invertirá 14 millones en Antequera, cuna de la consejera

A.G.R.
SEVILLA. La consejera de Cultura de la Junta, la antequerana Rosa Torres, ha anunciado para esta legislatura como una de sus medidas estrella el impulso del futuro Centro de Interpretación de la Prehistoria de Andalucía (CIPA), en el conjunto dolménico de Antequera. Hasta ahora, la Junta ya había invertido en este yacimiento cinco millones de euros y en los Presupuestos andaluces para 2008 se prevé invertir 14.135.416 euros. Una cifra con la que soñarían las asociaciones conservacionistas del Aljarafe para el yacimiento prehistórico de Valencina y Castilleja, sobre todo porque los expertos afirman que éste último es incluso de mayor importancia que el primero. "Los dólmenes de Antequera tienen mucha importancia, pero el yacimiento prehistórico del Aljarafe ya quisiera tenerlo Antequera. Aquí lo que hay es un poblado rodeado de dólmenes. Hace cuatro años vinieron dos arqueólogos que trabajan en Portugal, Rui Barreira y Elena Morán, y relacionaron el yacimiento del Cabo San Vicente con un reino prehistórico cuya capital era Valencina", dice Jorge Arévalo, presidente de la Asociación Los Dólmenes. Y no habla sólo desde la pasión. El prestigioso arqueólogo Leonardo García Sanjuán lo confirma: "Desde la Universidad siempre hemos dicho que el yacimiento del Aljarafe es uno de los sitios prehistóricos más importantes de España y de Europa Occidental. La necrópolis de Antequera es otra gran necrópolis megalítica, ambas están al mismo nivel, lo que pasa es que Valencina tiene algunos elementos intrínsecos importantes, como la asociación espacial bien documentada entre el poblado y los monumentos megalíticos, una circunstancia que no se da en Antequera". La explicaciones de García Sanjuán tienen mayor valor en tanto que trabaja desde hace dos años en el yacimiento antequerano para la Consejería de Cultura: "Nos contrataron para buscar el hábitat que debe haber junto a los necrópolis de Antequera, que hasta ahora no se conoce, mientras que en el caso de Valencina sí. Raramente se da la circunstancia de que tengamos un gran poblado prehistórico junto a una gran necrópolis". En este sentido, Jorge Arévalo es tajante: "No puede ser que vaya todo a Antequera como si aquello fuera el "sancta sanctorum" y esto un dólmen perdido. Esto se merece un proyecto importante.

No hay comentarios: