13 oct. 2008 ~ ~ Etiquetas: ,

La protección de los dólmenes aborta toda obra en la A-8077

La catalogación como BIC suspende las intervenciones en la zona
El Correo de Andalucía. 10/10/2008

“Su enorme interés y aceptable estado de conservación general merece su consideración como Bien de Interés Cultural (BIC)”. Así justifica la Dirección General de Bienes Culturales el inicio del procedimiento para su catalogación que supone la inmediata suspensión de cualquier tipo de obra.

La respuesta de la Consejería de Cultura al Defensor del Pueblo, en la que se vetaba el proyecto del desdoble de la carretera A-8077, encerraba más de lo inicialmente apuntado. Así se pudo ver ayer con la publicación en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) del procedimiento de inscripción como Bien de Interés Cultural (BIC), con la tipología de Zona Arqueológica, de la zona de Valencina de la Concepción y Castilleja de Guzmán.

En los puntos de la resolución, en la que se delimita la zona protegida, se hace saber a los propietarios, titulares y simples poseedores de bienes, “que tienen el deber de conservarlos, mantenerlos y custodiarlos, de manera que se garantice la salvaguarda de sus valores”, al tiempo que deben permitir la inspección por parte de los técnicos de la Junta de Andalucía.

Una de las primeras consecuencias de esta catalogación es la suspensión “de las actuaciones que se están desarrollando y de las licencias municipales de parcelación, edificación o demolición en las zonas afectadas (...) hasta tanto se obtenga la autorización de la Consejería competente en materia de patrimonio histórico”. De esta forma informa la Junta a los ayuntamientos de Valencina de la Concepción y Castilleja de Guzmán, y va a ser así, al menos, durante los dos años que durará el proceso en el que se pueden presentar todas las alegaciones pertinentes.

La Consejería de Cultura recalca que el enclave arqueológico del asentamiento prehistórico se constituye como uno de los ámbitos “de mayor interés patrimonial” del Aljarafe, completado con Itálica y El Carambolo, por lo que considera necesario “avanzar más allá en la protección y unificar todas las protecciones parciales”, existentes en ambos términos municipales, algunas de las cuales data de 1931.
acotación. La resolución incluye a su vez la delimitación de la zona arqueológica protegida. El límite septentrional se sitúa “en el reborde de las elevaciones que coronan la plataforma del Aljarafe” y envolviendo el sector norte del núcleo urbano de Valencina.

Al este, en la confluencia de ambos términos municipales, “la delimitación incluye parcialmente el área denominada Zona III-2, en la Carta Arqueológica de Valencina, así como el enclave Los Molinos-Montijos”. En esta zona se ubica la necrópolis con los dólmenes de La Pastora, Matarrubilla y Ontiveros, en Valencina, y se introduce en el término municipal de Castilleja de Guzmán para incluir el enterramiento tumular de Montelirio.

Además, el área atraviesa la A-8077 hasta incluir la zona inmediata a la urbanización Señorío de Guzmán, donde perviven “enterramientos prehistóricos y los restos de una explotación agropecuaria de época romana”.

La delimitación sur la contempla por el límite entre ambos municipios, incluyendo el yacimiento de La Estacada Grande, hasta el camino de Caño Ronco. El último tramo avanza desde la Hacienda Torrijos por el eje de la A-8077 hasta la rotonda que va hacia Salteras.

No hay comentarios: