16 jul. 2009 ~ ~ Etiquetas: ,

Montelirio y el señor bueno

ADN. 15/07/2009

Bernardo Bueno, Delegado de Cultura, está muy enfadado estos días con la fiscalía de medio ambiente de Sevilla porque en su memoria anual le señalan directamente por falta de colaboración con la misma en el persecución de irregularidades en el Dolmen de Montelirio en Castilleja de Guzmán. El señor Bueno para lavar su imagen está diciendo a los medios de información, que la fiscalía falta a la verdad y asegura haber entregado todo lo reclamado.

Como muestra de su interés por protegerMontelerio llega incluso a asegurar, sin el más mínimo rubor, que gracias a cultura y al Ayuntamiento de Guzmán se ha conseguido que no construya a los lados del dolmen. Menos mal que están las hemerotecas y la Memoria 2007 del Defensor del Pueblo Andaluz para refrescar esa amnesia repentina del señor Bueno y desmentir sus palabras: tardó casi dos años en enviarle el señor Bueno un documento que desautorizaba a la señora Montaño para robar un tercio de la protección al Dolmen.

Todos sabemos que ha sido el movimiento ciudadano y parte de la comunidad científica que no intervenía directamente en el negocio alrededor de Montelirio, la que se ha llevadomás de dos años luchando para salvar a Montelerio del urbanismo salvaje que lo amenazaba por ambos flancos con el silencio connivente de Cultura. Primero fue la ex delegada, la señora Montaño la que le arrancó un tercio del área de protección del dolmen contraviniendo la orden expresa de su director general ya que no tenía competencia para hacerlo, la delegada por su cuenta y riesgo lo arrancó con destino a un supermercado, casi encima del dolmen, con el silencio posterior connivente de su jefe Julián Martínez.

Ha tenido que llegar una Directora General de Bienes Culturales, Guadalupe Ruiz, para que cogiera el toro por los cuernos y pusiera su sitio al señor Bueno y al alcalde de Guzmán y anulara las barbaridades que pretendían hacer alrededor de Montelirio. Así que, señor Bueno, en lugar de atribuirse ahora medallas, sería más correcto decir que las barbaridades a ambos lados del Dolmen de Montelirio no se hacen, a pesar de usted y del señor alcalde.

MANUEL R. DUARTE
VALENCINA (SEVILLA)

No hay comentarios: