19 feb. 2010 ~ ~ Etiquetas:

León: Túmulos de hace 4.000 años yacen olvidados a 300 metros de Acebedo


El primer túmulo que encontramos saliendo de Acebedo
Ninguno ha sido excavado ni señalizado para su visita pero se les data, por su apariencia, en el Calcolítico. Hasta ahora se han localizado cinco en Valdeburón
Diario de León. 19/02/2010. E. Gancedo

Una veintena de espacios arqueológicos de primer orden se agolpan en menos de 12 kilómetros cuadrados de la Montaña Oriental Leonesa. Si el pasado 7 de febrero dábamos cuenta de dos posibles monumentos megalíticos (dos crómlech o disposiciones circulares de piedras) en una majada del pueblo de Acebedo, a 1.400 metros de altitud, en esta ocasión el riañés Miguel Ángel Valladares ha recordado la existencia de cinco túmulos o enterramientos perfectamente comprobables a simple vista que se encuentran ubicados a menos de 300 metros del casco urbano de Acebedo.

«Estos túmulos pueden verse en el paraje de los Llanos de la Virgen -”explica Valladares, riañés y gran conocedor de la zona-”, en el lado sur del Castro de La Corona de Acebedo, un castro que figura en la Memoria Arqueólogica y que está datado en la Edad de Hierro II, período en el que los castros aparecen fortificados. En concreto, éste presenta restos de muralla por el lado Este, así como un foso apreciable en todo el lado Norte. En el lado Sur hay cuatro túmulos; y uno en el lado norte». «El mayor de todos -”continúa-” es redondo y supera un perímetro de 75 metros, alcanzando una altura por el lado Sur de 4,30 metros, apreciándose en su contorno restos de lo que pudieran ser sus ortostatos (bloques verticales que forman, parcial o totalmente, las paredes de un monumento funerario)».

En todos ellos se aprecian grandes piedras ubicadas en disposición claramente no natural y formando figuras circulares u ovaladas. Ninguno de ellos ha sido excavado pero, por su apariencia, se han datado en la Edad del Cobre o Calcolítico (entre el 2.500 a.C. y el 1800 a.C.). Su estudio exhaustivo, su relación con el cercano castro o los restos que podría desvelar en su interior son retos de interés que Valladares lanza a los expertos. Además, una ruta señalizada también podría atraer a la zona a los turistas.

El único enterramiento estudiado fue datado en el Calcolítico
M. Á. Valladares
Aunque no se llegó a excavar, éste fue incluido en la memoria arqueológica y datado en el Calcolítico por presentar una capa de piedra, a modo de coraza, que cubre su parte superior. Una plataforma lo alza ligeramente del suelo.

A 200 metros de los demás y con una longitud de 25 metros
M. Á. Valladares
Este otro túmulo se encuentra a apenas 200 metros de los anteriores, e inmediatamente debajo del Castro de La Corona de Acebedo. Presenta forma oval con una longitud de aproximadamente 25 metros.

¿Restos de un monumento megalítico sobre un túmulo?
M. Á. Valladares
Lo más llamativo de este enterramiento, situado a 100 metros de los anteriores, es la presencia de dos grandes lajas, hoy tumbadas, en lo alto del mismo. ¿Se trata de un monumento megalítico que se alzaba sobre un túmulo?

El segundo salvó el viejo cauce del río con piedras de gran tamaño
M. Á. Valladares
El segundo, muy cercano al anterior, tiene 12,5 metros, forma ovalada y está construido sobre una plataforma nivelada con el fin de librar el desnivel natural del prado. Su base cuenta con una protección de grandes piedras.

1 comentario:

Anónimo dijo...

estas noticias son siempre interesantísimas, gracias por publicarlas, enhorabuena!