16 mar. 2010 ~ ~ Etiquetas:

Los conservacionistas alegan contra la aprobación provisional del nuevo PGOU de Castilleja de Guzmán

Europa Press. 15/03/2010

Hoy concluye el periodo de información pública del documento de aprobación provisional del nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) del municipio aljarafeño de Castilleja de Guzmán (Sevilla), procedimiento en el que la Asociación para la Defensa del Territorio del Aljarafe (ADTA) ha formulado alegaciones contra las previsiones de crecimiento demográfico y urbanístico y la "ocupación" de los escarpes protegidos de la Cornisa del Aljarafe.

La organización conservacionista informó a Europa Press de que sus alegaciones parten de la premisa de que el documento de aprobación provisional del nuevo PGOU "no aporta estudio de población" que "justifique" las propuestas de crecimiento del suelo urbano, extremo que el colectivo defiende advirtiendo de que en los últimos diez años, el crecimiento de la población ha decaído desde el 20 por ciento registrado en 1999, hasta el dos por ciento experimentado en 2008. A tal efecto, los conservacionistas recuerdan que el vigente planeamiento urbano ya supone "una alta capacidad de crecimiento" en los planos demográfico y urbano.

Según los cálculos del colectivo, "con las debidas correcciones", el citado documento "incrementaría la ocupación del suelo en casi el 200 por ciento", toda vez que a partir de una ratio de ocupación de 2,4 habitantes por vivienda, el incremento de la población "se elevaría a un 90 por ciento, muy por encima del 50 por ciento permitido". En el caso de ser añadidas las viviendas previstas en el Suelo Urbanizable No Sectorizado, el incremento de población se elevaría "por encima del 130 por ciento".

Las alegaciones advierten también de la "ocupación del escarpe protegido por el Plan de Ordenación del Territorio de la Aglomeración Urbana de Sevilla (Potaus)", un documento de aspiraciones metropolitanas que para Castilleja de Guzmán, según los conservacionistas, dispone dos zonas de protección territorial; como son los "escarpes y formas singulares del relieve" y el "espacio agrario de interés".

En ese sentido, las alegaciones advierten de la "inestabilidad" de estos suelos de la cornisa del norte del Aljarafe, porque "en estos momentos, se está desplomando el arroyo Alfileres y ya ha provocado el hundimiento de una calle de Camas, posiblemente debido al aumento de las escorrentías por la urbanización del borde de cornisa en Castilleja de Guzmán". De cualquier forma, para el colectivo, "la cornisa tiene unos destacdos valores paisajísticos y arqueológicos y está protegida".

Por último, advierten los colectivos ecologistas que el documento de aprobación provisional del PGOU contempla actuaciones urbanísticas "en el entorno" del Bien de Interés Cultural (BIC) de la Hacienda Divina Pastora, catalogado con la categoría de Monumento y en cuyos aledaños, según estas alegaciones, se admitiría la instalación de equipamiento hotelero, educativo e incluso una residencia de ancianos.

No hay comentarios: