8 jun. 2010 ~ ~ Etiquetas:

IU-CA atribuye a una "carencia de gestión" la paralización de las excavaciones de los dólmenes de Valencina

Europa Press. 07/06/2010

El portavoz de IU-CA en el Ayuntamiento de Valencina de la Concepción (Sevilla), Francisco Arellano, advirtió hoy de que la paralización de las nuevas excavaciones arqueológicas promovidas en el entorno de los dólmenes prehistóricos de La Pastora y Matarrubilla, es fruto de una "carencia de gestión" por parte del Gobierno municipal socialista, dado que "no se ha preocupado" de que la modificación de las normas subsidiarias acordada por el pleno para permitir estos trabajos fuese debidamente publicada en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA), como era preceptivo.

En un comunicado remitido a Europa Press, Francisco Arellano recordó que él mismo había alertado en el seno de una comisión informativa e incluso en el propio pleno de que para comenzar estos trabajos de campo, financiados por la Consejería de Cultura pero promovidos desde el Ayuntamiento, era necesario que el BOJA publicase antes la modificación de las normas subsidiarias acordada por la Corporación municipal ara permitir tanto estas labores de investigación, como la futura creación del Centro de Interpretación del Calcolítico precisamente en estos suelos.

En ese sentido, recordó que "dos meses antes" de que el Consistorio diese comienzo a estos trabajos, el alcalde, Manuel Suárez (PSOE), y el concejal de Urbanismo "tenían conocimiento" de que la Comisión provincial de Urbanismo y Ordenación del Territorio había aprobado dicha modificación del planeamiento urbanístico, pero "en ese tiempo, no se han preocupado de realizar las gestiones oportunas para la publicación de la misma".

Por eso, descartó que la incidencia derive de "un error burocrático" y atribuyó el asunto a una "carencia de gestión" por parte del primer edil y su concejal de Urbanismo. Además, advirtió de que pese a ser decretada la paralización de las tareas, adjudicadas a la Sociedad de Desarrollo de Valencina (Sodeval), "se han realizado movimientos de tierras en parte de una zona que sigue con la máxima protección", pues hasta que no sea publicada la mencionada modificación urbanística en el BOJA "no se debería haber tocado un milímetro de tierra".

Fuentes municipales ya habían señalado a Europa Press que, en efecto, si bien el pasado 24 de mayo arrancaron los primeros trabajos de campo en la finca de titularidad pública bautizada como El Cuervo, --donde se alzan los dólmenes de La Pastora y Matarrubilla y donde el Consistorio y el Gobierno andaluz proyectan futuro Centro de Interpretación del Calcolítico--, tales trabajos fueron "paralizados" cuatro días después.

El motivo de esta decisión, según tales fuentes, reside en la necesidad de que el BOJA publique, y así haga efectivo, el acuerdo alcanzado el pasado 22 de diciembre por el pleno del Ayuntamiento en cuanto a la modificación del artículo 125 de las normas subsidiarias de Valencina de la Concepción. Esta modificación, en concreto, comprende la desprotección de un perímetro de 24.000 metros cuadrados para la construcción del citado museo. Este "error burocrático", no obstante, está siendo subsanado y la documentación ha sido ya entregada para su publicación en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Esto es una chapuza. Otra chapuza mas del equipo de gobierno en un yacimiento que ha tenido la mala suerte de no encontrarse con gestores politicos que sepan estar a la altura de su riqueza.
Nadie dimite ni Nadie da explicaciones. Ni el alcalde ni la concejala de patrimonio ni el teniente de alcalde de urbanismo.
Pero tampoco la Mesa de las asociaciaciones que se mostro aparentemente tan brava en otras ocasiones aparece por ningun lado.
¿ es que da igual que la incompetencia politica siga poniendo en riesgo el yacimiento de valencina?

Anónimo dijo...

Vaya, es muy curioso que se mencione a la Mesa Ciudadana como si tuviera algo que ver con este culebrón burocrático. La Mesa se ha convocado sin falta cada vez que ha existido una amenaza realmente importante y ha sido muy efectiva, que se sepa en este caso nadie la ha convocado, ni siquiera la asociación promotora de la denuncia y por algo será.
Será quizá porque no sea el papel de la mesa de asociaciones dedicar sus energías a poner impedimentos y pegas a todo lo que se haga, sea lo que sea, ya sea endiñarnos un patético dolmen falso, hacer una investigación arqueológica, levantar un ladrillo, o comprobar si los permisos tienen todas las pólizas y sellos porque ese es el trabajo y la responsabilidad del seprona, cultura, el arqueólogo, la oposición y la corporación que para eso están y algunos cobrando, y no paramos de comprobar lo bien que hacen las cosas.

Menos mal que I.U. sí parece estar haciendo lo que es su obligación, que es fiscalizar seriamente y con lupa burocrática la labor del gobierno municipal. Por cierto, el PP y el PSIV están perdidos, y el PSOE no es que esté desnortado, es que nunca ha tenido norte.
Por suerte la incompetencia política se juzga en las urnas, y por desgracia al mismo tiempo se corre el riesgo de legalizar al incompetente.

Anónimo dijo...

El concejal no adscrito está muy batallador con lo de la declaración de incompatibilidades de los trabajadores del Ayuntamiento que quiere el PSOE. Pero en cunato a lo que ha pasado con la excavación arqueológica esta muy calladito. ¿Alejandro dónde está esa línea roja que tanto pregonabas?¿Se trata sólo de un límite espacial? ¿Esa línea roja no debería alcanzar también las actuaciones para que se hagan conforme a Ley?

Anónimo dijo...

Cuando el PSOE presentó en sus listas a una arqueóloga y además independiente,los que nos preocupamos por el patrimonio pensamos que iba a ser una garantía de buena gestión y promoción del mismo.Error total:Obras municipales sin excavaciones previas("ahí no hay ná"),"terelito" de parque de atracciones,ahora esto etc. etc.Más bien parece que lo que pretendía esta Sra. era liberarse de su trabajo.Y a todo esto,¿no es consciente el Alcalde de tanta incompetencia? Veremos qué pasa en las próximas elecciones.