11 nov. 2010 ~ ~ Etiquetas: ,

«Es preciso proteger el dolmen de Alberite»

· A punto de retomar los trabajos arqueológicos en Benzú, el historiador coordina desde hoy las Jornadas de Prehistoria de Benalup
· José Ramos Profesor Titular de Prehistoria de la UCA

11/11/2010. La Voz Digital.

Lleva dos décadas trabajando en la provincia, elaborando estudios y actuando en yacimientos de Cádiz y alrededores. Después de estudiar la prehistoria gaditana, José Ramos, historiador de la UCA, dio el salto a Marruecos para abordar los vínculos entre las dos orillas. Nueve años de trabajos en Ceuta, en especial al abrigo de Benzú, han revelado importantes hallazgos. Ahora, a punto de continuar este proyecto, impulsa unas jornadas que reivindican el Cádiz prehistórico, el gran olvidado de la arqueología gaditana.

-¿Cuáles son las últimas novedades en relación a Benzú?

-Tenemos siete niveles excavados con presencia humana cuya cronología está muy definida -entre 300.000 y 70.000 años, la parte de Paleolítico- y una cueva con ocupaciones neolíticas del sexto milenio antes de la era actual. Ha habido grandes novedades respecto al periodo Neolítico. La primera tesis del proyecto, que incluye algunas de ellas, será defendida por el joven historiador Eduardo Vijande, que lleva en el proyecto desde que se inició. Estamos preparando una memoria de las excavaciones en Benzú. Hemos hallado en total cerca de 50.000 piezas.

-¿Qué informaciones manejan?

-Estos pobladores, aparte de ser cazadores-recolectores, eran pescadores y mariscadores. Hemos encontrado evidencias de pesca de momentos anteriores al 150.000 a.C. Y mucho marisqueo y maracofauna, algo estudiado también en la tesis de otro investigador joven del grupo, Juan Jesús Cantillo. Una de las síntesis es que Benzú, con esa tecnología del Musteriense, es más antigua que la zona del sur peninsular. Hay un debate sobre si sus autores fueron sapiens o neanderthales. En este sentido, sólo podemos decir que es una tecnología muy antigua. La sintonía con las de la Península está clara, la forma de elaborar herramientas, el sistema técnico... Benzú es un cazadero, hay fragmentos de herbívoros, grandes animales, que se han despiezado y trabajado allí. Hay huellas de trabajos con sílex y areniscas que dan prueba de ello. En este momento estamos preparando la monografía y nos hemos dado cuenta de que para completar todo esto había que prospeccionar la zona.

-¿Cuando dará comienzo la nueva campaña?

-Este año se ha programado una campaña geoarqueológica que dará comienzo el próximo lunes. En ella, van a participar geólogos como Salvador Domínguez Bella y de Simón Chamorro. Luego hay otros jóvenes investigadores con sus propios estudios que también intervienen.

-¿Cúanto va a durar?

-Sólo quince días y no es de excavación, sino de prospección superficial. Estará más centrada en la geoarqueología, en estudiar el territorio donde vivían y actuaban estos grupos.

-¿Cuántos yacimientos nuevos han aparecido en la zona?

-En el entorno de Ceuta hay seis sitios prehistóricos, en sintonía con el abrigo y la cueva, pero pensamos que habrá nuevas localizaciones. En esta zona, el paisaje ha cambiado mucho, el mar llegó a subir hasta 60 metros pero en los periodos fríos bajó bastante y el Estrecho llegó a tener hasta 6 kilómetros, sólo con varias islas. Estas cuestiones paleongeográficas nos interesan mucho por la cuestión del paso del Estrecho.

-Eso podría confirmar la teoría, que ustedes defienden, de que los homínidos, en lugar de llegar a Europa desde Oriente, lo hicieron a través del Estrecho.

-Ese es un debate a nivel internacional, un tema candente ahora mismo. En el Estrecho de Gibraltar, el de Mesina y la zona de Túnez con Italia está habiendo importantes novedades. En lo que aquí nos compete, vemos gran sintonía entre los yacimientos del Norte de África y los de Andalucía. En Algarve y el Alentejo también.

-¿Es pronto entonces para sacar conclusiones?

-Estamos trabajando con hipótesis pero hay similitudes claras. Hay piedras que avalan el movimiento de un sentido a otro, incluso prácticas de comercio. La clave ha estado en la continuidad de la investigación. La ciudad de Ceuta nos ha apoyado mucho. Estamos preparando muchos libros.

-¿Si se confirma su teoría, cambiaría la Historia?

-Hombre, yo soy muy prudente, eso me lo ha enseñado la veteranía. Pero hay cosas muy impactantes. Esta campaña es muy importante.

-Parece que sólo se habla de fenicios y no de restos más antiguos...

-Todos estamos orgullosos de este patrimonio, pero la Prehistoria era la gran olvidada de la arqueología gaditana. Estas jornadas de Benalup vienen a reivindicar esto. Una Universidad joven como la UCA ha conseguido hallazgos muy importantes. Por eso hay que dar a conocer los sitios de las dos orillas. Hay muy buena sintonía con los investigadores de Marruecos. En este sentido, el Centro de Interpretación 'Cádiz Histórico' de Benalup tiene que ser relanzado. Yo soy optimista, llevo más de veinte años en Cádiz y el sector ha cambiado mucho. Hay mucho futuro y esto puede solucionar los problemas económicos y sociales.

-¿Cuál es la gran joya del Cádiz prehistórico?

-El dolmen de Alberite, en Villamartín. Es un referente internacional, una de las cronologías más antiguas de la Península. Hay investigadores de todo el mundo que han venido a estudiarlo. Pero necesita una mayor protección y una implicación de las administraciones. Hoy hay un turismo cultural fuerte y eso atrae gente. Este dolmen tiene un potencial tremendo y se encuentra en un enclave natural espectacular.

-¿Cree que el valor turístico del patrimonio gaditano está suficientemente potenciado?

-No. Pero lo primero es investigar. Conocer lo que luego se va a difundir. Las administraciones tienen que dar subvenciones para que se pueda investigar. Luego viene la puesta en valor y la gestión.

-¿Un ejemplo de un yacimiento con una buena puesta en valor?

-La cueva de Ardales, en Málaga, es un yacimiento que se gestiona con control y del que se han publicado muchos estudios.

No hay comentarios: