12 nov. 2010 ~ ~ Etiquetas:

Por el Museo de la Prehistoria como modelo

La Asociación Los Dólmenes, de Amigos del Patrimonio Arqueológico Aljarafe Norte defiende:

Por la reubicación y potenciación del Museo de la Prehistoria Monográfico del Yacimiento

La figura del Museo ya existente y legalizada aporta el adecuado punto de partida como epicentro de la gestión de todo el espectro de necesidades y retos que plantea el presente y el futuro de la Zona Arqueológica.

Dicho centro, si dispone de los espacios adecuados, puede cubrir simultáneamente las siguientes necesidades:

  • Sede de gestión y administración del yacimiento.
  • Administración de la vigilancia de las cautelas arqueológicas.
  • Sede del Servicio/s Municipal/es de Arqueología dotado de recursos humanos y materiales especializados.
  • Espacio provisto para la investigación, clasificación y custodia de los materiales arqueológicos.
  • Espacio para la exposición y divulgación de los contenidos museográficos y de los enclaves dispersos musealizados.
  • Centro de recepción de visitantes, interpretación, e información turística y patrimonial de la comarca (orientado a la integración en un futuro Parque Cultural).
  • Espacio para la gestión de programas educativos y divulgativos, campos de trabajo, jornadas divulgativas, encuentros y congresos científicos.

En todo caso opinamos que su ubicación debe ser dentro del casco urbano para así propiciar empatía social, sinergias locales, y generar oportunidades económicas. Ubicarlo en la finca “El Cuervo” sobre la cota de divisoria cercana a La Pastora lo consideramos un craso error, que por su irreversibilidad marcará el paisaje prehistórico para las próximas generaciones.

Oposición al modelo de Centro de Interpretación adoptado

La Zona Arqueológica BIC del yacimiento del Calcolítico de Valencina/Guzmán necesita un verdadero impulso, bien direccionado, en cuanto a la dotación de equipamientos culturales que propicien su valorización cultural, social, y económica. Las expectativas de estos pueblos en ese sentido vienen manifestándose a lo largo de las dos últimas décadas, no habiendo encontrado el suficiente impulso institucional, o padeciendo el estar pendientes de planes de desarrollo sometidos a los crecimientos urbanos, y que basan en la construcción de centro de Interpretación

Los modelos de desarrollo patrimonial basados en los conocidos como Centros de Interpretación han demostrado en la mayor parte de casos conocidos ser un fracaso de gestión que, por ser insostenibles, terminan siendo clausurados, o incluso nunca llegan a ser abiertos debido a que generan gastos de personal y mantenimiento que los municipios no pueden afrontar a sus expensas (Casos de Centro del Guadiamar en Las Doblas y Dólmenes del Pozuelo p.ej.). Los pocos casos con más éxito son, curiosamente, los que han sido conceptualizados, promovidos, y gestionados por iniciativas privadas de carácter particular (casos de Almedinilla y Dehesa de Abajo p.ej.).

Estimamos que el turismo como factor de valorización no puede ni debe ser el objetivo último de los proyectos que emprendan nuestros municipios, ya que en la actualidad sin una verdadera acción encaminada a prestigiarlo desde la conservación, investigación, y divulgación del Patrimonio Arqueológico encuadrado en el marco de un Plan Director, el llamado Turismo Cultural no se interesará por este yacimiento, quedando las expectativas turísticas en una mera ficción.

Plan Director como documento básico y esencial para el necesario ordenamiento, gestión y sostenimiento del proyecto de desarrollo patrimonial

Elevación de la categoría de Zona Arqueológica a Conjunto Arqueológico integrando todos los elementos, potestad que corresponde a la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía y que creemos éste yacimiento merece sobradamente por la cantidad y calidad de los hitos patrimoniales y las potencialidades científicas.

Mancomunación de los municipios de Valencina y Castilleja de Guzmán en un objetivo de gestión común del Patrimonio, con efectos a largo plazo. Que les sitúe en la futura configuración del Parque cultural del Aljarafe Norte apuntado por el POTAUS al amparo de la nueva Ley 14/2008 del Patrimonio de Andalucía.

Creación de un órgano consultivo formalizado y vinculante, integrado por las administraciones locales, supramunicipales y autonómicas correspondientes, las entidades universitarias y científicas (sean sevillanas o no) y las organizaciones ciudadanas demostradamente centradas en la defensa del Patrimonio del territorio.

No hay comentarios: