4 feb. 2011 ~ ~ Etiquetas:

Multan con 120.000 euros a un hombre que usó un detector de metales junto al Castillo de Purchena (Almería)

La sentencia: “… posibilidad de que el presunto infractor podría haber vulnerado el artículo..” ¿Presunto infractor?, ¿podría haber vulnerado?, ¿posibilidad?
28/01/2011. Ideal.

La Junta de Andalucía, a través de la Delegación Provincial de Cultura de Almería, ha interpuesto una sanción de 120.000 euros a un hombre identificado como A.G.C., debido al uso de un detector de metales sin autorización en el entorno del Castillo de Purchena, un elemento arquitectónico declarado Bien de Interés Cultural (BIC).

Así lo han indicado fuentes de la Administración autonómica a raíz del anuncio publicado este viernes en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) que recoge la propuesta de resolución del procedimiento sancionador del pasado 14 de diciembre, en la que propone la citada sanción al considerar que los hechos podrían ser constitutivos de una infracción "grave" según la ley que regula el Patrimonio Histórico de Andalucía.

Concretamente, se atiende a la posibilidad de que el presunto infractor podría haber vulnerado el artículo 109.q de la Ley 14/2007 en la que se expresa como infracción grave el uso no autorizado o realizado sin cumplir los requisitos establecidos en la autorización concedida de aparatos detectores de metales u otras herramientas o técnicas que permitan localizar restos arqueológicos, en Zonas Arqueológicas y bienes inscritos en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz o en sus entornos.

El anuncio de notificación indica al interesado que, en el plazo de 15 días, contados a partir del siguiente al de la publicación del presente acto, puede presentar alegaciones a la propuesta de resolución ante el instructor del procedimiento, así como los documentos e informaciones que estime convenientes para evitar la sanción.

Vía: Paleorama en Red

3 comentarios:

Alberto dijo...

Los piteros son unos depredadores muy dañinos, no solo roban el patrimonio si no que destrozan el registro arqueológico haciendo un daño irreparable. ¡Al cuello con ellos! es decir; se coje el móvil, se llama al Seprona y ajustando las cuentas de estos piratas como el de Purchena.

NeroCaes dijo...

No hay peor enemigo que el desconocimiento. Hay que distinguir entre detectoaficionado y expoliador. Ambos usan detector, pero son diferentes y tienen intereses diferentes. En zonas de labor no existe contexto en la profundidad de afección de un detector, así que vamos a dejarnos de falsos tópicos y de mezclar churras y merinas.

Esto de los 120.000 euros es como si te pillan conduciendo con un piloto roto y te ponen una multa de 30.000 euros. Valiente sociedad estamos construyendo.

Alberto dijo...

Podrás llamarlo como quieras, pero en muchos pueblos andaluces- en nuestra profunda ignorancia- sabemos que sobre nuestros contextos arqueológicos muchos piteros se ganan el jornal con la máquinita, y no son precísamente cándidos aficionados buscando anillos y pulseras extraviados en la playa.
Como conozco la ley en Andalucía y defiendo el Patrimonio por si acaso llevo el número de la Guardia Civil en el móvil, y si veo alguien pitando en mi Zona Arqueológica no dudaré en llamarles, luego que le expliquen al juez eso tan interesante de la detectoafición.