15 mar. 2011 ~ ~ Etiquetas:

Galicia: Los robos de cobre llegan al dolmen de Dombate


Los báculos derribados y los destrozos todavía están visibles en el aparcadero. Fotos: José Manuel Casal.
Los ladrones arrancaron dos farolas recién colocadas para extraer el hilo eléctrico que acababan de instalar los técnicos
15/03/2011. La Voz. Juan Ventura Lado

Los ladrones de cobre que actúan en la comarca llegan a los puntos más insospechados y parecen dispuestos a demostrar que no hay ningún lugar a salvo de sus actuaciones depredadoras. Los últimos en comprobarlo fueron los trabajadores de la empresa Construcciones en Piedra Sigrás (CPS) que están levantando el centro de interpretación del dolmen de Dombate.

El día que acabaron de colocar la iluminación exterior del aparcamiento y después de probar que funcionaba, tuvieron que ver como su trabajo había sido en balde, puesto que esa misma madrugada, un grupo de delincuentes destrozaron la instalación para extraer el hilo metálico.

En la mayoría de los puntos de luz les bastó con abrir la caja de registro y, desde ella, pudieron tirar de la manguera hasta extraer el cableado completo. Sin embargo, en dos de los postes la labor se complicó y para completar la operación no dudaron en derribar las farolas. Con los báculos en el suelo, le fue mucha más sencillo hacerse con el cobre restante.

La propia empresa, según informaron fuentes municipales, ya se ha encargado de presentar la correspondiente denuncia, aunque los daños están todavía por reparar. Ayer mismo aún se podían ver las farolas derribadas en la explanada.

Este de Cabana no es el único caso de características similares ocurrido en la Costa da Morte los últimos días. Tal como señaló la Policía Local de Vimianzo, los ladrones también trataron de apoderarse del cable de la instalación eléctrica en la parroquia de Treos, concretamente junto a la iglesia. Allí los agentes descubrieron hace unas dos semanas que las cajas de registro presentaban signos de haber sido forzadas. Sin embargo, no echaron en falta ningún material. Días después, cuando volvieron al lugar, los policías comprobaron que los daños en las conexiones habían sido mayores. La manguera tipo macarrón por la que se pasan los hilos metálicos estaba arrancada en algunos puntos y las propias cajas de empalmes estaban rotas. Sin embargo, los autores de los hechos no consiguieron apoderarse de botín alguno. Únicamente provocaron unos desperfectos que ya han sido subsanados por los operarios de la compañía eléctrica.

Ponteceso

Al margen del suministro de corriente y del alumbrado público, el ámbito de actuación preferido de esta clase de delincuentes siguen siendo las líneas del servicio telefónico. El hecho de que esté libre de tensión facilita bastante el corte de las mangueras y minimiza los riesgos.

Esta semana pasada han vuelto a actuar en el municipio de Ponteceso, donde, según fuentes de telefónica se llevaron la cantidad de cable existente entre dos postes del tendido.

No hay comentarios: