11 sept. 2011 ~ ~ Etiquetas:

Un informe refleja una "agresión" al dolmen del Término previa a su reconstrucción


FOTO: EP.
Este "atropello", según rememora el arqueólogo, fue motivo de "varias denuncias" elevadas al Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil.
11/09/2011. Giralda Información.

La construcción megalítica de El Término, enclavada en la necrópolis calcolítica de Los Alcores-El Gandul, entre los municipios sevillanos de Alcalá de Guadaíra y Mairena del Alcor, sufrió en 1998 una "agresión" a manos del propietario de una de las fincas colindantes a la parcela donde se alza, según se desgrana en un informe elaborado por un arqueólogo de la Consejería de Cultura, en cuanto a las labores de reconstrucción que, en el año 2000, concluyeron con la recuperación de este monumento megalítico.

El informe en cuestión fue elaborado en 2001 por José Manuel Rodríguez Hidalgo, uno de los arqueólogos especialistas de la Delegación provincial de la Consejería de Cultura, y versa sobre el proyecto de recuperación impulsado por la Administración autonómica entre febrero y marzo del año 2000 sobre este monumento megalítico. El dolmen de El Término, un ´tholos´ formado por un corredor, una primera cámara y una segunda cámara unida a la principal mediante un pasillo, podría datar del siglo III antes de Cristo y fue sometido en 1971 a intensas labores de excavación que supusieron un desmantelamiento parcial de la construcción.

"EN ESTADO TERMINAL DE RUINA"

En su informe, Rodríguez Hidalgo explica que en el año 2000, este dolmen se encontraba "en un estado terminal de ruina", pues "tras la excavación, el monumento fue dejado a su suerte". "Estaba lleno de basuras y vegetación parásita. Había crecido un almez en el pasillo principal. Tenía pérdidas por rotura", detalla este arqueólogo de la Consejería de Cultura en cuanto al estado que presentaban las ruinas de este dolmen antes de su reconstrucción. Y es que en su informe, recogido por Europa Press, Rodríguez Hidalgo no oculta que la decisión adoptada, más allá de simples labores de restauración, fue la de "reconstruir" el monumento megalítico a cuenta del estado en el que se encontraba.

"Nos interesaba recuperar su forma original, aunque conscientes de las limitaciones propias de las pérdidas producidas por el paso del tiempo y los múltiples avatares que éste le deparó", resume el arqueólogo, quien defiende que la reconstrucción consumada pretendía "recuperar los valores históricos, de antigüedad y rememorativos del monumento, sin alterar su génesis, a partir de una base científica de investigación, análisis e interpretación".

"AGRESIÓN Y ATROPELLO" AL DOLMEN

Pero además, este informe recoge que en 1998, poco menos que dos años antes de la reconstrucción de este monumento megalítico, el dolmen de El Término fue víctima de "una agresión" que José Manuel Rodríguez Hidalgo atribuye al propietario de la finca La Lozana, colindante con la parcela que alberga al dolmen. El dueño de la finca La Lozana, según este informe, "seccionó transversalmente la parte trasera del túmulo" cuando ejecutaba un vallado de sus terrenos, extremo que se tradujo en "la pérdida de casi la quinta parte de la superficie" del monumento megalítico.
Este "atropello", según rememora el arqueólogo, fue motivo de "varias denuncias" elevadas al Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil, al Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra y a la Consejería de Cultura.

No hay comentarios: