13 sept. 2011 ~ ~ Etiquetas:

Una excavación en Jaén aporta datos clave para conocer la Edad del Bronce


Trabajos de excavación en la acrópolis de Peñalosa, donde aparecieron los restos.
Una campaña arqueológica de la Universidad de Granada desvela pruebas de la actividad textil de hace 4.000 años.
13/09/2011. Diario de Sevilla.

Las excavaciones en el yacimiento arqueológico de Peñalosa, ubicado en el municipio jiennense de Baños de la Encina, han permitido conocer varios contextos de la vida cotidiana de incalculable valor para explicar la vida de la Edad del Bronce, entre los que sobresale el desarrollo de una actividad textil especializada con la aparición de un telar en una vivienda. Así se puso de manifiesto ayer en la visita realizada por la directora general de Bienes Culturales de la Consejería de Cultura, Margarita Sánchez, acompañada de la delegada provincial, Mercedes Valenzuela, y junto al alcalde de Baños de la Encina, Antonio Las Heras, al enclave, en el que se está desarrollando la novena campaña de excavaciones arqueológicas, una actuación dirigida por el catedrático de Prehistoria de la Universidad de Granada (UGR), Francisco Contreras.

En la campaña han participado los investigadores Auxilio Moreno, Luis Arboledas y Eva Alarcón, de la UGR, así como un amplio equipo de arqueólogos de la universidad granadina. Durante esta nueva campaña, financiada por la Consejería de Cultura, se han excavado varios complejos de la zona fortificada de la acrópolis, quedando demostrado la existencia de varias fases en la ocupación del poblado durante la Edad del Bronce, hace unos 4.000 años. Entre la fase antigua y la más reciente hubo una gran destrucción que derribó parte del poblado, con un fuerte incendio.

Los complejos excavados en esta actuación arqueológica, que comenzó el mes de agosto, muestran varios contextos de la vida cotidiana de incalculable valor para explicar la vida de la Edad del Bronce. En una de las casas se ha documentado, en el suelo más antiguo, todo el desarrollo de una actividad textil muy especializada, con la existencia de un telar vertical apoyado en la pared (se conservan las improntas del barro que sujetaba los maderos de encina), más de 30 pesas de arcilla para tensar los hilos del telar y punzones y agujas de hueso relacionados con la confección de tejidos. En esta misma casa se han documentado distintas vasijas de almacenamiento (orzas) con restos de cereales y legumbres, así como un buen número de dientes de hoz de sílex que muestran el trabajo agrícola de la recolección de cereales.

Un segundo complejo ha mostrado el ajuar de un posible minero de Peñalosa con la aparición de varios martillos para la extracción del mineral y un juego de dos escoplos de bronce utilizados posiblemente en la extracción de mineral. En esta campaña, además, se ha documentado que al exterior del poblado se realizaban toda una serie de trabajos artesanales importantes, como la metalurgia y posiblemente también la realización de labores alfareras. En el caso de la metalurgia se ha localizado un vertedero al exterior del poblado que ha proporcionado un elevado número de escorias, restos de paredes de hornos o crisoles, entre otros materiales, que indican la gran importancia de la actividad metalúrgica en estas comunidades del Alto Guadalquivir durante la Edad del Bronce y que convierte a la metalurgia del cobre en la principal actividad económica de estas sociedades.

En general, a lo largo de esta intervención arqueológica, se han llevado a cabo trabajos de consolidación en la fortificación del yacimiento y en algunas viviendas de la acrópolis de Peñalosa. Además, se están realizando trabajos de conservación de las estructuras y de los muros de las casas para su futura consolidación.

No hay comentarios: