26 oct. 2012 ~ ~ Etiquetas:

Nueva amenaza para el patrimonio histórico en Alcalá de Henares

El Ayuntamiento de Acalá de Henares erre que erre.

Parece ser que el Ayuntamiento de Alcalá de Henares ha decidido, como objetivo atemporal de sus políticas, llevar a cabo la destrucción total del Patrimonio Alcalaíno. Si ya se venía denunciando la destrucción y/o abandono del Yacimiento Calcolítico de la Esgaravita, la Villa Romana de El Val, la Necrópolis Visigoda de Afligidos... Si ya se venía denunciando en la Lista Roja del Patrimonio Complutense, decenas de lugares más... Ahora han comenzado a destruir el de la Magdalena. A continuación la Nota de Prensa del GDPC:

Nueva amenaza para el patrimonio histórico en Alcalá de Henares.
El Yacimiento de La Magdalena en peligro inmediato de ser arrasado


El Yacimiento de La Magdalena en Alcalá de Henares se encuentra en grave peligro
de desaparecer, debido a la proyectada construcción de dos naves de logística. Una
importante necrópolis con más de doscientas inhumaciones, varios hornos cerámicos
romanos, pozos, estructuras industriales y de habitación entre otros restos históricos, pueden perderse definitivamente con el beneplácito de la Comunidad de Madrid y del Ayuntamiento de Alcalá de Henares.

Varios años llevan excavando los arqueólogos en el Yacimiento de La Magdalena, situado entre las naves de las empresas Avon y Teka (Alcalá de Henares), un terreno delimitado por la autovía A2 y el río Henares. Los hallazgos que han sacado a la luz, superan con creces las previsiones iniciales: han localizado más de 230 inhumaciones de períodos que abarcan desde la Edad del Cobre a diferentes etapas de la dominación romana y épocas posteriores. Han aparecido almacenes, aljibes, hornos
cerámicos, pozos de agua, un foso, así como otras estructuras que documentan de manera insustituible la huella del ser humano en estas tierras complutenses. Se trata de un hallazgo de alto valor que cualquier municipio desearía tener, proteger y conservar. Una ocasión única para documentar parte de la Historia de Alcalá de Henares y su comarca, además de poder convertirse en foco de cultura y turismo. Sin
embargo, para las autoridades de la ciudad las previsiones son otras.

Las excavaciones comenzaron al comprar ese terreno la empresa multinacional Goodman, que proyecta construir dos naves para fines de logística. Como paso previo a las obras, por tratarse de un área catalogada, comenzaron las prospecciones y excavaciones arqueológicas, que han tenido ocupado a un nutrido grupo de arqueólogos por varios años. Hasta que ha llegado la orden de parar y no seguir
excavando. No se desea que salga nada más a la luz. Pese a lo descubierto, no se contempla variar la construcción de las naves, aun a costa de arrasar el yacimiento.

Paradójicamente, la construcción de las naves no supondría la necesaria destrucción del yacimiento, si se toman la medidas oportunas. Al parecer, ambos podrían convivir en una cierta vecindad. El problema proviene, según se informa, del requerimiento del Ayuntamiento de Alcalá para que la empresa propietaria ceda al municipio una parte de los terrenos. Esa cesión estaría, por expresa solicitud del Ayuntamiento, en el área norte de la parcela, lo que obliga a las naves de Goodman a desplazarse al sur y edificarse sobre los restos arqueológicos. Si tan solo el Ayuntamiento variara sus exigencias, las naves podrían situarse sobre la parte norte de la parcela, dejando libre la franja sur, que es donde se sitúan los restos hasta ahora localizados. Pero en medio del silencio, no parece ser esa la disposición de los munícipes.


Los intentos de conseguir información de la Dirección General de Patrimonio de la Comunidad de Madrid han sido infructuosos. El Ayuntamiento de la ciudad, pese a conocer los hallazgos y su extensión, tampoco ha brindado información a la ciudadanía. Nos movemos rodeados de oscurantismo y de trámites aprobados intempestivamente en pleno verano. No interesa que se sepa la verdad.

Desde el Grupo en Defensa del Patrimonio Complutense, así como desde otros colectivos ciudadanos, exigimos que el Ayuntamiento de Alcalá de Henares, en cumplimiento de sus funciones, varíe sus pretensiones y preserve el Yacimiento de La Magdalena. Que dé prioridad a la Historia antes que a las ganancias económicas inmediatas. Si debe recibir cesión de terrenos para permitir la construcción, que esa cesión se efectúe en la parcela que demuestra poseer alto valor arqueológico. De este modo, el yacimiento pasaría a ser de propiedad pública, garantizando su conservación, no su especulación.

Alcalá de Henares es Ciudad Patrimonio de la Humanidad. Los ciudadanos necesitamos ver que esa distinción pasa más allá del papel, y que tenemos gobernantes que de verdad se preocupan por el patrimonio histórico y arqueológico de la provincia. Por el patrimonio de todos.

Grupo en Defensa del Patrimonio Complutense

Fuente: http://asamblealiberacionespaciosalcala.blogspot.com.es/2012/10/el-ayuntamiento-de-alcala-erre-que-erre.html

No hay comentarios: