28 nov. 2013 ~ ~ Etiquetas: ,

El «otro Parque María Luisa» está en Castilleja de Guzmán

26/11/2013. ABC.

En un pueblo sevillano, a tan sólo seis kilómetros de Sevilla, en un mirador con unas vistas incomparables a la capital hispalense, justamente en Castilleja de Guzmán se encuentra el Jardín de Forestier, un espacio de 26.000 metros cuadrados que alberga en su interior más de 60 especies diferentes de árboles, arbustos y plantas trepadoras.

Este rincón natural lleno de vida es conocido también como el «otro Parque María Luisa». Se le denomina de esta forma porque ambos jardines, el de Sevilla y el de Castilleja de Guzmán, fueron proyectados por el mismo paisajista y en la misma época. Como no podía ser de otra manera, fue el francés Forestier, que vivía una época dorada España alrededor de los años 20, el encargado de dar forma, llenar de vida y espectacularidad estos pulmones verdes de la provincia

La popularidad que adquirió Forestier como jardinero, tras la obra del Parque María Luisa, animó al IV Conde de Castilleja de Guzmán, Joaquín Rodríguez de Rivas y de la Gándara, a llamarlo para que embelleciera su palacio del siglo XVII. Entre los años 1920 y 1928, el ingeniero forestal transformó el exterior de la hacienda en un jardín dotado de un paseo de jacarandas, escalinatas de mármol, setos, naranjos y pérgolas. Además, construyó una gran fuente junto al mirador, levantó quioscos perimetrales y colocó una fuente adosada a la pared lateral del palacio, con un mascarón monstruoso a la que se ha llamado «fuente de la vieja».

El Parque María Luisa y el Jardín de Forestier tienen estilos muy parecidos. El experto botánico no impuso el clasicismo francés en sus trabajos de Sevilla y adaptó su obra al clima y al paisaje de la provincia andaluza. El jardín de Castilleja de Guzmán fue uno de los últimos trabajos del artista que falleció en el año 1930.

Ahora su obra es propiedadde la Universidad de Sevilla y se guarda con mucho recelo, puesto que pertenece a las actuales instalaciones del Colegio Mayor Santa María del Buen Aire. Sin embargo puede ser visitado por los curiosos todos los sábados de once de la mañana a una del mediodía.

No hay comentarios: