25 mar. 2014 ~ ~ Etiquetas:

Piden dos años de cárcel a un agricultor que dañó una necrópolis romana en Valencina

25/03/2014. La Razón.

La Fiscalía de Sevilla ha pedido dos años de cárcel y el pago de 21.450 euros de indemnización para un agricultor que llevó a cabo un movimiento de tierras en la necrópolis del yacimiento arqueológico de la localidad sevillana de Valencina de la Concepción.

El acusado llevó a cabo los movimientos de tierras sin licencia alguna y luego plantó vides "a sabiendas de que con ello comprometía gravemente los restos arqueológicos del subsuelo", según el escrito de acusación al que ha tenido acceso Efe.

El acusado A.M.M. es titular de una finca en el paraje Las Cañadas, donde en ocasiones se habían encontrado fragmentos arqueológicos de la época imperial romana y es una zona de protección del paisaje en grado I, según las normas subsidiarias municipales.

Por ello, la zona está sujeta a una categoría de protección especial como "paisaje sobresaliente" y tiene además una "protección arqueológica integral", donde solo están autorizadas las intervenciones "potenciadoras del paisaje", dice la Fiscalía.

El escrito de acusación recuerda que las normas municipales "prohíben la realización de explanaciones, aterramientos y cualquier movimiento de tierras, excepto los directamente relacionados con la investigación científica del yacimiento arqueológico".

El acusado llevó a cabo los movimientos de tierras sin autorización alguna y pese a conocer "la alta probabilidad de dañar los restos arqueológicos que existían en el subsuelo, ya que en ocasiones había encontrado fragmentos arqueológicos de época imperial romana en su predio".

En los primeros meses de 2010 el acusado hizo movimientos de tierra hasta configurar dos plataformas separadas: una superior de unos 230 metros cuadrados y otra más baja de 220 metros, mediante un desmonte que llegó a superar en algunas zonas los dos metros de profundidad y "a sabiendas de que con ello comprometía gravemente los restos arqueológicos del subsuelo", según la acusación.

Su actuación "ha supuesto una pérdida irreparable de registro arqueológico y daños al patrimonio histórico que han sido tasados en 21.450 euros", que la Fiscalía pide que se devuelvan a la Consejería de Cultura de la Junta.

La Fiscalía imputa al acusado un presunto delito de daños contra el patrimonio histórico por el que solicita dos años de prisión, y multa de 20 meses con cuota diaria de 10 euros, lo que equivale a 6.000 euros.

En el juicio que celebrará en los próximos meses un juzgado penal de Sevilla declararán como testigos los agentes del Seprona de la Guardia Civil que investigaron los hechos, un arqueólogo de la Consejería de Cultura y el arquitecto y arqueólogo municipal de Valencina de la Concepción.

No hay comentarios: