10 sept. 2014 ~ ~ Etiquetas:

Una colecta para hacerle un monumento a Forestier lleva recaudados 2.000 euros

Hasta ahora, se han recogido «unos 2.000 euros», comentaba ayer el presidente de la entidad, Jacinto Martínez. «Y de ayuda de las administraciones, nada de nada: la gente».
10/09/2014. El Correo.

Le erigieron una estatua a uno de los dos grandes arquitectos del Parque de María Luisa, el de los edificios: Aníbal González, que ahora se asoma en bronce desde su peana a la mismísima Plaza de España. Pero han pasado los actos del centenario y la otra mitad de la memoria, la que debería recordar al otro artífice de la majestuosidad del recinto, sigue dormida. Jean Claude Forestier, arquitecto paisajista y diseñador de los jardines, no tiene un monumento allí, y la Asociación de Amigos de los Jardines de la Oliva, en la medida de sus limitadas posibilidades, ha emprendido una cuestación para recaudar fondos con los que subsanar el olvido y hacer justicia con la historia de Sevilla. Hasta ahora, se han recogido «unos 2.000 euros», comentaba ayer el presidente de la entidad, Jacinto Martínez. «Y de ayuda de las administraciones, nada de nada: la gente».

«Estamos solos en esto», se lamentaba Martínez. «Y lo que es más conmovedor de todo: que parte de esos fondos recaudados es lo que han ido poniendo los chiquillos de los colegios cuando hemos ido a dar alguna charla o algo; unos han puesto diez céntimos, veinte…», y todo a base de las aportaciones de particulares a la cuenta que han abierto en La Caixa bajo el lema Monumento a Forestier. Un profesional de renombre que no solo diseñó el citado parque: por las mismas fechas urbanizó también Montjuic para otra renombrada exposición, la de Barcelona del mismo año, 1929. En Castilleja de Guzmán hay otro par de muestras de su talento como diseñador de espacios verdes, así como por diversos lugares de España. Pero sobre todo, Forestier fue un hombre de París, y su mejor impronta quedó en los jardines y parques de la capital francesa, así como en sus paseos, de los que fue conservador. Todo ello sin perjuicio de que Sevilla lo recuerde como merece la huella que en ella dejó, que no es poca. De momento, a falta de implicación de las administraciones u otras entidades, la idea de los Amigos de los Jardines de la Oliva es solo un embrión, una intención que aspira a completar, con este homenaje, la celebración del centenario del Parque de María Luisa.

No hay comentarios: