27 oct. 2014 ~ ~ Etiquetas: ,

Los conservacionistas reclaman que el cerro de Carambolo pase a titularidad pública

Los terrenos llevan años "abandonados" y se suceden los vertidos ilegales.
27/10/2014. El Correo.

La presidenta de la asociación cultural Los Dólmenes, Luz Mato, ha manifestado este domingo que la solución al abandono y deterioro que sufre el cerro del Carambolo, enclavado en Camas y donde en 1958 fue descubierto el famoso tesoro homónimo, pasa ineludiblemente por que “lo público” se haga con la titularidad de los terrenos, actualmente en manos del grupo promotor Gabriel Rojas.

En declaraciones a Europa Press, Luz Mato he rememorado que durante los últimos años, la organización que preside ha elevado varias quejas y avisos a las administraciones, acerca de los vertidos ilegales de basura y escombros que sufre el cerro del Carambolo, que corona Camas y donde descansan unos vestigios que los arqueólogos atribuyen a un antiguo santuario fenicio. “El cerro está abandonado y lleno de basura”, ha manifestado lamentando la situación de este espacio que debería estar “protegido” por las administraciones, a las que ha recordado que la declaración del cerro del Carambolo como bien de interés cultural (BIC) lleva “años parada”.

Después de que la Consejería de Educación, Cultura y Deporte haya instado recientemente a su delegación territorial de Sevilla, a que “tome las medidas oportunas para normalizar las circunstancias en las que se encuentra” el cerro, en términos de conservación, Luz Mato ha opinado que, de un modo u otro, la solución a este problema pasa irremediablemente por que la titularidad de los terrenos del yacimiento arqueológico “pase a titularidad pública”, ya sea mediante una expropiación o por la vía de la negociación. “Las administraciones ignoran totalmente la realidad del cerro y es un patrimonio que pertenece a todos”, ha dicho lamentando que las administraciones no traten las ruinas del Carambolo del mismo modo que el fabuloso ajuar áureo descubierto en él.

El cerro de El Carambolo, donde antiguamente se ubicaba la Sociedad de Tiro Pichón, fue el 30 de septiembre de 1958 el escenario de uno de los mayores descubrimientos del pasado de la provincia y de toda Andalucía; las ruinas de una antiquísima construcción y un tesoro de 21 piezas de oro labradas al estilo oriental y cuyo origen se remonta a los siglos VII y VIII antes de Cristo. Se trata, como no, del famoso tesoro del Carambolo, actualmente depositado en el Museo Provincial de Arqueología.

Los suelos del cerro fueron adquiridos en el año 2000 por el grupo promotor de Gabriel Rojas, al objeto de construir un hotel de 150 habitaciones que integraría las ruinas del santuario, –principalmente vestigios de cimentaciones de adobe–, mediante un centro de interpretación. No obstante, y pese a que todavía sigue a la espera la declaración de Bien de Interés Cultural (BIC) anunciada para este entorno, las restricciones dictadas desde la Consejería de Cultura a esta iniciativa motivaron que en 2009, el citado grupo inmobiliario ofertase los terrenos a la Administración autonómica al considerar truncado su proyecto.

Tres años después, ya en 2012, trascendió que Gabriel Rojas había emprendido una reclamación patrimonial contra la Junta de Andalucía, a cuenta de los perjuicios derivados del fracaso de su proyecto de hotel, extremo a su vez fruto de las restricciones urbanísticas impuestas sobre los terrenos, que segurían en poder del grupo promotor.

No hay comentarios: