21 nov. 2014 ~ ~ Etiquetas:

Huelva: 650.000 euros para la puesta en valor del conjunto dolménico de El Pozuelo

En los últimos cuatro años la Consejería de Medio Ambiente ha acondicionado y mejorado la accesibilidad a los dólmenes.
21/11/2014. Huelva Ya.

pozuelo_70_0079271La Junta de Andalucía, a través de las delegaciones de Educación, Cultura y Deporte y de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, ha realizado en los últimos cuatro años actuaciones de investigación arqueológica y de conservación y puesta en valor patrimonial de los dólmenes del conjunto dolménico de El Pozuelo. Los trabajos ya concluidos y que han tenido una inversión global de 650.000 euros, han sido visitados este viernes por los titulares de Educación y de Agricultura, Vicente Zarza y Josefa González Bayo.

En este periodo, la Consejería de Medio Ambiente ha acondicionado y mejorado la accesibilidad a los dólmenes. También ha trabajado en la recuperación de los valores naturales del paisaje y la difusión y señalización direccional con cartelería específica del conjunto dolménico.

La intervención patrimonial en los dólmenes 1 y 2 del conjunto megalítico de El Pozuelo ha sido promovida por la Consejería de Educación, Cultura y Deporte de la Junta de Andalucía y ha supuesto la culminación del primer paso para la puesta en valor del grupo dolménico de Los Llanetes, ubicado en el Monte Público de Los Barreros-Peñas Blancas dentro del término municipal de Zalamea la Real. Estos trabajos han dado continuidad a los acometidos en 2010, que estuvieron centrados en la investigación y conservación de los dólmenes 3 y 4, y han supuesto suponiendo la ampliación y mejora de sitios visitables en el marco de la Ruta Dolménica de la provincia de Huelva. El gran valor arqueológico de este grupo megalítico se incrementa con su peculiar emplazamiento paisajístico.

El grupo de Los Llanetes está compuesto por cuatro grandes construcciones megalíticas erigidas en la Prehistoria reciente, distribuidas en conjuntos pareados en dos elevaciones a ambos lados del Barranco de Agua Fría, en la cabecera de un amplio valle abierto hacia el Este de gran singularidad paisajística y riqueza ecológica.

La intervención interdisciplinar en los dólmenes 1 y 2 ha supuesto la consolidación de los conocimientos y mecanismos de conservación a desarrollar. La investigación arqueológica se ha centrado en el estudio de sus características arquitectónicas, sus prácticas rituales y su paleoambiente, para conocer sus elementos y fases constructivas, la funcionalidad de estas estructuras (funeraria, de culto a los antepasados, astronómica, etc.) y el medio natural en el que se emplazaban, sirviendo de referencia para el establecimiento de pautas para su conservación e integración paisajística.

Se ha desarrollado una actividad arqueológica compleja, empleándose modernas técnicas de excavación y registro microespacial, con un abundante documentación planimétrica (levantamientos microtopográficos de los dólmenes y su entorno) y gráfica (fotografías y reportajes fotográficos con drones), complementadas con estudios científicos para el conocimiento exhaustivo de estos monumentos megalíticos: estudio geoarqueológico (geotecnia y litología) para concretar las características materiales y geológica de los dólmenes, análisis paleoambientales (antracología y palinología) para determinar el paisaje de la Prehistoria reciente en este sitio, dataciones radiocarbónicas (carbono 14) para precisar la cronología de la construcción y uso de cada uno, estudio de las grafías y motivos grabados y pintados para identificar la presencia de elementos de “arte megalítico”.

La actuación de conservación ha solucionado las deficiencias previas, desarrollándose un conjunto de trabajos de consolidación que garantizan la preservación de los dólmenes, estableciendo medidas de mantenimiento periódicas necesarias para su adecuado equilibrio como yacimiento arqueológico.

Los resultados preliminares de la actividad arqueológica en los dólmenes 1 y 2, al igual que lo fueron en los dólmenes 3 y 4, son muy notorios y novedosos, pudiendo destacar de manera genérica tres aspectos claves derivados de su investigación: 1) la monumentalidad de estas construcciones; 2) la existencia de múltiples elementos constructivos asociados a los dólmenes, dispuestos en torno a los mismos, caso de las plataformas y terrazas, rampas de acceso, altares y estelas; 3) la larga perduración del uso de estos sitios durante milenios, documentándose diversas fases constructivas hasta su conformación final, indicando el valor sagrado de estos espacios y sus construcciones para las comunidades que ocuparon el territorio del Andévalo oriental desde la Edad del Cobre a la Edad del Hierro. Todo ello ha supuesto la confirmación de la existencia de grandes recintos megalitos en el grupo de Los Llanetes similares a los localizados en otras regiones de la fachada atlántica europea, definiendo un paisaje megalítico ritual con unos rasgos distintivos y propios que lo hace singular y único en el contexto del megalitismo de la Península Ibérica.

La coordinación entre las delegaciones de Educación, Cultura y Deporte y de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio ha permitido que desde el área de medioambiente se desarrollen actuaciones que han reforzado la puesta en valor de este enclave y que, en el marco del Plan de Choque por el Empleo y con un presupuesto de 55.000 euros, se haya acometido el adecentamiento de los accesos a los dólmenes, la instalación de pasos de agua, la señalización del propio conjunto hasta tareas de restauración ambiental y eliminación de especies exóticas, y el vallado de protección de la Mina Chinflón.

No hay comentarios: