26 ene. 2015 ~

La Junta reduce a 400.000 euros la partida del patrimonio histórico

Las inversiones en bienes culturales y monumentos cae en picado desde 2012 en Sevilla. El PP critica los «recortes» y que 168 millones no se hayan ejecutado
26/01/2015. ABC. Chema Rodríguez.

La conservación y restauración del vasto patrimonio histórico de Sevilla ha desaparecido prácticamente de los presupuestos de la Junta de Andalucía. En los últimos años, el gobierno del PSOE ha llevado a cabo una política de recorte del gasto que ha sido especialmente acentuada en Cultura y que, en lo que se refiere a patrimonio histórico, ha alcanzado las mayores cotas.

Según los datos de la propia Administración andaluza, la Consejería de Educación, Cultura y Deporte no ha invertido en los últimos años ni siquiera 400.000 euros por ejercicio en el cuidado de museos, yacimientos arqueológicos, iglesias o castillos, por citar algunos ejemplos de la rica miscelánea que forman el patrimonio histórico sevillano.

En concreto, entre 2012 y finales de 2014, la Junta de Andalucía destinó a esta materia una media de 397.645,86 euros al año, lo que supone reducir a la mínima expresión el gasto en patrimonio, más allá de los gastos corrientes.

Las cifras de la Secretaría General de Cultura, a las que ha tenido acceso EL MUNDO de Andalucía, son muy elocuentes y dejan claro que la Junta ha dejado al ralentí las inversiones en bienes culturales, aunque el recorte fue especialmente acusado en 2012.

Ese año, en concreto, el departamento que dirige Luciano Alonso apenas invirtió 283.453,81 euros, una cifra testimonial. Y la mitad del dinero se gastó en sólo tres actuaciones:unas obras en los baños del patio de la Sima del castillo de Alcalá de Guadaíra (58.882 euros); trabajos en la torre de la iglesia de Santa Cruz de Écija para la instalación de campanas y una veleta (58.085,50 euros) y obras en la puerta de Sevilla de la localidad de Carmona (57.028,48 euros).

Las 'grandes' inversiones
Castillo de Alcalá de Guadaíra. La Consejería de Cultura invirtió 58.882 euros en la realización de obras en los baños del patio de la Sima de la fortaleza alcalareña.
Iglesia de Santa María la Blanca. La restauración de este templo del siglo XIII supuso en 2013 un desembolso para la Junta de 246.905,58 euros, prácticamente la mitad de la partida de inversiones de ese ejercicio.
Conjunto arqueológico de Itálica. La Junta acometió en 2014 dos actuaciones en la antigua ciudad romana: obras de conservación e infraestructura escénica (291.086,73 euros) y la consolidación de taludes en el anfiteatro (8.670,87 euros).
El resto del dinero se repartió entre la certificación final de la restauración de la torre de San Juan, también en Écija; trabajos de drenaje en la Casa de la Cañada Honda de Itálica o la recuperación de la sala capitular del Monasterio de Santa María de las Cuevas.

En total, de acuerdo con los datos de la propia Junta, se promovieron once actuaciones, la mayoría de ellas simbólicas y por importes que no superaban muchas veces los 5.000 euros. Claro que la falta de obras quiso suplirla la Consejería de Cultura con una multitud de estudios, redacción de planes, diagnósticos y redacción de proyectos, metros trámites administrativos en los que la Junta gastó en 2012 casi 150.000 euros.

La continuación de la restauración de la iglesia de Santa María la Blanca -un proyecto que venía de atrás- fue la única inversión importante en patrimonio al año siguiente, el 2013. De hecho, se llevó más de la mitad de los 466.076,78 euros a los que ascendieron las inversiones en este apartado.

Que el templo, cuyo origen se remonta a una sinagoga hebrea del siglo XIII, reconstruido en 1662 y declarado Bien de Interés Cultural (BIC), recuperase en parte su esplendor supuso un desembolso de 246.905,58 euros en 2013, el mismo año en el que reabrió sus puertas tras culminar la segunda fase de recuperación.

Tal cantidad, teniendo en cuenta el estado de penuria de las arcas autonómicas, provocó que no hubiese dinero para muchas más actuaciones y, de hecho, sólo se pudo acometer una intervención en el zócalo de azulejos del claustro del convento de Santa Inés, donde también se reparó la cúpula de la sala Profundis.

Obras en Monsalves

En 2013, apenas hubo fondos para acometer una decena de proyectos y, aparte de la rehabilitación de Santa María la Blanca y el convento de Santa Inés, se invirtieron menos de 15.000 euros en actuaciones en San Isidoro del Campo, algunas cantidades menores en trabajos arqueológicos y se acometió el desmontaje de pinturas murales en el antiguo Palacio de Monsalves, llamado a ser la ampliación del Museo de Bellas Artes según un plan hoy paralizado.

Si en 2013 fue Santa María la Blanca la que se llevó el grueso de las inversiones, el año pasado la 'estrella' fue Itálica, que consumió 291.086,73 de los 436.267,98 euros de la partida para patrimonio en la provincia.

Asimismo, a Itálica se destinaron otros cerca de 9.000 euros para la consolidación de taludes en el anfiteatro y el Palacio de Monsalves se llevó algo más de 50.000 euros en diferentes obras de conservación para evitar una mayor degradación del monumento, cerrado a la espera de mejores tiempos. Por último, el conjunto arqueológico de Munigua recibió el resto del dinero invertido en 2014, aunque no en un gran proyecto sino en el vallado del recinto.

Estos datos demuestran, a juicio de la parlamentaria del PP por Sevilla Macarena O'Neill, que la presidenta de la Junta, Susana Díaz, «no valora la cultura como generadora de empleo». Lo evidencia, insistió la parlamentaria popular el hecho de que entre 2009 y 2015 la Administración andaluza haya reducido un 61% el presupuesto para cultura, «un 5% más de lo que ha bajado el general».

Por si fuera poco, O'Neill añade que además el gobierno andaluz ha dejado 168 millones de euros sin ejecutar en el periodo comprendido entre 2008 y 2013.

«Todos estos recortes afectan al patrimonio histórico de Sevilla, de forma que la Junta no pone en valor nuestro vasto patrimonio», apuntó la parlamentaria del PP, que añadió que no hay ningún municipio en la provincia de Sevilla «que no tenga un problema con un bien de interés cultural digno de ser restaurado o conservado por su alto valor».

No hay comentarios: