9 oct. 2015 ~ ~ Etiquetas:

Gabriel Rojas pide en el Supremo una indemnización por no poder construir un hotel en El Carambolo


Cerro de El Carambolo, en Camas, donde Gabriel Rojas proyectó un hotel de 150 habitaciones.
La constructora recuerda que compró el suelo recalificado y después de que la Junta diera el visto bueno al proyecto
08/10/2015. ABC.

La constructora Gabriel Rojas S. L. y la Junta de Andalucía han llegado al Tribunal Supremo por la prohibición de construir un hotel en los terrenos donde se halló el tesoro de El Carambolo. A raíz de esta prohibición, Gabriel Rojas presentó una reclamación patrimonial ante el TSJA, que aceptó que tenía derecho a ser indemnizado pero en una cuantía menor a la pedida por la sociedad. Es decir, le dio la razón en el fondo pero no en la forma. La Junta y Gabriel Rojas recurrieron en casación la sentencia ante el Tribuna Supremo, la primera porque no quiere pagar nada y la segunda porque exige más dinero.

Según la sociedad, el Ayuntamiento de Camas recalificó esos suelos, dándole usos terciarios, y le propuso comprarlos. «En el año 2000 los compramos por 4 millones de euros después de que la delegada provincial de Cultura de la Junta, Maribel Montaño, diera el visto bueno al hotel. Se hizo una excavación modélica, que nosotros pagamos. Cuando Bernardo Bueno sucedió a Montaño en la delegación de Cultura de la Junta, se paralizaron las obras. Ahora esos terrenos no valen nada», se lamenta la empresa, que reclama en el Tribunal Supremo los perjuicios sufridos.

«Tenemos pruebas de que compramos un terreno con usos terciarios en el Plan General de Ordenación Urbana. Sólo compramos tras consultar al Ayuntamniento y la Junta de Andalucía el proyecto hotelero», añadieron fuentes de la empresa.

Cuando acabaron las excavaciones arqueológicas, dirigidas por la Universidad, la Junta puso una losa de hormigón, según fuentes de Gabriel Rojas, quien recuerda que el Ayuntamiento de Camas se quedó con 50.000 metros cuadrados en la ladera del cerro de El Carambolo para hacer un parque periurbano.

Protección oficial
Por otra parte, la Comisión Provincial de Patrimonio ha informado favorablemente la decisión de la Consejería de Cultura de inscribir el yacimiento arqueológico de El Carambolo, situado en Camas, y su tesoro en el catálogo general de Patrimonio Histórico Andaluz como Bien de Interés Cultural (BIC). Ello permitirá la protección de la zona 57 años después de que un albañil hallara en la zona el tesoro en lo que entonces era la Real Sociedad de Tiro de Pichón. El informe favorable de Patrimonio llega después de que el Ayuntamiento de Camas aprobase en 2014 en un Pleno reiterar a la Junta la declaración de BIC del yacimiento, que fue un importante santuario fenicio y que hoy está convertido en una escombrera frecuentada por drogadictos. El área a proteger ahora comprende 29.450 metros cuadrados, donde se han hallado restos del período calcolítico y protohistórico, entre los siglos III y VI a.c. Esos terrenos son propiedad de la empresa Gabriel Rojas, que proyectó en ellos un hotel de 150 habitaciones y un centro de interpretación de las ruinas, paralizados por la Junta de Andalucía cuando Bernardo Bueno era consejero de Cultura.

Según el expediente incoado por la Consejería de Cultura, se ordena al Ayuntamiento de Camas la suspensión de las actuaciones que se estén desarrollando y de las licencias municipales de parcelación, edificación o demolición en las zonas afectadas, así como de los efectos de las ya otorgadas hasta que no se obtenga la autorización de la Junta en materia de patrimonio histórico.

Quedan vinculados a la zona arqueológica que se declarará BIC el tesoro de El Carambolo, que lo componen 21 piezas huecas de oro, con un peso total de 2.950 gramos (brazaletes, colgantes y collares); el exvoto de la diosa Astarté sentada en un escabel, uno de los testimonios más antiguos fenicios en la península ibérica; una pieza cerámica en forma de barca; una cadena y apliques de oro; un escarabeo (amuleto) de pasta blanca y otro pétreo de color azul. Todos ellos, menos el tesoro, se hallan en el Museo Arqueológico de Sevilla.

El original del tesoro está guardado en una caja fuerte dentro de otra caja fuerte de un banco mientras se decide la rehabilitación del museo. El ajuar fenicio es propiedad del Ayuntamiento, que indemnizó a quienes lo hallaron tras declararse insolvente el Estado, lo que evitó que el tesoro se fuera a Madrid. Estado y Ayuntamiento acordaron que el tesoro siempre sería expuesto en el Museo Arqueológico y que permanecería en manos municipales.

No hay comentarios: