1 nov. 2015 ~ ~ Etiquetas:

Lutero, 500 años en San Isidoro del Campo


Aspecto de la espadaña sobre el claustro de los Muertos del monasterio. EL MUNDO.
El monasterio sevillano acoge el primer acto del quinto centenario de la Reforma protestante.
31/10/2015. El Mundo.

Un 31 de octubre de 1517 Martín Lutero clavó sus famosas noventa y cinco tesis en la puerta de la iglesia del castillo de Wittenberg cambiando la historia del mundo. Un hecho que dio origen a la mayor ruptura dentro del cristianismo y el punto de arranque de la Reforma protestante que en 2017 celebrará su quinto centenario.

El monasterio de San Isidoro del Campo en Santiponce será el primer escenario de estas celebraciones en España que culminarán en 2017. De momento, el primer acto será una visita guiada por lugares emblemáticos de la historia del protestantismo en Sevilla y un concierto dedicado a la música reformada que tendrá lugar esta misma tarde en el cenobio.

Y es que a mediados del siglo XVI en el monasterio de San Isidoro del Campo tuvo lugar un sorprendente episodio: la existencia de una comunidad de monjes jerónimos que practicaban en secreto las ideas reformadas junto a una comunidad clandestina que se reunía en Sevilla y que leía libros de los impulsores del movimiento desde Lutero a Calvino prohibidos por la Iglesia Católica. Libros que llegaban a Sevilla gracias al arriero Julianillo Hernández, que los traía ocultos en el fondo de odres de vino.

La Inquisición descubrió el brote herético y quemó a los monjes en varios autos de fe. Sin embargo, algunos lograron escapar fuera de España y se establecieron en la Europa reformada. Dos de ellos, Casiodoro de Reina y Cipriano de Valera fueron los primeros traductores de la Biblia al castellano, conocida como la Biblia del Oso. La traducción a las lenguas romances o vulgares estaba prohibida por la Iglesia Católica, pero no así por las iglesias reformadas.

Así, el monasterio de San Isidoro del Campo se ha convertido en el monumento simbólico de la Reforma en España y es la razón por la que los protestantes españoles lo han escogido como escenario clave para el arranque del quinto centenario.

El concierto dedicado a la música reformada lo interpretará el Ensemble Bohórquez que lleva el nombre de una joven sevillana, María de Bohórquez, que fue quemada en un auto de fe por mantener sus creencias reformadas. María de Bohórquez, que era conocida por ser una mujer muy docta, fue condenada a morir en el quemadero del Prado de San Sebastián en 1559 con sólo 24 años.

El Ensemble Bohórquez interpretará piezas de compositores como Haendel, Bach, Mendelssohn y Telemann. «El trabajo de estos músicos estuvo muy marcado por un concepto de la vida y de su trascendencia muy concreta, ligada a su fe y a su relación con Dios», afirma Evangelina Sierra, coordinadora del V Centenario de la Reforma que impulsa en España la Alianza Evangélica Española.

En la segunda parte se ofrecerá un recorrido por la historia de la himnología desde el inicio de la Reforma. «A partir de la Reforma la música inundó las iglesias y transformó la participación de los fieles que hasta entonces tenían una asistencia pasiva a las misas. Por eso rendiremos un tributo a aquellas melodías y letras que han marcado la historia desde que la Biblia fue abierta en diferentes idiomas para el acceso de todos», añade Evangelina Sierra.

Los responsables del quinto centenario de la Reforma -que tendrá una repercusión internacional con actividades en distintos países- han recuperado el lema «Post tenebras, lux» (Tras las tinieblas, la luz). Esta expresión, en latín («Post tenebras, lux»), fue el lema del protestantismo europeo en el siglo XVI, y de hecho figura como inscripción en el monumento a la Reforma de Ginebra en el que aparecen personajes como Lutero, Calvino, Zwinglio, Melanchton, Knox o Farel.