28 mar. 2017 ~ ~ Etiquetas:

La Junta de Andalucía paga 1,9 millones al dueño del cerro del Carambolo


Terrenos del cerro del Carambolo, en el municipio de Camas - J. M. SERRANO.
Fue condenada por el TSJA por no permitir a Gabriel Rojas construir un hotel en esos terrenos con usos terciarios.
27/03/2017. ABC.

En cumplimiento de una sentencia del TSJA de 2014, la Junta de Andalucía ha abonado finalmente a la constructora Gabriel Rojas 1,9 millones de euros (incluido intereses) por no permitirle construir un hotel en unos terrenos con usos terciarios que compró en el cerro de El Carambolo, donde se localizó el tesoro fenicio.

La constructora reclamó a la Junta la devolución del dinero tras la sentencia del TSJA, pero el Gobierno autonómico no la acató. Ante la actitud adoptada por la Junta, la empresa tuvo que pedir la ejecución de la sentencia y el alto tribunal advirtió a la Junta que adoptaría las medidas necesarias para hacer efectiva la sentencia si no le informaba de las razonas por las que no la ejecutó.

Los hechos se remontan al año 2000, cuando el Ayuntamiento de Camas recalificó el cerro donde se encontró el tesoro del Carambolo, dándole usos terciarios. Según la constructora, el Ayuntamiento le animó a comprar los suelos recalificados en el PGOU. Cuando la entonces delegada de Cultura de la Junta de Andalucía, Maribel Montaño, autorizó un hotel en ese terreno, Gabriel Rojas compró el terreno, para lo cual desembolsó ese mismo año 2,4 millones de euros por 30.000 metros cuadrados, de los que 7.000 eran edificables.

Por indicación de la Junta de Andalucía, Gabriel Rojas financió con casi 800.000 euros la excavación arqueológica en la zona para hacer un centro de interpretación junto al hotel. La sorpresa llegó cuando en enero de 2009 Bernardo Bueno, delegado provincial de la Consejería de Cultura, prohibió cualquier construcción en el cerro de El Carambolo y obligó a la propiedad a conservar in situ los restos arqueológico, abortando así la operación del hotel. La Junta rechazó indemnizar a la constructora argumentando que el PGOU estaba condicionado por la intervención arqueológica previa al proyecto del hotel.

Reclamación patrimonial
Ante esa situación, la constructora acudió a los tribunales y reclamó en 2011 a la Junta de Andalucía 6,6 millones de euros: 3,3 millones de euros por la edificabilidad perdida, 2,5 millones por los terrenos y 749.089 euros por las excavación arqueológica realizada. Finalmente, el TSJA admitió que la constructora debía ser indemnizada pero sólo en la cuantía de 1,5 millones de euros más intereses (400.00 euros).En 2016, la Junta inscribió además el yacimiento de El Carambolo como Bien de Interés Cultural (BIC).

No hay comentarios: