20 jun. 2017 ~ ~ Etiquetas:

SOS por los Jardines de Forestier

Varios colectivos reivindican el uso público y cultural del espacio, considerado Bien de Interés Cultural.
16/06/2017. ABC. N.Ortiz

Vecinos y colectivos ciudadanos del Aljarafe han incrementado su lucha durante las últimas semanas para que el palacio de los Guzmanes y sus jardines sean recuperados y puedan ser disfrutados por los ciudadanos. «Queremos un debate participativo en torno a las posibles funciones que pudiera albergar el edificio», explica Isabel Medrano, portavoz de la plataforma en defensa de los Jardines del Buen Aire, también conocidos como los Jardines de Forestier en honor a su diseñador, el francés Jean Claude Forestier, autor también del Parque de María Luisa de Sevilla.

El palacio de los Guzmanes, edificado entre los siglos XVII y XVIII, fue cedido en 1943 por el Ayuntamiento de Sevilla a la Universidad Hispalense para la instalación de una residencia de estudiantes y artistas. Y así fue, pues el edificio acogió el Colegio Mayor Buen Aire hasta que, en 2014, la empresa gestora abandonó la explotación y el complejo quedó en desuso. «El edificio, con evidente valor histórico, está sufriendo enormes deterioros desde que no se utiliza», avisa Isabel Medrano, que recuerda que la casa-palacio y sus jardines fueron declarados Bien de Interés Cultural (BIC) en 2005.

Régimen de visitas

Por otro lado, los jardines solo pueden visitarse los sábados por la mañana a las 11:00, las 12:00 y las 13:00 horas gracias a una beca que la Universidad de Sevilla concede a un estudiante para que ejerza de guía. Unos horarios, a juicio de los vecinos, «muy reducidos». «Se trata de un recurso cultural que, si estuviese bien cuidado, podría fomentar mucho el turismo», asegura Isabel Medrano. Además, afirma que necesitan «una rehabilitación integral», ya que hay que replantar muchas de las especies que lo habitan, estructurar los parterres tal y como los ideó Forestier y, en general, cuidar el entorno.

«Ya son varios años sin darle uso al palacio y a los jardines, por lo que pedimos a la Universidad de Sevilla que, si no tiene ningún proyecto para ellos, los ceda a su legítimo dueño, el Ayuntamiento de Sevilla», solicitan desde la plataforma, que reivindican el uso público y cultural que se le podría dar al complejo y rechazan los posibles usos privados y hoteleros que se asocian al futuro del complejo. «Ojalá se pudiese disfrutar de placeres tan cotidianos como leer un libro en uno de los bancos de los jardines», desea Isabel Medrano. «Es un espacio histórico que, sin vida ni visitantes, se está muriendo lentamente», insiste.

Vídeo con testimonios

Para concienciar a la ciudadanía, e intentar que las autoridades reaccionen, vecinos y miembros de asociaciones han grabado un vídeo en el que analizan la situación y las características los jardines. «Es un jardín mirador con unas vistas únicas del valle del Guadalquivir y, mirando desde Sevilla, es el único punto verde en el horizonte», explica el geógrafo Kiko Sánchez.

Por su parte, el alcalde de Castilleja de Guzmán, Tasio Oliver, destaca que «el palacio y los jardines siempre han sido un lugar de estudio, académico y de investigación». «Es inconcebible que la administración pública mantenga unos bienes culturales como estos en un absoluto abandono», insiste Juan Carlos Alarcón, vecino de Valencina de la Concepción y presidente de la asociación Los Dólmenes.

No hay comentarios: