27 jul. 2017 ~ ~ Etiquetas:

El «gran desconocido» que quiere ser BIC


Una visita guiada al yacimiento del Cerro Macareno, en La Rinconada. / El Correo.
Patrimonio inicia los trámites para la declaración del Cerro Macareno mientras el Ayuntamiento de La Rinconada y la US impulsan una nueva investigación que lo ponga en valor.
26/07/2017. El Correo.

Al Cerro Macareno, un yacimiento arqueológico ubicado en La Rinconada que data del I milenio a.C., le queda poco para pasar de ser el «gran desconocido» del patrimonio provincial a ser «clave» en el conocimiento de toda la secuencia cultural protohistórica del Guadalquivir inferior. Ahí es nada. Y, por eso, la Comisión Provincial de Patrimonio ha dado luz verde a la inscripción de este asentamiento humano como Bien de Interés Cultural (BIC), un trámite que esperan que esté listo, como muy tarde, en un año.

El día de ayer fue «histórico» para el municipio rinconero, según explicó la primera teniente de alcalde y concejal de Cultura –«entre otras muchas parcelas», como acertó a apuntar el delegado provincial de Cultura, José Manuel Girela–, Raquel Vega, dado que el Cerro Macareno tiene un «importantísimo valor científico y patrimonial» que el Ayuntamiento está dispuesto a poner en valor de la mano de la Universidad de Sevilla (US) a través de un nuevo proyecto de investigación que ya ha dado comienzo. Porque la universidad ya realizó excavaciones en este yacimiento hace 40 años, dando testimonio de la secuencia estratigráfica con la que cuenta y que va del siglo VIII al I a.C.

Ahora el estudio, financiado por la Delegación Provincial de Cultura, ha sido retomado por un equipo de investigadores que lidera el profesor de Prehistoria y Arqueología de la US Francisco José García Fernández, quien no duda un segundo en asegurar que «se ha saldado una deuda pendiente» con el Cerro Macareno. Y es que, pese a haber pasado desapercibido para el patrimonio en la provincia, es un referente en congresos internacionales en los que incluso llega a tener una sección propia. No es de extrañar, por tanto, que García Fernández se deshaga en elogios hacia él una vez que resume las principales bondades del yacimiento: «Alberga ocho siglos de historia, tiene una dimensión muy amplia –50.000 metros cuadrados– , está muy bien conservado y no ha sido ocupado con posterioridad pese a su explotación como cantera de áridos en los años 60 y 70 del siglo XX, lo que lo convierte en un lugar extraordinario» para estudiar el fenómeno histórico, a su juicio, más relevante, «la aparición de la ciudad». En eso coincide la concejal rinconera, que apunta que ahondar en este yacimiento permitirá conocer «cómo era el urbanismo en la provincia en aquel tiempo».

No en vano, el asentamiento incluye vestigios tartésicos y turdetanos, pero también cartagineses e incluso romanos, es decir, «a efectos patrimoniales, es de suma relevancia para el estudio de la Edad del Hierro», puntualiza el investigador, estando a la altura de yacimientos como el Carambolo de Camas o Montemolín en Marchena.

La razón de que el Cerro Macareno fuese elegido por distintas civilizaciones reside, posiblemente, en que ocupaba un sitio estratégico en el emporio comercial «en relación con la navegación dada su cercanía con el Guadalquivir», señala Vega. Igualmente, el hallazgo de ánforas prerromanas hace que este asentamiento sea una mina de oro en materia de estudios.

En este sentido, el Ayuntamiento de La Rinconada y la Hispalense trabajarán durante este año en tres frentes: la protección, la investigación y la divulgación. Con respecto al primer ámbito, «hay mucho camino hecho», afirma García Fernández, puesto que el PGOU rinconero ya recoge, gracias a la «sensibilidad» del Consistorio, la delimitación del yacimiento, «algo que normalmente es un paso muy difícil y que ya tenemos adelantado», celebra.

El estudio, por su parte, se trata de una intervención puntual de un año que pretende acompañar al proceso de declaración como BIC y, al mismo tiempo, «sentar las bases» de un proyecto de intervención más a largo plazo, «para los próximos cinco años». Y en cuanto a la divulgación, el objetivo es «acercar el cerro a todos», ya sea mediante el aumento del material existente en el Museo Arqueológico y Paleontológico de La Rinconada, la organización de visitas guiadas sobre el terreno o su integración en el espacio urbano de la localidad, dado que se ubica entre una zona clave como es la Autovía de Acceso Norte y Pago de Enmedio.

No hay comentarios: