28 jun. 2018 ~ ~ Etiquetas:

El Ayuntamiento condena el incendio del Carambolo y señala un refuerzo de labores ante «los pirómanos»


La ladera del cerro del Carambolo en Camas ha vuelto a salir ardiendo - ABC.
Se está en contacto con las explotaciones ganaderas de la zona para evitar daños de este entorno sujeto a «importantes presiones urbanísticas de construcción».
26/06/2018. Diario de Sevilla.

El concejal de Urbanismo y Protección Ambiental del Ayuntamiento de Camas, Miguel Ángel Marín (PSOE), ha condenado este martes el incendio declarado recientemente en la ladera del cerro del Carambolo, donde las llamas asolaron muchos de los cerca del millar de nuevos árboles sembrados por la asociación Sevilla Más Verde.

En unas declaraciones recogidas por Europa Press, Miguel Ángel Marín ha advertido de que la comarca del Aljarafe está siendo el escenario de «actuaciones delictivas de incendios provocados», sin que el caso del cerro del Carambolo constituya «una excepción».

«La Policía Nacional y la Policía Local están realizando todas las actuaciones de investigación y protección sobre la zona», ha aseverado, defendiendo el papel que juega el Ayuntamiento en la conservación de este emblemático cerro.

«El Ayuntamiento realiza tareas de mantenimiento de las zonas públicas durante todo el año, que están siendo incrementadas dada la problemática que actualmente concurre con los pirómanos», ha defendido el concejal.

Así, ha asegurado que el Consistorio de Camas está «en plena colaboración con el tejido asociativo para la recuperación del entorno del Carambolo, incluso en contacto con las explotaciones ganaderas de la zona para evitar daños» en este entorno sujeto a «importantes presiones urbanísticas de construcción, que jamás serán atendidas, pues se trata de suelo especialmente protegido y no cabe el proceso edificatorio».

Y es que 29.450 metros cuadrados de la cima del cerro del Carambolo están protegidos como bien de interés cultural (BIC) con la tipología de zona arqueológica, al acoger las ruinas del antiguo santuario fenicio en cuyos aledaños fue descubierto allá por 1958 el famoso tesoro del Carambolo, una protección que se extiende sobre buena parte del terreno restante a tenor de su valor paisajístico.

En ese sentido, Miguel Ángel Marín ha recordado que «la mayor parte» de los terrenos del cerro del Carambolo «es de titularidad privada», lo que le ha llevado a señalar los «deberes de conservación» que recae sobre estos propietarios, merced a la Ley de Ordenación Urbanística de Andalucía.

No hay comentarios: