9 nov. 2018 ~ ~ Etiquetas:

La mesa del monasterio de Santiponce debate aprovechar "los vínculos" con Itálica y el año de la Biblia del Oso

La mesa de trabajo constituida en Santiponce (Sevilla) en torno al monasterio fortificado de San Isidoro del Campo, fundado en 1301, declarado bien de interés cultural (BIC) y para el que se reclama más inversión y promoción, analizó en su última reunión la necesidad de destacar y aprovechar los "vínculos" de dicho monumento con el conjunto arqueológico de Itálica, enclavado en el mismo municipio y que aspira a la declaración de Patrimonio de la Humanidad, como paradigma de ciudad romana durante la etapa del emperador Adriano.
08/11/2018. 20 Minutos.

El monasterio, recordémoslo, se divide entre un sector propiedad de la Junta de Andalucía y otra zona perteneciente a la Fundación Casa Álvarez de Toledo y Mencos, si bien mediante un convenio de 1991, la Junta goza de los usos de una serie de espacios del monumento pertenecientes a la Casa Álvarez de Toledo y Mencos.

Se trata, según la documentación recogida por Europa Press, de la iglesia primera y segunda, la sacristía, la sala capitular, el refectorio, la capilla de reservado, el claustro de los Muertos y sus dependencias anexas, el patio de los naranjos y el corral de los conejos, espacios en su mayor parte visitables gracias a su rehabilitación a manos de la Administración andaluza.

Pero a día de hoy, la Administración estudia desligarse de la gestión de la zona del monasterio perteneciente a la fundación nobiliaria y restaurada para su apertura al público. Al respecto, el delegado territorial de la Consejería de Cultura en Sevilla, José Manuel Girela, señalaba la "obsolescencia" jurídica del convenio firmado en 1991 entre ambas partes.

Según Girela, la Ley Andaluza de Patrimonio Histórico, en vigor desde hace más de diez años, y la Ley 40/2015 de Régimen Jurídico del Sector Público, han dejado "obsoleto" el mencionado convenio de 1991, acusando además a la Casa Álvarez de Toledo de "incumplir" sus obligaciones en materia de conservación del monumento.

EL DESTINO DEL MONASTERIO

No obstante, los colectivos culturales de Santiponce recuerdan que "el 80 por ciento del monasterio es propiedad de la administración autonómica" y reclaman a la Junta que no se desligue de la gestión del monumento y además acometa la restauración de la parte del enclave cuya titularidad ostenta.

Y es que el sector del monasterio correspondiente al claustro grande, la torre barroca, las caballerizas, la almazara o la fachada neoclásica, precisamente el sector de titularidad pública, espera una restauración como la ya acometida en el otro sector del monumento.

En ese contexto, las actas de la última reunión de la mesa de trabajo creada en Santiponce por representantes de los colectivos locales relacionados con el patrimonio histórico y de grupos políticos municipales, recogidas por Europa Press, reflejan un debate a la búsqueda de estrategias gracias a las cuales revertir la situación que arrastra este enclave cultural.

Y es que el concejal del PP en el Ayuntamiento de Santiponce, Juan Manuel Cantero, habría recordado la falta de "respuestas" por parte de la Junta de Andalucía a las insistentes reivindicaciones para que mejore los recursos del monumento y lo dinamice a través de más difusión y proyección, extendiendo tal omisión al Ayuntamiento poncino, gobernado por la socialista Carolina Casanova en una clarísima situación de fragilidad al contar sólo con tres concejales de un total de 13.

En ese sentido, el edil popular habría apostado por una lucha "en general" por todo el patrimonio histórico de Santiponce, pues entre otros aspectos el teatro romano sigue sin ser incorporado al circuito de visitas del conjunto arqueológico de Itálica ni tampoco su mirador sería normalmente accesible.

Tal extremo habría sido compartido por el historiador Pedro Respaldiza, una figura especialmente ligada al monasterio. Respaldiza, en ese sentido, habría apostado por "destacar los vínculos" entre el citado monumento y las ruinas romanas de Itálica, que de la mano de la Unión Cívica del Sur (Civisur) aspiran a la declaración de Patrimonio de la Humanidad. Es más, Itálica figura ya en la lista indicativa del Ministerio de Cultura respecto a monumentos susceptibles de optar a dicho título.

"Itálica adolece de espacios y la solución está en San Isidoro", habría manifestado Respaldiza, toda vez que la reunión habría abordado también la idea de "aprovechar" los actos previstos en 2019 para la conmemoración del 450 aniversario de la edición de la conocida como Biblia del Oso, editada en 1569 por el monje del monasterio de San Isidoro Casiodoro de la Reina como primera traducción completa del texto bíblico al castellano.

No hay comentarios: