27 sept. 2020 ~ ~ Etiquetas:

Conde–duque de Olivares, ruta por el Aljarafe Barroco

 La estela del valido de Felipe IV aún se aprecia en esta localidad sevillana de gran esplendor monumental

26/09/2020. ABC
Uno de los máximos exponentes sevillanos del Barroco es sin duda la localidad de Olivares, que alcanzó su máximo esplendor gracias a Gaspar de Guzmán y Pimentel, Conde-Duque de Olivares y valido del rey Felipe IV. En este pueblo centralizó su señorío, fundando la iglesia colegial y estableciendo la sede del linaje en el Palacio de los Guzmán.

Aunque nació en Roma y estudió en Salamanca, estuvo ocho años de su vida en Olivares, donde administró sus dominios y amplió los territorios heredados con nueva adquisiciones, a las que se llamaron «El Estado de Olivares», que estaba integrado por localidades como Tomares, Castilleja de la Cuesta, Sanlúcar la Mayor, San Juan de Aznalfarache, Coria o Camas, a las que fue sumando otras como Bollullos de la Mitación, La Puebla del Río, Isla Mayor o Mairena del Aljarafe.

Ahora bien, sin duda fue Olivares donde la Casa de los Guzmanes dejó mayor impronta, como denotan su gran valor arquitectónico y las numerosas obras de arte que atesora. Su punto neurálgico es la Plaza de España, declarada conjunto histórico-artístico, y asociada al patrocinio de la familia Guzmán, junto con la que fue Colegiata de Santa María de las Nieves y el Palacio del Conde Duque de Olivares. La excolegiata fue fundada en el siglo XVII y conserva en su interior interesantes obras de arte.

El palacio ducal es un edificio de fachada renacentista y un bello patio porticado de columnas, donde además se puede ver una magnífica colección de trajes barrocos. Muy cerca de la plaza de España se encuentra la Capilla de la Santa Hermandad de la Vera Cruz, el edificio más antiguo de Olivares. (fundado por el I Conde de Olivares).

Colegiata
La Colegiata constituye uno de los mejores ejemplos de la arquitectura religiosa del siglo XVII de toda la provincia. En su interior se incluye un excelente patrimonio artístico formado por obras de algunos de los mejores maestros del momento: Francisco de Zurbarán, Pedro Roldán, María y Luisa Roldán, Juan de Roelas o Francisco Antonio Ruiz Gijón. Destaca el panteón de los condes de Olivares, que contiene asimismo los restos del pintor Juan de Roelas. La capilla mayor es del siglo XVII, bastante amplia, donde se encuentra la imagen principal de la Colegiata, Nuestra Señora de la Nieves, donde podemos ver en su peana unos ángeles constituyendo una de las más bellas creaciones del barroco.

Información sobre monumentos y visitas guiadas: Oficina de Turismo: 955 718 047. Guía Ruta Conde-duque de Olivares

No hay comentarios: