18 oct. 2018 ~ 0 comentarios ~ Etiquetas:

Profesionales de la arqueología, la arquitectura y la escena participan en el IV Foro Internacional de Teatros Romanos

La reunión debatirá sobre los espacios, tecnologías asociadas y uso escénico de los yacimientos más allá de su condición patrimonial.
17/10/2018. La Vanguardia.

Los días 18 y 19 de octubre tendrá lugar en el Teatro Central de Sevilla la IV Edición del Foro Internacional de los Teatros Romanos, cita académica asociada al Festival de los Teatros Romanos de Andalucía que se celebra los veranos en los yacimientos de Málaga, Baelo Claudia (Tarifa, Cádiz) e Itálica (Santiponce, Sevilla).

Esta edición contará con la asistencia de conocidos profesionales de la arqueología, la arquitectura y el teatro, como Pedro Moreno, José María Martínez, Miguel Ángel Camacho, Vassilios Lambrinoudakis y otros. El foro está coordinado por el dramaturgo Alfonso Zurro y el periodista Jesús Vigorra.

En una nota de prensa se indica que el IV Foro Internacional de los Teatros Romanos está organizado por la Consejería de Cultura, la Universidad de Sevilla y el Instituto Universitario de Arquitectura y Ciencias de la Construcción (Iuacc).

Consiste en una visión múltiple sobre los antiguos teatros grecorromanos: la del historiador que investiga, el arqueólogo que excava, el arquitecto que restaura y acondiciona, los creativos que escriben, diseñan, producen y dirigen, los técnicos que manejan los espacios y, especialmente, el punto de vista de los usuarios últimos, el Público, sea turista o espectador.La reunión analizará casos concretos, como los de los teatros romanos de Córdoba, Regina, Cádiz o el uso actual de los teatros griegos

El foro se desarrolla en coordinación con el Festival de los Teatros Romanos de Andalucía, que arrancó el verano de 2013. Consta de tres sesiones temáticas de cinco horas cada una, coordinada por un moderador, a cuyo término tiene lugar una mesa redonda.

La primera sesión, bajo el epígrafe de Conocimiento del Teatro Clásico, es el jueves 18 de octubre a las 10,30, con la intervención de José María Álvarez Martínez, ex director del Museo Nacional de Arte Romano de Mérida, que titula 'Vida y muerte en las arquitecturas del espectáculo. El Teatro Romano de Regina'; a las 12.00 Vassilios Lambrinoudakis, profesor emérito, de Diazoma Association, titula 'Greece: Ancient Theaters in Modern Use' (Grecia: uso moderno de teatros antiguos), a lo que seguirá la mesa redonda moderada por Jesús Vigorra.

La segunda sesión será la tarde del mismo: Arte y Técnica del Teatro Clásico; a las 16,00 Ángel Álvarez Corbacho y Sara Girón Borrero, del Departamento de Física Aplicada II de la Universidad de Sevilla disertarán bajo el lema 'Patrimonio Sonoro de los Teatros Romanos'; a las 17,00 'La luz, Melodía de la Partitura escénica. Método y Análisis', a cargo del iluminador Miguel Ángel Camacho, premio Max 2006. El figurinista Pedro Moreno (Premio Nacional de Teatro, Premio Goya 1997) hablará sobre 'Vestuario para las representaciones clásicas', a lo que seguirá el correspondiente coloquio, moderado por Alfonso Zurro, director de la Escuela Superior de Arte Dramático de Sevilla.

El viernes 19 de octubre se celebra la tercera sesión y la clausura: bajo el lema de Arqueología y Fruición el arqueólogo Alejandro Jiménez Hernández titula su conferencia 'De Carmona a Itálica. Origen y evolución del anfiteatro' para hablar de tales yacimientos de la provincia de Sevilla; 10,30 'El Teatro de Gades, un durmiente en trance de despertar' es el título elegido por Francisco Alarcón Castellano, arqueólogo y coordinador de la Red de Espacios Culturales de Andalucía (RECA) en Cádiz y perteneciente a la Agencia Andaluza de Instituciones Culturales (Aaiicc).

El arqueólogo de la Universidad de Córdoba Ángel Ventura Villanueva generalizará sobre el Teatro Romano de Córdoba; la mesa redonda posterior la conducirá José Beltrán Fortes, catedrático de Arqueología de la Universidad de Sevilla, tras la que el foro quedará clausurado.

En las sesiones participan también Luis Méndez Rodríguez, director del Cicus y del Secretariado de Patrimonio Histórico-Artístico de la Universidad de Sevilla; Guillermo Galán Nogales y Antonio Tejedor Cabrera, directores científicos del foro; y Francisco Fernández Cervantes, director del Instituto Andaluz de Cultura de la Aaiicc.

TEATROS ROMANOS DE ANDALUCÍA

La Agencia Andaluza de Instituciones Culturales (Aaiicc), junto con la Universidad de Sevilla y la colaboración del Instituto Francés, ejecutan esta acción, que está asociada al ciclo escénico Teatros Romanos de Andalucía; este último programa permite disfrutar de representaciones clásicas en los yacimientos arqueológicos de Málaga, Baelo Claudia (Tarifa, Cádiz) e Itálica (Santiponce, Sevilla). Esta segunda edición del foro se dedica a la conservación y recuperación arquitectónica, aunque también se debate sobre la adaptación de textos teatrales clásicos.

El programa Teatros Romanos de Andalucía, pionero en España, busca potenciar el conocimiento del patrimonio arquitectónico romano andaluz, ofrecer nuevas actividades culturales a la ciudadanía y facilitar oportunidades a las industrias creativas andaluzas. Se basa en la colaboración entre la Junta (que participa con los enclaves, la infraestructura básica y servicios a los espectadores) y las compañías (que aportan sus obras y el riesgo de la taquilla).

Cada verano el ciclo moviliza a las compañías clásicas andaluzas para un programa de representaciones en los enclaves arqueológicos de Málaga, Itálica (Santiponce, Sevilla) y Baelo Claudia (Tarifa, Cádiz), además de a unas 35 empresas auxiliares.
Leer más »

~ 0 comentarios ~ Etiquetas:

La Hispalense celebra los 450 años de la «Biblia del Oso»


El Patio de la Cristalera de la Facultad de Filología acoge la exposición - M. J. LÓPEZ.
Una exposición recuerda la primera traducción al español del texto sagrado.
17/10/2018. ABC.

La Biblia, texto fundacional junto a la «Iliada» de las literaturas occidentales, es la protagonista de los cursos de otoño y de una exposición que organiza la Facultad de Filología de la Universidad de Sevilla.

La muestra, que se inauguró ayer y estará abierta hasta el 15 de diciembre, celebra los 450 años de la impresión de la llamada «Biblia del Oso», la primera vertida al español desde las lenguas originales griego, arameo y hebreo por Casiodoro de Reina, monje jerónimo del monasterio de San Isidoro del Campo.

La exposición muestra a través de paneles explicativos y biblias antiguas y facsímiles el proceso de gestación de la primera traducción al español de este texto sagrado, acometida por este monje que perteneció a uno de los focos del protestantismo en Epaña, radicado en el monasterio sevillano, y que tras sufrir la persecución y el exilio terminaría publicando en la ciudad suiza de Basilea un texto que siguen utilizando los protestantes hispanohablantes.

«Se llama “Biblia del Oso” porque en la portada del libro aparece un oso cogiendo miel de una colmena», explica la organizadora de la muestra, la profesora ayudante doctora del área de Estudios Árabes e Islámicos, Gracia López Anguita.

La exposición puede visitarse, durante las horas de apertura de la Universidad, en el Patio de la Cristalera de la Facultad de Filología.

Esta actividad, añade la profesora, se desarrolla en paralelo con el curso de otoño que cada año organiza la Facultad de Filología y que coordinan la propia López Anguita y el director del Servicio de Asistencia Religiosa de la Hispalense, Álvaro Pereira.

Titulado «La Biblia, el gran códice», el curso se inició el pasado 11 de octubre con una conferencia a cargo de Pilar Casado y Emilio González Ferrín sobre la relación entre el texto sagrado del cristianismo y el Corán, y concluirá el próximo 15 de diciembre con una visita a San Isidoro del Campo.

«Los cursos de otoño suelen coger un tema que pueda ser abordado de forma transversal por las diferentes secciones de Filología, organizando conferencias con profesores invitados y de la casa», explica López Anguita.

Así, el curso abordará, hasta el próximo 15 de diciembre, las relaciones e la Biblia con el Quijote, el teatro inglés y la cultura pop, entre otros aspectos, a cargo de, entre otros, Manuel Ángel Vázquez Medel, Junkal Guevara Llaguno, Piedad Bolaños y Rafael Portillo.

La poesía también tendrá un hueco en el ciclo, con un recital de poesía bíblica en el aula de grados de Filología, el próximo 13 de diciembre, a cargo del poeta Lutgardo García.
Leer más »

~ 0 comentarios ~ Etiquetas:

Piedra, magia y sangre

La última novela del exministro Manuel Pimentel se titula «Dolmen» y combina su fascinación por la antigüedad con el thriller de corte más actual. A lo largo de cuatrocientas páginas los lectores se enfrentarán a una trama envolvente repleta de acción y misterio, pero también a un ejercicio de investigación sobre la cultura megalítica andaluza.
15/10/2018. El Correo. Antonio Puente Mayor

«Son los templos más poderosos que la humanidad jamás construyó, mucho más que las catedrales que les sucedieron. Sus piedras conectan con los puntos de poder, algo así como una acupuntura megalítica sobre el sistema nervioso de la tierra». Este discurso, inserto en su último trabajo literario, es una de las tesis defendidas por el editor, escritor y expolítico Manuel Pimentel (Sevilla, 1961) para tratar de explicar el secreto que esconden las piedras neolíticas repartidas por nuestra península, y más allá de esta. Nos estamos refiriendo a los dólmenes, verdaderos «templos» de la prehistoria con una antigüedad estimada entre los 5.000 y 6.000 años, pero también a otras construcciones similares como los tholos, los cromlechs (el más conocido es el de Stonehenge, en Salisbury) así como los menhires. Y es que Dolmen, publicada por Almuzara hace apenas unos meses, se configura como un thriller sorprendente donde tienen cabida la pasión por la arqueología de su autor, el gusto por el misterio y un didactismo tan asombroso que nos impulsa a descubrir la 'cara B' de nuestra geografía más próxima.

Crímenes en el Aljarafe

La trama de Dolmen arranca en pleno Aljarafe sevillano, cuando, tras un crimen terrorífico perpetrado mediante un rito prehistórico, una extraña rueda comienza a girar despertando el estupor de los agentes encargados del caso y alarmando a toda la opinión pública. Artafi Mendoza —joven arqueóloga protagonista de la anterior novela de Pimentel, La ruta de las caravanas— , pronto comprende que la policía será incapaz de adentrarse en la magia de la prehistoria con la técnicas del siglo XXI, por lo que se verá obligada a desvelar el misterioso secreto que se oculta bajo los crímenes megalíticos. En suma, Dolmen cuenta con todos los ingredientes necesarios para enganchar al lector, desde la primera página hasta la última. A saber, una estructura basada en la técnica de las 'muñecas rusas'; esto es, aparentemente sencilla, pero que se complica página a página y capítulo a capítulo; un uso del lenguaje cercano y directo y con grandes concesiones al diálogo; un ritmo vertiginoso y un puñado de guiños a la literatura noir de todos los tiempos: desde Agatha Christie a Raymond Chandler, pasando por Jo Nesbø y Camilla Läckberg.

Una lección de historia

Pero si por algo destaca la última novela de Pimentel es por el concienzudo trabajo de investigación oculto entre sus párrafos. Siguiendo las pautas de autores de moda como Dolores Redondo (Trilogía del Baztán) o Eva García Sáenz de Urturi (El silencio de la ciudad blanca), cuyo éxito radica fundamentalmente en combinar ritos del pasado, psicología y misterio, el escritor afincado en Córdoba teje un argumento hábil que nos permite descubrir la importancia de los monumentos neolíticos repartidos por nuestra geografía. Una red tan desconocida como cautivadora que abarca provincias como Huelva, con el sobresaliente Dolmen de Soto; Sevilla, con los de la Pastora y Matarrubilla; o Málaga, cuyo conjunto antequerano ha sido recientemente nombrado Patrimonio de la Humanidad. Así, el responsable de títulos como Peñalaja, El librero de la Atlántida o El arquitecto de Tombuctú, se luce en su faceta de divulgador del patrimonio regalándonos una guía iniciática sobre los hitos de la prehistoria en el sur de Europa. Y es que además de Andalucía, los personajes de Pimentel se adentran en la vecina Portugal, de ahí que el ramillete de rincones megalíticos resulte tan rico como ilustrativo. De este modo Dolmen se destapa como una novela negra de corte actual, pero al mismo tiempo como una sugerente lección de historia.

Cuna del megalitismo europeo

Con la publicación de su obra, el exministro confirma que no es necesario viajar lejos para adentrarnos en la magia que nos proporciona el pasado. No cabe duda que países como Inglaterra y Malta atesoran piezas megalíticas de primer orden, pero las nuestras no tienen nada que envidiarle y, de hecho, son incluso superiores. No en vano el Dolmen de Menga, ubicado en el municipio de Antequera, es el mayor descubierto jamás, mientras que el Tholos de La Pastora, en Valencina de la Concepción, posee el corredor más largo de la Península. De ahí que el escritor no duda en señalar que «hay muchísimos dólmenes en España. Los más importantes del mundo están en Andalucía y, sin embargo, no se conocen». Es el caso de El Gandul, ubicado en Alcalá de Guadaíra, el de Montelirio, en Castilleja de Guzmán, el de Gorafe, en Guadix-Baza, o el de Alberite, en Villamartín (Cádiz); todos ellos con un potencial tan grande que nos permite pensar que la cuna del megalitismo europeo se halla en nuestra comunidad autónoma. Asimismo al director del programa Arqueomanía, que se emite en La 2 de Televisión Española desde hace varios años, le fascina de una manera especial el componente sobrenatural de dichos santuarios de piedra. Concretamente «la mentalidad mágica de los constructores de dólmenes, que se prolonga hasta nuestros días». De este modo, como gran aficionado a la historia subterránea de nuestro país, Pimentel subraya que «los dólmenes están asociado al poder telúrico de la naturaleza y fueron erigidos en sitios de fuerza». Y es que para documentarse debidamente, el autor de Leyendas de Tartessos ha visitado muchos yacimientos, analizado su contexto histórico y sumergido en la parte menos científica asociada a estas construcciones megalíticas.
Leer más »

11 oct. 2018 ~ 0 comentarios ~ Etiquetas:

Podemos pide a la Junta liderar una modificación urbanística para excavar una ciudad romana en Santiponce (Sevilla)

08/10/2018. La Vanguardia.

El Grupo de Podemos en el Parlamento andaluz ha elevado una proposición no de Ley (PNL) a la cámara autonómica, a punto de ser disuelta ante la convocatoria anticipada de elecciones, en demanda de que la Junta "lidere" una modificación del trazado de la calle Fuente de Santiponce (Sevilla), para permitir la excavación arqueológica del templo mayor de Itálica, la antigua ciudad romana que descansa en este municipio y cuyas ruinas aspiran a la declaración de Patrimonio de la Humanidad.

En la PNL presentada por la portavoz de Cultura de Podemos en el Parlamento de Andalucía, Lucía Ayala, la formación morada solicita además que la administración autonómica "priorice la recuperación de este templo y las necesidades arqueológicas más relevantes de este conjunto, por encima de acciones promocionales y publicitarias", toda vez que el recinto ha cosechado proyección internacional al haber acogido el rodaje de secuencias de dos temporadas de la famosa serie de televisión Juego de Tronos.


En ese sentido, Podemos aboga por que se recupere "la majestuosidad del yacimiento en todo su potencial como primer e ineludible paso para futuras candidaturas a reconocimientos internacionales", si bien la candidatura de Itálica a la declaración de Patrimonio de la Humanidad ya está en marcha y este mes el Ministerio de Cultura habría de decidir si la incluye o no en su lista de espacios susceptibles de ser elevados a la Unesco.

Al respecto, Podemos señala que "según expertos y los propios gestores de Itálica, el templo mayor, una vez excavado y puesto en valor, se desvelaría como una de las principales infraestructuras de la ciudad, cuando no la principal, como atestiguan las exedras de ingentes dimensiones que lo flanquean".

Para ello, la PNL insta al Ejecutivo autonómico a iniciar y liderar el proceso de modificación del trazado de la citada calle, de manera que siga conectando el municipio de Santiponce con su cementerio pero sin pasar por encima de ningún vestigio arqueológico. Según ha explicado Ayala, al tratarse de una actuación muy sencilla que apenas supone "un asfaltado", la obra no requiere de grandes inversiones mientras que el resultado permitiría seguir "desvelando los secretos de uno de los yacimientos romanos más importantes de todo el mundo".
Leer más »

~ 0 comentarios ~ Etiquetas:

Abogan por “poner fin” a la “simbiosis” entre Tarteso y la Atlántida


Tesoro del Carambolo, del yacimiento homónimo de Camas (Sevilla). Crédito: Fernando Barroso.
Una especialista en la cultura tartesia defiende los avances en la investigación de dicho pueblo mientras la civilización descrita por Platón jamás ha superado el ámbito de lo mitológico.
09/10/2018. Red Historia. Fernando Barroso

La nuestra es una sociedad cada vez más veloz, en la que las tendencias, hábitos e intereses emergen y se volatilizan al frenético ritmo del consumismo y las nuevas tecnologías de la comunicación.

La voracidad de los nuevos tiempos, no obstante, no ha impedido la supervivencia de la fascinación por ciertos fetiches del ideario colectivo de la Humanidad, quizá por las muchas interrogantes aún sin resolver.

Es el caso del mito de la Atlántida, la pujante y legendaria civilización descrita por el filósofo Platón en sus diálogos, y tantas veces invocada e imaginada en la literatura, el cine, la televisión, la música y los videojuegos.

La localización de aquella fabulosa e inmemorial cultura mencionada en los textos de Platón, en ese sentido, ha sido objeto de no pocas hipótesis, conjeturas e investigaciones, alimentando aún más la demanda de respuestas.

Precisamente sobre una de esas hipótesis versa el trabajo titulado ‘Tarteso vs la Atlántida: un debate que trasciende al mito’, de la doctora en Arqueología por la Universidad Autónoma de Madrid Esther Rodríguez González.

En este ensayo, incluido en el número anual de la revista científica Arqueoweb, la citada arqueóloga repasa las teorías que conectan el mito platónico con la antigua cultura tartesia, invitando a “reflexionar sobre su base científica e histórica” y “ubicar cada concepto en su contexto”.

Esther Rodríguez, quien ha participado en diversas excavaciones arqueológicas de enclaves tartesios, recuerda al respecto los avances cosechados en las investigaciones científicas acometidas acerca de Tartessos.

Y es que, pese a tales avances, Tarteso “sigue siendo una cultura a medio camino entre la historia y el mito”, al prevalecer la “fuerte tradición de la posible existencia de una ciudad o reino con un monarca capaz de vivir 120 años”, en alusión al legendario rey Argantonio, y pesar además las teorías sobre su supuesta conexión con la famosa Atlántida.

“Relatos” Diferentes Desde El Principio
En ese sentido, esta arqueóloga advierte de que, en principio, la Atlántida y Tarteso “no formaban parte de un mismo relato” y, de hecho, los autores grecolatinos no reflejaron “relación alguna” entre la mítica civilización de los atlantes y la cultura tartesia, cuyos vestigios salpican el suroeste peninsular.

A tal efecto, Esther Rodríguez atribuye la identificación de la Atlántida con Tarteso a la “coincidencia” implícita en las “similitudes” de sus descripciones geográficas y el “fundamental punto en común” de las riquezas atribuidas a ambas culturas.

Especialmente, la autora de este trabajo señala la cruzada protagonizada por el arqueólogo e historiador alemán Adolf Schulten durante el primer tramo del siglo XX, a la búsqueda de Tarteso y las riquezas de su mítico y longevo monarca.

Y es que según analiza Esther Rodríguez, “la intuición” de Schulten le llevó a identificar la Atlántida y Tarteso “con una misma realidad”, dadas las “coincidencias” en las descripciones sobre la localización de ambas culturas más allá de las columnas de Hércules y en “una gran llanura abierta al mar por un lado y con montañas al otro”.

Frente a ello, la autora de este trabajo advierte de que mientras “la arqueología es incapaz de confirmar la existencia de la Atlántida”, los descubrimientos y avances científicos sobre la civilización tartesia han dotado a la misma de “una realidad cultural que la aleja de su mítica ciudad para acercarla a la materialidad histórica”.

Tal extremo, de hecho, queda de relieve en yacimientos como los de El Carambolo (Camas, Sevilla), Casas del Turruñuelo (Guareña, Badajoz), Mesas de Asta (Jerez de la Frontera, Cádiz) o Cancho Roano (Zalamea la Real, Badajoz), por mencionar algunos de los enclaves tartesios investigados por la ciencia.

En paralelo, Esther Rodríguez señala las investigaciones acometidas por Schulten en el paraje natural de Doñana a la búsqueda de Tarteso y cómo las posteriores fotografías aéreas y de satélite de sus marismas y arboledas han sido “el sustento de las hipótesis sobre la localización de Tarteso y la Atlántida” en dicho entorno.

“Ante la incapacidad de las fuentes y la arqueología, el tratamiento de estas imágenes es el último recurso para especular sobre la localización de ambas”, llega a alertar Rodríguez.

La Ciencia Se Pronuncia

Por eso, esta arqueóloga esgrime los resultados del proyecto científico Hinojos, impulsado desde 2005 para esclarecer si las formas geométricas detectadas en Doñana mediante fotografías aéreas e imágenes de satélite se correspondían o no con vestigios históricos.

Aquella prolija investigación, como bien recuerda Esther Rodríguez, concluyó por ejemplo que los restos de estructuras atribuidas en 2004 a la Atlántida correspondían finalmente “a construcciones de época andalusí”.

Por si fuese poco, dicho estudio científico señalaba la “lenta pero continuada colmatación de las marismas de Doñana”, pues como consecuencia de las “incursiones oceánicas” en dicho territorio, los vestigios de “toda ocupación” humana con más de 2.000 años de antigüedad estarían “soterrados por niveles de colmatación limo arcillosa, por lo que resulta bastante complicado detectar yacimientos tanto en superficie como mediante imágenes aéreas o de satélite”, según argumenta Esther Rodríguez merced al citado estudio.

Y después de que un empresario de Sanlúcar de Barrameda (Cádiz) defendiese nuevamente que unas fotografías de satélite reflejaban restos de antiguas construcciones en el subsuelo de unos pinares periféricos a Doñana, atribuyéndolas a la Atlántida, Esther Rodríguez recuerda que la ciencia ya ha “documentado” que tal enclave “fue objeto de ocupación (humana) entre los siglos sexto y cuarto antes de Cristo” y después durante el periodo turdetano y romano.

Al hilo, la arqueóloga avisa además de que el reciente documental ‘El resurgir de la Atlántida’ (2017), producido por el famoso director de cine de acción y ciencia ficción James Cameron, identifica la legendaria civilización descrita por Platón con el yacimiento de Marroquíes Bajos (Jaén), partiendo de supuestas “evidencias que carecen de contrastación científica y que no forman parte de un mismo contexto histórico y cronológico”.

Tras toda esta argumentación, Esther Rodríguez asevera que pese a todos los esfuerzos desplegados a lo largo de décadas y décadas, la arqueología no ha localizado “un solo fragmento” que corrobore la “existencia física” de la Atlántida, mientras en el caso de Tarteso “el avance de las investigaciones ha permitido dibujar un perfil cada vez más alejado del mito” y apunta a una cultura fruto de la “hibridación” entre nativos y fenicios.

Por eso, esta arqueóloga especializada en la investigación de la cultura tartesia llama a “poner fin” al empeño de conectar la Atlántida con Tarteso, “pasar página” y “dejar de escribir sobre la simbiosis” entre ambas.

“Hasta que no dejemos de justificar la inexistencia de conexiones entre Tarteso y la Atlántida, ni despojaremos a la primera de su base mitológica ni aceptaremos que la segunda es únicamente un mito”, resume la autora de este trabajo, concluyendo que la Atlántida “existió dentro de la filosofía de Platón y es ahí donde debe permanecer, sin intentar traspasar el límite a lo real”.
Leer más »