22 jun. 2009 ~ ~ Etiquetas:

La Asociación Los Dólmenes insta a los Ayuntamientos a compartir los planes de desarrollo del Patrimonio Cultural

Aljarafe Hoy. 22/06/2009
En las últimas semanas se han celebrado diversos encuentros con los responsables municipales de Valencina y de Castilleja de Guzmán, en los que los representantes de la Asociación Los Dólmenes les han trasladado de primera mano las inquietudes, dudas y expectativas que el colectivo patrimonialista mantiene en la actualidad ante ambas corporaciones locales. Entre otras, las principales cuestiones presentadas ante ambos alcaldes y delegadas de Patrimonio son en resumen las siguientes:

Que tras los diversos conflictos habidos (A-8077, Montelirio, PGOU´s, etc.) pasamos por un nuevo momento histórico en el que es posible desarrollar adecuadamente el Patrimonio Cultural si se aúnan los esfuerzos entre ambos municipios, debiendo concebirse como un único yacimiento arqueológico que precisa de una gestión común, por lo cual se instó a los alcaldes a que se reúnan para establecer objetivos y compromisos compartidos.

Que los monumentos del Sitio Arqueológico de Valencina/Guzmán inscritos actualmente en la RECA como monumentos sin conexión con la categoría de Enclaves, merecen ser calificados en conjunto como Zona Patrimonial dentro del BIC de más de 430 hectáreas con sus dos ámbitos arqueológicos, además del Paisaje Sobresaliente PS-4, los Jardines de Forestier, y el entorno de Torrijos, y que así debería ser trasladado a la Consejería de Cultura como legítima aspiración de creación y dotación de un órganismo de gestión pública. Para ello se ha sugerido a los ayuntamientos que procedan sin demora a elaborar estudios, documentaciones, y definición de objetivos y estrategias de cara a la redacción de un proyecto de Plan Director que fortalezca éste yacimiento en el futuro Parque Cultural, para lo cual sería muy conveniente la pronta formación de un Consorcioentre ambos municipios con la participación de la Mancomunidad MDFA, Diputación, y Junta de Andalucía, en el contexto de los Espacios Libres del Área Metropolitana y del POTAUS.

Al ayuntamiento de Valencina se le expresó razonadamente la disconformidad con la ubicación del Centro de Interpretación en proyecto, así como se consideró desafortunada la construcción en curso de dos rotondas decorativas, habida cuenta los innumerables y notables déficits que presenta el yacimiento en la actualidad en lo referido a la propiedad de los terrenos y las carencias en la musealización. Del mismo modo, al Ayuntamiento de Castilleja de Guzmán se le expresó la disconformidad conceptual con el modelo de tematización efectuado en el Tholos del Señorío y la réplica de un dólmen descontextualizado en otro parque urbano. Al igual que en el caso de Valencina, se reclama que la vulgarización tipo "parque temático" no sea el modelo que nos deparan en un espacio de tan alto valor científico y territorial.

Ante los ediles de ambos municipios se reivindicó el espacio participativo que la ley reserva a los ciudadanos, redundando en la premisa de que la participación ciudadana debe ser garantizada y rigurosamente respetada en todo momento por parte de las administraciones desde el mismo origen de los proyectos, asumiendo el intercambio crítico de ideas, las aportaciones y las alegaciones que puedan presentar los diferentes colectivos cívicos interesados en la conservación y difusión del Patrimonio Cultural.

Tras décadas de olvidos y recientes amenazas, ante la nueva realidad que afecta a éste territorio, no es de interés mantener un pulso constante, en permanente conflicto, guiados por la confusión, la improvisación y la desconfianza, que ni hacen ni harán ningún favor al futuro del bien público que sin duda todos desean.

No hay comentarios: