20 jul. 2009 ~ ~ Etiquetas:

Una necrópolis en plena autovía

Yacimientos: 17 en los tres tramos en obras: tres en La Rinconada, tres en Alcalá de Guadaíra y 11 en Dos Hermanas.
El Correo de Andalucía. 20/07/2009. Antonio Morente

Estaba previsto toparse con yacimientos arqueológicos, pero al final están aflorando bastantes más de los previstos: las obras en los primeros tres tramos de la SE-40 ya han propiciado hasta ahora que salgan a la luz 17 enclaves de interés arqueológico, la mayoría de ellos con sello romano.

Lo más espectacular se ha encontrado en el tramo que discurre íntegramente por Alcalá de Guadaíra, con un par de villas y una necrópolis romanas. En ellas trabaja ahora, contratada por FCC Construcciones, la empresa Arqueosub Andalucía, con Sebastián Corzo al frente de los trabajos, que explica que lo primero que surgió fue una villa de producción de aceite. No muy lejos apareció lo mejor: otra villa del siglo III después de Cristo (destruida en el V, aunque hay evidencias de ocupación hasta el VII) y una necrópolis de cremación y enterramiento. Aquí las tumbas, unas 120 hasta ahora, se superponen, “se reutiliza el espacio dos y hasta tres veces”.
Las tumbas se encuentran en bastante buen estado de conservación, con sus cubiertas de tégulas, su pequeño ajuar (“cacharritos de cerámica, vidrio y alguna lucerna”) y hasta su moneda para pagar a Caronte, el barquero que debía transportar las almas de los fallecidos por la laguna Estigia para llegar al Hades, al reino de los muertos. En las cremaciones (más propias del siglo II, después llegó la inhumación) se han encontrado incluso restos de leños quemados.

Los arqueólogos han encontrado también un tesorillo de monedas, que junto a otras sueltas suman ya más de 600. “Son monedas de bronce y de acuñación extranjera”, del siglo IV después de Cristo y en todo caso anteriores al V, cuando llegan los vándalos. Precisamente este momento se corresponde con el de la destrucción de la villa.

Ésta, por cierto, consta de un pequeño almacén y de un edificio más grande levantado en torno a un patio. “Es una villa rústica, una unidad de producción, así que no era nada lujosa, de hecho no hemos encontrado ningún mosaico”, aclara Corzo, que lamenta que ha habido que reforzar la seguridad de la excavación tras sufrir la visita de expoliadores que dañaron muros y suelos. La Guardia Civil también tiene el correspondiente aviso y está pendiente de lo que allí ocurre.

Ahora se trabaja en un tercer edificio de esta misma villa, en la que se ha encontrado la huella de la posterior presencia musulmana: algunos restos (“muy escasos”) y un par de monedas. Todos los hallazgos se están ahora documentando y catalogando, labor previa a su destino final en el Museo Arqueológico de Sevilla.

Este yacimiento es el que “más tiempo se está llevando, aunque por ahora no prevemos que suponga ningún problema para el cumplimiento de los plazos”, se apunta desde el Ministerio de Fomento. Aquí cerca se ha prospectado ya, pero aún no se ha comenzado a excavar, un punto en el que se baraja que podría salir a relucir una tercera villa igualmente romana.

Por su parte, en el primer tramo en obras también han surgido tres yacimientos, uno paleolítico y otros dos romanos, mucho más modestos. Lo más vistoso han sido unos hornos.

En el tercer tramo es donde las excavaciones llevan más tiempo, con 11 potenciales áreas de intervención arqueológica en término nazareno: Cabañuelas, Lugar Nuevo, entorno del canal del Bajo Guadalquivir, hacienda de Torre Doña María y en las proximidades del cementerio.

En estas zonas los restos encontrados son de construcciones romanas de entre los siglos I y II después de Cristo. Lo mejor está en las proximidades de la avenida Adolfo Suárez: una “importante” estructura de una vivienda con una bodega y un torcularium para la producción de vino o aceite con cisternas para el almacenaje de líquidos y restos de vasijas, aunque muy deterioradas.

Bajo la dirección del arqueólogo Rafael Ortiz, aquí se han invertido más de 15.000 horas de trabajo y se han excavado más de 20.000 metros cúbicos de tierra. La entidad del conjunto ha obligado a paralizar un buen tiempo las obras en este punto, aunque “se está terminando de excavar”, se subraya desde Fomento.Antonio Morente
Estaba previsto toparse con yacimientos arqueológicos, pero al final están aflorando bastantes más de los previstos: las obras en los primeros tres tramos de la SE-40 ya han propiciado hasta ahora que salgan a la luz 17 enclaves de interés arqueológico, la mayoría de ellos con sello romano.

Lo más espectacular se ha encontrado en el tramo que discurre íntegramente por Alcalá de Guadaíra, con un par de villas y una necrópolis romanas. En ellas trabaja ahora, contratada por FCC Construcciones, la empresa Arqueosub Andalucía, con Sebastián Corzo al frente de los trabajos, que explica que lo primero que surgió fue una villa de producción de aceite. No muy lejos apareció lo mejor: otra villa del siglo III después de Cristo (destruida en el V, aunque hay evidencias de ocupación hasta el VII) y una necrópolis de cremación y enterramiento. Aquí las tumbas, unas 120 hasta ahora, se superponen, “se reutiliza el espacio dos y hasta tres veces”.
Las tumbas se encuentran en bastante buen estado de conservación, con sus cubiertas de tégulas, su pequeño ajuar (“cacharritos de cerámica, vidrio y alguna lucerna”) y hasta su moneda para pagar a Caronte, el barquero que debía transportar las almas de los fallecidos por la laguna Estigia para llegar al Hades, al reino de los muertos. En las cremaciones (más propias del siglo II, después llegó la inhumación) se han encontrado incluso restos de leños quemados.

Los arqueólogos han encontrado también un tesorillo de monedas, que junto a otras sueltas suman ya más de 600. “Son monedas de bronce y de acuñación extranjera”, del siglo IV después de Cristo y en todo caso anteriores al V, cuando llegan los vándalos. Precisamente este momento se corresponde con el de la destrucción de la villa.

Ésta, por cierto, consta de un pequeño almacén y de un edificio más grande levantado en torno a un patio. “Es una villa rústica, una unidad de producción, así que no era nada lujosa, de hecho no hemos encontrado ningún mosaico”, aclara Corzo, que lamenta que ha habido que reforzar la seguridad de la excavación tras sufrir la visita de expoliadores que dañaron muros y suelos. La Guardia Civil también tiene el correspondiente aviso y está pendiente de lo que allí ocurre.

Ahora se trabaja en un tercer edificio de esta misma villa, en la que se ha encontrado la huella de la posterior presencia musulmana: algunos restos (“muy escasos”) y un par de monedas. Todos los hallazgos se están ahora documentando y catalogando, labor previa a su destino final en el Museo Arqueológico de Sevilla.

Este yacimiento es el que “más tiempo se está llevando, aunque por ahora no prevemos que suponga ningún problema para el cumplimiento de los plazos”, se apunta desde el Ministerio de Fomento. Aquí cerca se ha prospectado ya, pero aún no se ha comenzado a excavar, un punto en el que se baraja que podría salir a relucir una tercera villa igualmente romana.

Por su parte, en el primer tramo en obras también han surgido tres yacimientos, uno paleolítico y otros dos romanos, mucho más modestos. Lo más vistoso han sido unos hornos.

En el tercer tramo es donde las excavaciones llevan más tiempo, con 11 potenciales áreas de intervención arqueológica en término nazareno: Cabañuelas, Lugar Nuevo, entorno del canal del Bajo Guadalquivir, hacienda de Torre Doña María y en las proximidades del cementerio.

En estas zonas los restos encontrados son de construcciones romanas de entre los siglos I y II después de Cristo. Lo mejor está en las proximidades de la avenida Adolfo Suárez: una “importante” estructura de una vivienda con una bodega y un torcularium para la producción de vino o aceite con cisternas para el almacenaje de líquidos y restos de vasijas, aunque muy deterioradas.

Bajo la dirección del arqueólogo Rafael Ortiz, aquí se han invertido más de 15.000 horas de trabajo y se han excavado más de 20.000 metros cúbicos de tierra. La entidad del conjunto ha obligado a paralizar un buen tiempo las obras en este punto, aunque “se está terminando de excavar”, se subraya desde Fomento.

No hay comentarios: