13 ago. 2009 ~ ~ Etiquetas:

Asturias: Peña Tú, la roca imponente

El ídolo de Puertas (Llanes) guarda en sus paredes pinturas y grabados que señalan un lugar de culto, tal vez la tumba de un personaje notable que vivió hace unos 4.000 años
lne.es. 12/08/2009. Puertas (Llanes), Begoña Díaz

El ídolo de Peña Tú impone. Lo domina todo desde lo alto de la sierra plana de La Borbolla, que separa el Valle Oscuru de la marina llanisca. El monumento neolítico, situado en las inmediaciones de Puertas, en el concejo de Llanes, es un bloque de caliza, una enorme roca. Y mucho más. En sus paredes guarda pinturas y grabados que parecen señalar un lugar de culto, tal vez la tumba de un personaje notable que vivió hace unos 4.000 años. Es uno de los parajes más visitados de la comarca oriental asturiana.

En una de sus paredes se observan varios grabados y pintura. Tras varias investigaciones científicas, realizadas desde 1913, se consideró que tienen su origen en el final del Neolítico o los comienzos de las edades de los metales, y que podrían señalar un lugar conmemorativo de la época o un monumento funerario.

En la roca se pueden observar figuras muy esquemáticas que se entienden como seres humanos, además de puntos y otros dibujos, todos ellos elaborados en color rojo. Pero el más destacado y el que recibe el nombre de «ídolo» es la imagen de un ser antropomorfo de poco más de un metro de alto que podría ser, de manera idealizada, una persona envuelta en elaborados ropajes. Además, su cabeza está cubierta con un amplio tocado rematado con una serie de flecos. El dibujo es abstracto, creado con una combinación de rectas, trazos cortos y algún zigzag. La fuerza gráfica del dibujo se desprende no sólo de la relativa buena conservación de la pintura roja, sino, básicamente, del grabado de trazo profundo y ancho con que fue ejecutada buena parte de la figura. Eso afirman los expertos.

Inmediatamente a la izquierda del personaje, otro motivo, también grabado y con algún elemento de color, representa un arma: quizá la espada, alusiva a la masculinidad del individuo y a su dignidad de guerrero o de jefe. Un documento de 1712 sobre la delimitación y deslindes del lugar de Puertas, alude como destacada en el paisaje a esta roca, llamada indistintamente Piedra Atuna, Piedra Tú o El Peñatu. Dos siglos más tarde ya era conocido el lugar como Peña Tú, piedra en la que se hallaba el dibujo al que los lugareños, según figura en algunos textos, denominaban «La cabeza del gentil».

Desde su descubrimiento, varios expertos han sido los que han estudiado esta singular roca; entre ellos, Miguel Ángel de Blas, de la Universidad de Oviedo, quien ha desarrollado una hipótesis de trabajo en la que establece cuatro fases en la historia del monumento, empezando con su posible significado sagrado para los cazadores recolectores asturicenses, debido a la forma de animal que cobra la roca contemplada desde un punto de vista concreto. A continuación se ejecutarían las pinturas esquemáticas en el Neolítico final o Calcolítico, y posteriormente, en los inicios del Bronce antiguo, se grabaría la gran figura del personaje y el puñal. La fase final correspondería, a la continuidad en el uso simbólico del lugar en la historia posterior, con la ejecución de las cruces piqueteadas y otros añadidos modernos.

Esta joya milenaria fue declarada Monumento Nacional Prehistórico en 1923. El acceso -libre y gratuito- a este monolito se realiza desde la carretera N-634, de la que parte un camino hacia el Suroeste que, tras unos seiscientos metros de recorrido, ligeramente ascendente, llega al monumento. Al inicio del sendero se puede visitar también el Aula o Centro de interpretación de Peña Tú.

No hay comentarios: