18 ago. 2009 ~ ~ Etiquetas:

Jaén: Indiana Jones se sube al tranvía

La polémica política por las obras se desplaza de los árboles a la arqueología
Ideal.es. 18/08/09. José M. Liébana

El PP volverá a pedir, ahora por escrito, la «paralización cautelar» de las obras del tranvía, para realizar «con seriedad y rigor los estudios arqueológicos» sobre las tumbas del periodo Calcolítico halladas en la Carretera de Madrid, según anunció ayer su portavoz municipal, Miguel Ángel García Anguita, cuyo partido contratará a un grupo de arqueólogos «independientes» y «sin ninguna dependencia económica o laboral» de la Administración, para conocer la importancia de los restos y llevar ese informe a los tribunales, si es el caso.

El cuarto foso concéntrico de la Zona Arqueológica de Marroquíes Bajos pasa por la zona próxima al IES El Valle (antigua Acelerada), dijo el portavoz popular «¿Cómo puede ser que en 1997 la Junta de Andalucía proteja toda la zona y diga que son restos únicos en el mundo y que ahora quiera meter la pala y destruirlos?», preguntó.

Recordó a la alcaldesa que pueden cometerse infracciones muy graves, ya que la Ley 17/1991 de 3 de julio de Patrimonio Histórico de Andalucía, «establece que corresponde a los ayuntamientos adoptar, en caso de urgencia, las medidas cautelares necesarias», y dijo que la Junta «menosprecia» y «pone en peligro» estos restos.

El delegado de Obras Públicas, Rafael Valdivielso, que informó la semana pasada de los restos, dijo que fueron catalogados y que los arqueólogos contratados para las obras del tranvía y los de la Consejería de Cultura no consideraron necesario su traslado o musealización, ya que eran similares a otros aparecidos cerca, por lo que fueron enterrados (para hacer el tranvía se ahonda sólo metro y medio, dijo).

En este sentido, el concejal de Urbanismo, Manuel López, dijo ayer que confían «plenamente en la profesionalidad de los arqueólogos, tanto en este proyecto como en otros (Ciudad de la Justicia, calles del RP-4, instalaciones deportivas, guarderías, etcétera)».

Y a los dirigentes del PP les dijo que «este interés por la arqueología estuvo ausente» en proyectos realizados o iniciados cuando gobernaban, como la Ciudad de la Justicia, la plaza de los Perfumes, Coca de la Piñera, Jabalcuz o el parque del Bulevar. «El PP quiere agarrarse a una tabla de salvación que lleva escrito dos objetivos y una consecuencia. Los objetivos son que el tranvía se pare y que cuantos más parados haya en la ciudad, mejor para ellos. Y de ello se deriva la consecuencia: cuanto peor para Jaén, mejor para el PP».

1 comentario:

Anónimo dijo...

Mientras un político tenga algo que decidir al respecto de una excavación arqueológica, el patrimonio del subsuelo en Andalucía correrá grave peligro, y para regla, escasas excepciones.