7 dic. 2009 ~ ~ Etiquetas:

Cultura permite reanudar la obra más atrasada de la SE-40


Los restos aparecidos en Dos Hermanas son de una villa romana. - Javier Cuesta
El Ministerio de Fomento puede respirar tranquilo: el tramo en obras de la SE-40 que acumula más retraso ya puede reanudar los trabajos, ya que la Delegación Provincial de Cultura ha levantado las cautelas arqueológicas por los yacimientos descubiertos en término de Dos Hermanas.
El Correo. 06/12/2009. Antonio Morente

Esto permitirá darle un empujón a un sector que está sólo al 16,5% de ejecución, y es que esta zona ha estado paralizada desde mayo de 2008 (cuando se autorizaron las prospecciones) para determinar la enjundia de unos restos que en su mayoría son romanos.

El yacimiento afloró en término de Dos Hermanas, cerca de la avenida Adolfo Suárez, en un sector correspondiente al tercer tramo de la SE-40, que discurre entre este municipio y Alcalá de Guadaíra. En total se descubrieron en este entorno hasta 12 enclaves arqueológicos: dos cerca del cementerio, dos junto a la hacienda Torre de Doña María, tres en Lugar Nuevo, tres en Cabañuelas, uno en el canal del Bajo Guadalquivir y otro en el polígono Isla Menor.

Según el informe de los arqueólogos, con los trabajos “los objetivos se han cumplido”, confirmando el entorno “como un espacio con registro arqueológico”. Además, se ha constatado que, como se sabía, este paraje “ha estado intensamente poblado a lo largo de la Historia”.

De los 12 yacimientos que puso al descubierto en su momento la prospección superficial, ocho están directamente dentro del ámbito de afección de la obra de la SE-40. Para preservar lo descubierto, los ocho han sido documentados y no han requerido de ninguna medida correctora de conservación in situ.

Los restos descubiertos son estructuras que pertenecen a villas romanas construidas entre los siglos I y III después de Cristo, aunque también han aparecido niveles más tardíos. En uno de los yacimientos cercanos al cementerio de Dos Hermanas han aparecido tumbas islámicas y numerosas fosas rellenas con materiales tardorromanos. También se han encontrado materiales cerámicos que los expertos creen que proceden de otros yacimientos. En este sentido, se apunta a que la causa se encuentra en las labores agrícolas intensivas, los movimientos de tierras de zonas adyacentes y las escorrentías.

El descubrimiento de estos restos no ha supuesto ninguna sorpresa, ya que según el informe arqueológico se trata de una zona “intensamente poblada desde tiempos de los pueblos íberos” y “fuertemente antropizada desde los tiempos modernos”. Esto, precisamente, “ha dificultado enormemente las investigaciones”, ya que las edificaciones estaban arrasadas hasta el nivel de los cimientos.

Bajo la dirección del arqueólogo Rafael Ortiz, en total se han investigado más de dos millones de metros cuadrados de terreno, se han invertido más de 15.000 horas de trabajo y se han excavado más de 20.000 metros cúbicos de tierra.

Los restos corresponden a una villa con bodega y un torcularium para la producción de vino o aceite, con cisternas para el almacenaje de líquidos y restos de vasijas que se encuentran en muy malas condiciones.

No hay comentarios: