15 feb. 2010 ~ ~ Etiquetas:

Alentejo: Porto Torrão es el mayor poblado calcolítico hallado en Portugal


Fosos y cabañas del poblado de Porto Torrão
Foto: Patrícia Bruno, en Cidades Invisíveis
El poblado de Porto Torrão, que está siendo excavado cerca de Ferreira del Alentejo, es el mayor del periodo calcolítico hallado en Portugal y va a "revolucionar" y "reescribir" la prehistoria del Bajo Alentejo, aseguran los arqueólogos.
Lusa. 10/02/2010. Ferreira do Alentejo, Beja

El yacimiento arqueológico, con cinco mil años y una superficie de 100 hectáreas "superior" a la villa de Ferreira do Alentejo (Beja), "es el mayor del calcolítico" en Portugal, dijo a la Agencia Lusa la arqueóloga Ana Rodrigues.

Las excavaciones en el poblado, conocido desde los años 80 del siglo XX, comenzaron en 2008 a través de una intervención de emergencia para salvaguardar los vestigios a través de su registro y gracias a los hallazgos realizados durante las obras del Alqueva.

Ya fueron descubiertos siete sectores y cuatro áreas de necrópoles, dijo el arqueólogo Samuel Melro, del Instituto de Gestión del Patrimonio Arquitetónico y Arqueológico (IGESPAR).

Se trata sobre todo de fosos (estructuras subterráneas) que son "verdaderas obras públicas monumentales de grandes dimensiones", afirmó el consultor científico de la intervención, António Valera.

La intervención, que ocupó a más de 60 arqueólogos y técnicos de tres empresas de arqueología, "es la mayor realizada en los últimos años en Portugal" para el calcolítico, dijo Ana Rodrigues.

Trabajar en el poblado, que va "revolucionar" el conocimiento sobre el calcolítico en el Bajo Alentejo, "es el sueño de cualquier arqueólogo que trabaje en prehistoria reciente", afirmó.

Puerto Torrão y otros yacimientos arqueológicos del calcolítico hallados en el distrito de Beja durante las obras del Alqueva "han alterado profundamente" el conocimiento acerca de este periodo en la región, sobre todo en cuestiones de la organización de la muerte, y "van a permitir reescribir" la prehistoria del Bajo Alentejo, dijo António Valera.

Los arqueólogos están verificando algo "totalmente innovador", esto es, "una larga tradición en el periodo de enterramentos en estructuras subterráneas" que comenzó en el neolítico, duró varios miles de años y llegó hasta finales de la Edad del Bronce, explicó.

"Sospechábamos que podrían existir áreas de necrópolis" en las comunidades del calcolítico "pero no eran conocidas" y están siendo descubiertas con obras del Alqueva, comentó.

"Hay varios equipos de trabajo" y la investigación "aún no está generalizada" pero se estima que el poblado habría comenzado hace cerca de 5000 años y vivido hasta al final del tercer milenio a.C., dijo.

Las excavaciones desvelaron algunos de los fosos y de las estructuras funerarias construidos en aquel periodo pero sólo cuando los datos estén reunidos será posible tener una "idea más concreta sobre la forma de la estructura" del poblado, puntualizó.

"Estamos aún en una fase inicial" y el poblado, a través de nuevas intervenciones puntuales provenientes de futuras construcciones en la zona, "va a continuar dando que hablar los próximos años", pronosticó.

"Si no fuera por los trabajos" de la empresa del Alqueva en la zona, que permitieron hallar los vestigios, "algunos hasta ahora desconocidos" como las necrópolis, "sería muy difícil alcanzar el conocimiento efectivo" del poblado, dijo a este periódico el subdiretor del IGESPAR, João Ribeiro.

No hay comentarios: