30 abr. 2010 ~ ~ Etiquetas:

Galicia: Un anta de 5.000 años, cubierta con una gran losa en la que una pequeña cruz sirve de mojón

La Voz. 30/04/2010

La arquitecto técnico contratada por el Concello de Dumbría, antes de llegar a las conclusiones finales que otorgan a este municipio la titularidad de uno de los dólmenes mejor conservados de Galicia (y con unas pinturas de gran interés, que fueron estudiadas hace años por el arqueólogo y profesor de la Universidade de Santiago Antón Rodríguez Casal), realiza un amplio trabajo que recorre la historia, la situación geográfica, la identificación y la inspección ocular, y el levantamiento taquimétrico y el cálculo de superficie.

Este dolmen, explica García, fue construido hace más de 5.000 años. Está formado por cinco losas graníticas empotradas en el suelo que forman un paralepípedo trapezoidal que sobresale de la base en torno a 1,5 metros, cubierto con una gran losa de forma irregular y mide 4,7 metros de largo por 3,25 de ancho (11,63 metros cuadrados). Está construido en una altitud de 315 metros sobre el nivel del mar.

En la cara superior de la cubierta se sitúa una cruz de 18 x 11 centímetros, inscrita en la piedra que corresponde al mojón número cinco, así identificado en un acta del IGN de 19 de julio de 1940. Con todo ello, se han realizado una serie de cálculos taquimétricos que arrojan los datos ya señalados: el 94% de la superficie de la parcela en la que está emplazado el dolmen es de Dumbría, y el 6%, de Vimianzo. Y, por lo que respecta a la losa superior de la anta, el 67% es dumbriesa, y el 33%, vimiancesa. De otro modo, además de estar a caballo entre dos municipios limítrofes, lo está entre dos comarcas, la de Soneira y la de Fisterra.

Con estos porcentajes en la mano, García Centeno concluye que la pertenencia a Dumbría no tiene duda. Y el alcalde, José Manuel Pequeño Castro, opina lo mismo.

Pero ocurre que los vecinos de Baíñas no piensan lo mismo: «Aquí sempre se dixo que era da nosa parroquia», explicaba recientemente el concejal vimiancés, y también vecino, Manuel Rodríguez Blanco.

En todo caso, la buena noticia es que el parque comarcal del megalitismo que impulsa la Xunta ayudará a que se conozca mejor, sea de donde sea.

No hay comentarios: