4 abr. 2010 ~ ~ Etiquetas:

Ocho consejerías se unirán para salvar el paisaje andaluz


Las políticas dispersas de protección no han frenado los ataques al paisaje. - Javier Díaz
La Junta aprobará en diciembre una Estrategia para cuidar el entorno que obligará a las carreteras a integrarse en el paisaje y a los proyectos de polígonos industriales e instalaciones de energías renovables a cumplir criterios paisajísticos.
El Correo. 01/04/2010. M. Ureta

La Junta está inmersa en la elaboración de una Estrategia Andaluza que integrará todas las políticas de mejora y conservación del paisaje. A final de año está previsto que el Consejo de Gobierno apruebe el documento, que implicará a ocho consejerías, y que busca un objetivo claro: aplicar una batería de medidas para cuidar el bien más preciado de Andalucía. Proteger y rehabilitar el paisaje es clave para el desarrollo económico de la comunidad, sobre todo para el turismo.

Sólo las ciudades que cuidan su calidad paisajística resultan atractivas para que se implanten empresas, residentes y vengan viajeros. Es más, el desorden del paisaje puede generar costes económicos. Por ejemplo, la saturación urbanística de la costa está expulsando a los turistas de mayor poder adquisitivo, tal y como detecta un informe de la patronal Exceltur.

La Estrategia no será vinculante, pero tendrá objetivos concretos y exigentes y un sistema de seguimiento y evaluación. El reto de la Consejería de Obras Públicas y Vivienda, que es la que está pilotando el proceso, es elaborar un marco legal propio al estilo de Cataluña, Valencia o Galicia en la próxima legislatura. La crisis deja ahora muy poco margen de maniobra para dotar a la Estrategia de recursos financieros, pero sí se pedirán en el próximo mandato. El Plan de Ordenación del Territorio de Andalucía (POTA) prevé gastar en estos programas 1,2 millones de euros.

El documento de bases establece una serie de obligaciones que tendrán que cumplir las consejerías implicadas. Obras Públicas y Vivienda deberá velar por que en los planeamientos haya espacios públicos de recreo, mejorar los bordes urbanos y reforzar la integración paisajística de las carreteras. Agricultura tendrá un papel crucial en el fomento de las buenas prácticas en el campo, donde hay grandes deterioros por la contaminación o las parcelaciones ilegales en suelo rústico. Los polígonos industriales y las instalaciones de energías renovables sólo se podrán levantar en función a criterios paisajísticos y la Consejería de Educación reforzará la presencia del paisaje en los planes de estudio.

Mayor coordinación. Esta Estrategia nacerá, además, para cumplir con el Convenio Europeo del Paisaje del año 2000 y para tapar las carencias que tiene la comunidad en esta materia. El análisis inicial reconoce que se han hecho muchas cosas pero que las actuaciones políticas han sido "dispersas y descoordinadas", lo que no ha podido frenar el deterioro y la invasión del paisaje, sobre todo por el boom del ladrillo. La Estrategia de la Junta incidirá precisamente en la coordinación de todas las medidas y en asegurar que éstas perduren en el tiempo.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Que buena noticia. A ver si es verdad que por fin la Junta se va a tomar en serio el valor del paisaje, pero vistos los antecedentes y los planes de TODOS los ayuntamientos no me creo nada, pero nada de nada. Paisaje es sólo una linda palabra nueva para sobarla en los panfletos, igual que medioambiente, sostenibilidad, patrimonio, participación, derechos, libertad, igualdad, etc.
Estoy deseando que me demuestren que mi escepticismo es infundado, que estoy equivocado, que gobiernan para defender los intereses del pueblo y no los de determinadas empresas.

Anónimo dijo...

Es un buen paso adelante pero insuficiente a todas luces mientras no se ponga en vigor esa mencionada nueva ley de paisaje de Andalucía que dice que quieren elaborar. Las viviendas ilegales son viviendas ilegales exista o no ley de protección y fomento del paisaje, y no creo que la consejería de agricultura vaya a poder controlarlas; los espacios públicos de recreo ya son obligatorios por ley de urbanismo; los espacios de borde urbanos dejan de serlo si la ciudad crece, y el refuerzo de integración paisajístico de las carreteras suena a intervenciones anecdóticas a parte de las que ya se practican. Me molestan mucho las leyes que se hacen cogiendo de aqui y de allí lo que ya existe para reunirlo todo junto y que parezca que se ha hecho algo, cuando en verdad solo sirve para entretener a 200.000 funcionarios.
De todos modos menos es nada y por algo se empieza.