31 may. 2010 ~ ~ Etiquetas:

Unos puentes de Madison para el Riopudio


El único paso con empaque es el puente romano del cortel Triana-Villamanrique. - Gregorio Barrera
Los puentes de Madison, tan conocidos por la cinta dirigida por Clint Eastwood, son la senda para revalorizar la veintena de pasos elevados que hay en el Riopudio, un arroyo que pasa por un buen número de municipios del Aljarafe hasta desembocar en el río Guadalquivir a su paso por el término municipal de Coria del Río.
El Correo. 30/05/2010. I.A.

La Asociación para el Desarrollo del Territorio del Aljarafe (ADTA) ha reiterado una vez más una restauración integral de los puentes de este arroyo, que se encuentran en mal estado como evidencian los dos que ya resultaron afectados gravemente por el temporal. Pero esta vez ha añadido que esas construcciones "no deben limitarse a permitir el paso sobre el agua y deben tener un valor añadido", según indica Juan Antonio Morales, presidente de ADTA.

Y para dotar de algo de prestigio a esa veintena de puentes, esta asociación se ha fijado en el modelo adoptado en el condado de Madison, donde levantaron a final del siglo XIX cerca de la población de Winterset 19 pasos elevados, de los que sólo se conservan seis. Esos puentes estaban cubiertos y servían para salvar arroyos y ríos en los caminos rurales.

Morales aclara que, a diferencia de los de Madison, los puentes del Riopudio "están en estado de degradación y, por lo general, son feos", excepto el puente Romano en el cordel de Triana-Villamanrique de la Condesa. En ese sentido, critica no sólo la estética de las construcciones, sino también su estrechez y su conservación. Es más, aclara que a excepción de los puentes localizados en el casco urbano de Coria del Río, el resto de pasos son "muy pequeños".

Desde la asociación ADTA reivindican que los nuevos puentes tendrían que permitir el tránsito peatonal y ciclista, contar con un espacio para parar el vehículo y contemplar el paisaje y facilitar el acceso peatonal al espacio fluvial. "Es una forma de dar cierto valor a los puentes, pero también al arroyo", señala Morales, que recuerda que el cauce, que se ha sometido a un proceso de recuperación gracias a un proyecto de restauración del Ministerio de Medio Ambiente, "lo pasa la gente a diario sin saberlo y es imposible que puedan ser señas de identidad del Aljarafe, referente de una novela o localización atractiva para el cine", apunta, en alusión a esa comparación con los puentes del condado de Madison.

La veintena de pasos elevados no están exentos de problemas y más con el temporal, que ha ocasionado que entre enero y febrero se produjeran derrumbes en dos puentes: el que había entre Almensilla y Palomares del Río, que se desplomó el 25 de enero; y el que une Bollullos-Bormujos, en el que se desprendió parte de la calzada el 22 de febrero. "El reto es que los nuevos pasos sean puentes, no alcantarillas que se estropeen a los nueve años", indica Morales.

Pero no sólo está la mirada fija en los puentes. Los miembros de ADTA sí han mostrado su satisfacción por la progresiva recuperación del arroyo, que "ha dejado atrás aquel pasado en el que era calificado como cloaca". El último informe de la asociación considera que la flora se recupera espontáneamente, a pesar de que no se han iniciado todavía las labores de plantación. Lo mismo ocurre con la fauna, que ha experimentado un repunte en los últimos tiempos.

No hay comentarios: