23 sept. 2010 ~ ~ Etiquetas: ,

ADIF presenta el proyecto de integración de la alta velocidad en Antequera que incluye una nueva estación

Preservará los restos arqueológicos y actuará para "minimizar la afección" a los yacimientos
23/09/2010. Europa Press.

El presidente del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF), Antonio González Marín, presentó este jueves el proyecto de integración de la alta velocidad en Antequera (Málaga), que incluye las obras de plataforma y la construcción de una nueva estación en la localidad malagueña.

Estas actuaciones en el tramo 'Nudo de Bobadilla-Antequera', de 10,5 kilómetros de longitud, se inscriben en la línea de Alta Velocidad Antequera-Granada.

La integración del ferrocarril en la ciudad antequerana contempla un rebaje de la rasante a lo largo de los 400 metros de ocupación de los andenes de la futura estación. Esta actuación será compatible con la urbanización a cota del terreno y garantiza la permeabilidad de la infraestructura en el entorno.

Por su parte, la nueva estación de alta velocidad sustituirá a la actual de ancho convencional y prestará servicio a todo tipo de trenes al contar con vías de ancho internacional (UIC) y de ancho convencional.

Esta línea entre Antequera y Granada se divide en cuatro tramos a su paso por el término municipal de Antequera que suman un total de 36,5 kilómetros de longitud, y, según ADIF, "representan el punto clave de la conexión del futuro corredor transversal de Andalucía con la Línea de Alta Velocidad Málaga-Madrid".

En estos momentos este organismo está redactando un proyecto del edificio de la estación y sus accesos de manera independiente al propio proyecto de plataforma ferroviaria del tramo mencionado, con el objetivo de adecuar la arquitectura de la nueva estación de Antequera a su entorno.

Eje vertebrador

La futura estación se convertirá "en centro vertebrador de las comunicaciones ferroviarias en Andalucía", un edificio "sostenible, adaptado al clima local, con un uso eficiente de la energía y totalmente accesible".

La nueva infraestructura se emplazará en las cercanías de la que actualmente presta servicio en la línea de ancho convencional Bobadilla-Granada, y pasará a concentrar todos los servicios ferroviarios en ancho convencional e internacional (UIC).

La estación se ubicará a la altura de cota del terreno actual, situada sobre la losa de cubrimiento, para lo cual se ha cuidado el diseño de la cubierta de las zonas edificadas de la estación, "muy visible desde el entorno urbano, de cota más elevada, en el que se integra".

Contará con una sola planta, alberga los servicios de venta de billetes y atención al cliente, el control de accesos y locales comerciales. La estación tendrá un total de cinco vías: dos pasantes —sin andén— y tres dotadas de dos andenes de 400 metros de longitud cada uno.

La estación estará conectada con la ciudad de Antequera a través de la carretera de Córdoba (A-7281), y tendrá acceso a la misma por medio de una glorieta a construir en coordinación con la Junta de Andalucía para garantizar la intermodalidad con otros medios de transporte.

Preservación arqueológica

La solución proyectada se ha diseñado para evitar la afección a las aguas subterráneas en el entorno de la estación. Con este fin, se ha adoptado la mínima cota de rasante del soterramiento —cota 447 metros—. Esta limitación permite un cubrimiento máximo de 400 metros de las vías, sin dejar muros vistos del lado de la vega del río Guadalhorce.

Esta cota de la rasante ferroviaria a su paso por la zona más próxima al casco urbano, en el punto en que se sitúa la estación, ha sido adoptada para garantizar la preservación del acuífero subterráneo que alimenta a toda la vega del río Guadalhorce.

Así, se ha desarrollado un estudio hidrogeológico que ha permitido conocer las alteraciones del nivel freático estacional "y situar la rasante de la infraestructura a la mínima cota posible que garantiza la no afección al acuífero".

Otro elemento considerado "clave" por ADIF ha sido la "preservación de todos" los restos arqueológicos. "En coordinación con la Junta de Andalucía se ha actuado para minimizar la afección a los yacimientos de la 'Villa romana de la estación', de la 'Huerta del Ciprés' y del 'Dolmen del Romeral'", precisaron.

La ubicación de la futura estación "libera por completo el primer yacimiento, mientras que, de acuerdo con la declaración como Bien de Interés Cultural de los Dólmenes de Antequera y su Zona de Protección, en la que queda localizado el yacimiento de la 'Huerta del Ciprés', se ha prolongado el viaducto del río de la Villa".

El tramo más próximo al dolmen del Romeral, a unos 200 metros de la traza, se ejecutará mediante técnicas constructivas de compactación estática "que eviten la producción y propagación de vibraciones que pudieran afectar al yacimiento, lo que se controlará exhaustivamente durante todo el proceso constructivo". Este control afectará a las explanaciones que se realicen en un radio de 500 metros en el entorno del dolmen. ANTEQUERA-

Peña de los enamorados

El trayecto Antequera-Peña de los Enamorados tiene una longitud total de 36,5 kilómetros y está dividido en cuatro tramos. El tramo Nudo de Bobadilla (Antequera) fase I —11,3 kilómetros— se encuentra ya en obras. Como elementos singulares desde ADIF destacaron el viaducto sobre el río Guadalhorce, de 380 metros de longitud, dos viaductos sobre el ferrocarril convencional Bobadilla-Granada, de 485 y 647 metros de longitud respectivamente, y la reposición del ferrocarril convencional Sevilla-Granada, de 1,2 kilómetros.

El Nudo de Bobadilla (Antequera) fase II tiene una longitud de 6,2 kilómetros y contiene los ramales del triángulo ferroviario de alta velocidad que permitirá la interconexión de Granada con Málaga a través de la Línea de Alta Velocidad Córdoba-Málaga.

El tercer tramo, Nudo de Bobadilla-Antequera, de 10,5 kilómetros, presenta como elementos singulares tres viaductos: sobre el río de la Villa; sobre el arroyo de las Adelfas; y sobre el arroyo del Romeral. También cabe mencionar la pérgola bajo la carretera A-343, de 102,3 metros de longitud.

Por último, el tramo Antequera-Peña de los Enamorados tiene 8,5 kilómetros de longitud. Como elementos singulares en su trazado hay que destacar en él cuatro viaductos.

En estos cuatro tramos se localizan "importantes obras", como el kilómetro 0 de la línea, el doble enlace con la Línea de Alta Velocidad Córdoba-Málaga que permite la conexión directa de Granada con ambas capitales andaluzas, además de la futura estación de alta velocidad de Antequera, entre otras instalaciones.

No hay comentarios: