22 sept. 2010 ~ ~ Etiquetas:

El difícil parto de la A-8077


La A-8077 a su paso por Castilleja de Guzmán y la pasarela que la atraviesa. - Javier Cuesta
Tras cinco años de trámites, todavía no hay un proyecto para la variante que irá de Camas hasta Sanlúcar la Mayor.
20/09/2010. El Correo.

Cinco años después de que se presentara el anteproyecto para la variante de la A-8077, carretera vital para el área metropolitana y que conecta la SE-30 desde Camas con Sanlúcar la Mayor, esta intervención continúa todavía sin un proyecto cerrado, y por tanto sin presupuesto. Es más, la mitad del trazado todavía está pendiente de definición tras los cambios que la Consejería de Obras Públicas tuvo que asumir en 2008 sobre su planteamiento inicial por la oposición de varios municipios y colectivos a la propuesta que se hizo.

Desde la Junta de Andalucía precisaron a este periódico que el objetivo no es el desdoblamiento como tal de la carretera, sino una variante que evitará las actuales travesías por los cascos urbanos de varios municipios del Aljarafe en una ruta que recorre Camas, Castilleja de Guzmán, Valencina de la Concepción, Salteras, Olivares y Sanlúcar la Mayor.

Precisamente la mayor parte de ellos son municipios incluidos en el trazado del futuro Cercanías del Aljarafe (C5), que se priorizará sobre cualquier otra intervención por tratarse de fomentar el transporte público en un territorio de carreteras saturadas.

De todas maneras, los alcaldes lo tienen claro: la variante es irrenunciable pese a la llegada de la C5 para evitar el colapso de tráfico que se produce en sus cascos urbanos en hora punta. Lo reconoce así el alcalde de Salteras, Antonio Valverde (PSOE), quien espera que el proyecto “siga adelante”, pese a que es consciente de que “con la crisis hay que ser realistas y no pedir lo imposible”.

El alcalde de Camas, Rafael Recio (PSOE), también considera que será una buena solución para reducir el tráfico que colapsa su casco urbano y que, sin embargo, no tiene ni origen ni destino en su municipio.

“Comprendo que la situación económica no es la mejor, pero los alcaldes estamos muy encima de los técnicos de la Junta de Andalucía porque para nosotros sería magnífico que se pusiera en marcha cuanto antes”, comenta por su parte el alcalde de Olivares, Isidoro Ramos (PSOE), quien precisa que lo bueno es que se “sigue trabajando” y el proyecto “no está parado”, pese a su lentitud. “Será una carretera prácticamente nueva y nos vendrá muy bien”, subrayó el mandatario al respecto.

La propuesta de la Junta de Andalucía se divide en dos fases. Por un lado, se contempla la variante Valencina de la Concepción-Santiponce. El anteproyecto tiene ya la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) favorable. Las mismas fuentes comentaron que el proyecto está en fase de redacción. Como en el caso del anteproyecto, la Delegación Provincial de Cultura hizo hincapié en la necesidad de adoptar medidas para evitar que los trabajos afectasen al entorno del Monasterio de San Isidoro del Campo, situado en Santiponce, de manera que desde Obras Públicas se redactó un estudio específico que concluía la no afección del área de protección del monumento, por lo que el documento tiene el visto bueno.

La segunda fase contempla la mejora de la articulación en el norte del Aljarafe. Comenzaría en la futura Variante entre Valencina de la Concepción y Santiponce y consistiría “en la ejecución de un nuevo trazado al sur de la carretera actual, con ramales de penetración hacia Olivares, Salteras y Albaida del Aljarafe”. Pero este trazado está todavía en fase de estudio informativo, de manera que ninguna de las dos actuaciones se contempla como presupuestadas.

Esta intervención está contemplada dentro del Plan de Ordenación del Territorio de la Aglomeración Urbana de Sevilla (Potaus) dentro de sus planteamientos para mejorar la movilidad en el conjunto del territorio y especialmente en la comarca más poblada del área metropolitana, con más de 350.000 habitantes. La idea sobre la que se trabaja es una variante a 2,5 kilómetros del actual trazado en paralelo a la línea férrea Sevilla-Huelva, por la que precisamente circulará, y mucho antes, el Cercanías del Aljarafe, cuya inauguración se prevé para mitad del próximo año.

La carretera tendrá dos carriles por sentido y el objetivo es que se inicie en la futura conexión de la ronda de circunvalación SE-40 a la altura de Salteras y Valencina de la Concepción. Su trazado pretende garantizar también la preservación del importante yacimiento arqueológico existente en esta parte del Aljarafe, cuya afección fue la principal causa de críticas por parte sus detractores.