23 sept. 2010 ~ ~ Etiquetas: ,

Las nubes impiden ver el sol de otoño en Antequera


Unos visitantes en los dólmenes de Antequera esta mañana. :: ANTONIO FUENTES
El cielo encapotado de esta mañana hace que la luz sólo llegue a la entrada del dolmen de Viera, cuando lo normal es que alcance el final de la cámara funeraria
23/09/2010. Diario Sur. Carmen Martín.

El Conjunto Arqueológico Dólmenes de Antequera ha celebrado esta mañana la salida del sol en el equinoccio de otoño, un espectáculo de luz que no ha podido apreciarse en todo su esplendor desde el dolmen de Viera al amanecer el día nublado. Las inclemencias meteorológicas hicieron que la luz sólo llegase a la entrada del yacimiento megalítico, cuando un 23 de septiembre despejado los rayos entran hasta el final de la cámara funeraria.

"Con la celebración del equinoccio de otoño queremos hacer comprender cómo estas comunidades prehistóricas le daban gran importancia al estudio del sol porque para ellos era vital estudiar estos cambios que se producían: en el solsticio de verano los días son más largos y las noches más cortas; en el de invierno es a la inversa y luego están los equinoccios en los que el día y la noche duran exactamente lo mismo", apuntó el historiador de arte del conjunto dolménico, Ángel Fernández, quien especificó que la mayoría de los dólmenes de Andalucía están orientados al Este, buscando esa entrada de luz solar, como es el caso del dolmen de Viera.

"Es muy espectacular en un día como hoy ver cómo a las ocho y media de la mañana aproximadamente, la luz del sol entra por el corredor hasta el fondo de la cámara mortuoria. Hoy, sin embargo, al estar el día nublado, se ha observado como un poquito de la propia luz del día entra hasta el umbral de la puerta de entrada de la cámara mortuoria, pero no es la misma espectacularidad que cuando entran los rayos del sol", explicó el experto.

La actividad, que ha contado con gran afluencia de público, no ha podido realizarse tal y como estaba preparada al no poderse ver el sol en su esplendor. De ahí que el Conjunto Arqueológico Dólmenes de Antequera haya realizado visitas guiadas de los visitantes a los dólmenes de Viera y Menga y haya aprovechado la plaza del Centro Solar para darles una explicación sobre los equinoccios y solsticios y la relación que tenían con las sociedades prehistóricas, como argumentó la guía del recinto, Paqui Vallejo.

No hay comentarios: