12 oct. 2010 ~ ~ Etiquetas:

´Aroa´ rechaza la posibilidad ofrecida por el Ayuntamiento de Castilleja de Guzmán de pagar la deuda en suelos junto a Montelirio

Díaz ha expuesto ante el juez --que le cuestionó por la idoneidad de esta alternativa, que planteaba la cesión de una bolsa de suelo junto al Dolmen de Montelirio-- que en plena época de crisis "a los acreedores no se les puede pagar con solares". "Podrían haber enajenado y vendido más suelo", ha señalado, indicando además que, caso de ver con buenos ojos esta opción, la empresa desconoce la calificación y situación urbanística de los terrenos.
12/10/2010. Europa Press.

La dirección de la constructora ´Aroa S.L.´ ha rechazado ante el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) la posibilidad ofrecida por el Ayuntamiento de Castilleja de Guzmán (Sevilla) de pagar en suelos la deuda de 555.887,37 euros por la edificación de la casa consistorial y varios viales.

Esta opción, según ha explicado a Europa Press el gerente de ´Aroa´, Antonio Díaz, venía incluida en el recurso de súplica interpuesto por el Consistorio ante el auto mediante el que el TSJA le concedía un mes de plazo a la corporación para cumplir la sentencia firme que le condena a pagar a la constructora, de cuya resolución depende el devenir del caso.

Díaz ha expuesto ante el juez --que le cuestionó por la idoneidad de esta alternativa, que planteaba la cesión de una bolsa de suelo junto al Dolmen de Montelirio-- que en plena época de crisis "a los acreedores no se les puede pagar con solares". "Podrían haber enajenado y vendido más suelo", ha señalado, indicando además que, caso de ver con buenos ojos esta opción, la empresa desconoce la calificación y situación urbanística de los terrenos.

"No queremos suelo, sólo queremos cobrar nuestro trabajo, y pensamos que esto es una manera más de retrasar el pago", ha lamentado el gerente de ´Aroa´, que alegó así a la remisión del recurso del Ayuntamiento gobernado por el socialista Carmelo Ceba señalando que "en absoluto queremos cobrar con suelos, y más cuando creemos que tienen dinero, porque se siguen haciendo obras".

Ceba, por su parte, ya señaló a Europa Press que la corporación incluye entre sus alegaciones los graves perjuicios que el cumplimiento de esta resolución podría acarrear al Consistorio, toda vez que éste se encuentra envuelto en la "asfixia económica".

En el caso de que el recurso no prospere de manera positiva para los intereses del Ayuntamiento, Ceba indicó que, en cumplimiento del auto, el equipo de gobierno se encuentra "estudiando" los "mil y un caminos" abiertos por las gestiones municipales llevadas a efecto para tratar de hacer frente al pago, "tanto de manera interna como externa".

De otro lado, el primer edil del municipio ya reconoció que aunque toda decisión judicial debe ser "acatada", no comparte el contenido del auto a partir de un incidente de ejecución promovido por ´Aroa S.L.´, en cuanto a la mencionada sentencia firme, fechada el 30 de Septiembre de 2009 y que condenaba al Consistorio a saldar esta deuda de 555.887,37 euros. El auto, recogido por Europa Press, requiere al Ayuntamiento para que en el plazo de un mes satisfaga el pago de la deuda y advierte "expresamente" de que el "incumplimiento de las obligaciones estipuladas" podría derivar en la "imposición de multas coercitivas" en los "patrimonios personales" del propio alcalde y del secretario general del Consistorio.

El alcalde recordó que en los últimos tiempos han sido suspendidas la cabalgata de los Reyes Magos e incluso la feria debido al estrangulamiento que padecen las arcas municipales. "No sé de dónde vamos a sacar el dinero. De donde no hay, no se puede sacar", lamentó el alcalde, quien consideró que este auto puede tener efectos "de una gravedad enorme" para la economía municipal, la propia plantilla del Consistorio y los servicios públicos que actualmente se prestan desde él.

EL CONFLICTO DE ´AROA´

Seis ayuntamientos de la provincia de Sevilla adeudan más de seis millones de euros a esta constructora, incluyendo el Consistorio aljarafeño de Castilleja de Guzmán con una deuda de 555.887,37 euros. Entre los proyectos ejecutados por la empresa y aún pendientes de cobro figurarían, desde 1998, la construcción de la casa consistorial y algunos viarios en Castilleja de Guzmán. La empresa declinó en su momento una oferta del Consistorio para amortizar a lo largo de varios años esta deuda, pues la asfixia económica de la constructora le impediría tal extremo.

Estas obras fueron encargadas hace 14 años por el alcalde independiente que gobernaba entonces; esta persona alega, de su lado, que en aquellos tiempos el Ayuntamiento acordó verbalmente determinadas permutas para resarcir el pago de estos proyectos y que la empresa goza de la titularidad de once locales comerciales sin abrir en pleno centro de la localidad.

La empresa, no obstante, defiende que las obras contratadas por el anterior Gobierno municipal independiente fueron abonadas, que no ostenta la titularidad de ningún local y que no ha recibido reclamación alguna por deficiencias arquitectónicas en las obras ejecutadas.

5 comentarios:

facundo dijo...

Quien la hace, que la pague. Está bien eso de algunos políticos de hacer dólmenes, trilitos, centros de interpretación,rotondas y tantas cosas estúpidas para dejar su recuerdo y después que lo pague otro o nadie o que se entrampe un ayuntamiento por años. Si el ayuntamiento no puede pagar, pues que pague el alcalde o el concejal incompetente, inconsciente o sencillamente cretino...

Alberto dijo...

Esto ya es la repera. Por lo que me parece entender esa bolsa de suelo se refiere a la parcela conocida como PP-4, de ser así me parece una verdadera barbaridad, Castilleja de Guzmán ha esquilmado literalmente su pequeña parte de yacimiento y encima quiere hacer otro centro de interperpretación.
Para quien no lo sepa, el PP-4 está completamente cubierto de estructuras prehistóricas y dólmenes en un estado de abandono que avergonzaría a cualquier persona europea con cultura y sensibilidad.
Espero que esa constructora "Aroa" no cometa el error de comerse semejante marrón, porque en cuanto pretendieran poner el primer ladrillo seguro que les caería encima la Mesa Ciudadana del Aljarafe Norte, y la Consejería de Cultura no debería consentir ni un desmán más en el entorno de Montelirio ni en los escasos terrenos que quedan de la Zona Arqueológica BIC que resta en Guzmán. Estos políticos rurales o están locos, o son verdaderos depredadores incontinentes que no se han enterado de que el ladrillo es la ruina del país.

P.D. Facundo, sinceramente, creo que lo de "cretino" sobra, con los dos adjetivos anteriores ya está perfectamente descrito el perfil sin necesidad de ser ofensivo.

facundo dijo...

Tienes razón Alberto, retiro lo de cretino que puede parecer un insulto aunque, lo decía en sentido clínico.

Anónimo dijo...

Os remito a un enlace de los habitables donde alertan de que junto al dolmen de Montelirio no se puede construir nada.

http://habitablesdevalencina.blogspot.com/2010/10/131010-informacion-sobre-los-suelos.html

Pedro de Castilleja de Guzmán dijo...

Tanto Facundo como Alberto, de una u otra forma, aciertan plenamente en sus comentarios. Yo pienso que lo del alcalde de Castilleja de Guzmán y su tratamiento del territorio, ya sea en la faceta histórica o en la ambiental, es un despropósito tras otro. El vecindario cada vez se lleva más las manos a la cabeza y pronto a la cartera para pagar EL DESPILFARRO de esta corporación, el cabreo va en aumento, como la deuda.
Las declaraciones victimistas de Carmelo son de pena ¡Cuanto dinero se malgastó! en la Rotonda Escaparate (como se la conoce en el pueblo), la de los cartelitos cerámicos ¿Quién es el responsable? ¿Dónde está el dinero abundante de época de inflado de la Burbuja Inmobiliaria? Respuesta: Pues en la rotonda (que ni es del pueblo), en dólmenes más falsos que el cemento, en la pompa y el boato (me apunta una vecina que no quiere airear su nombre, pues no se fía un pelo), y como podéis imaginaros en otras fantasías por el estilo.
Saludos para todas y todos: Por esta "lucha" os dieron un PREMIO.Sigamos en la senda de la sensatez.