9 oct. 2010 ~ ~ Etiquetas:

La Universidad de Sevilla ordena la retirada de dos placas franquistas

Las lápidas de la Politécnica y un colegio mayor se quitarán la próxima semana
09/10/2010. El País. Manuel Planelles

La Universidad de Sevilla (US) retirará la próxima semana dos de las placas franquistas que todavía conserva en sus instalaciones. El vicerrector de Infraestructuras, Antonio Ramírez de Arellano, ha dado ya las instrucciones a los operarios para que las quiten. Contando con este par de lápidas, en la US hay expuestos al público ocho símbolos de la dictadura entre esculturas, azulejos y placas, según el informe elaborado por la conservadora del patrimonio de la universidad.

Las dos placas que van a desaparecer inmediatamente son aquellas "sin valor artístico", según este informe fechado el 30 de septiembre. Para quitar los seis símbolos restantes habrá que esperar, ya que tienen algo más de relevancia y es más compleja su eliminación en aplicación de la Ley de Memoria Histórica. El Consejo de Gobierno de la US aprobó el 22 de mayo de 2009 un acuerdo en el que se fijaba la catalogación y supresión de estos símbolos.

Una de las dos placas que se quitarán la próxima semana será la de la Escuela Politécnica Superior. Está ubicada en la entrada del edificio de la calle Virgen de África y tiene un impacto simbólico "notable", se detalla en el informe de la conservadora. Un grupo de profesores llevaba años luchando para que se eliminara.

La otra lápida que se quitará será una de mármol situada en el zaguán de entrada del Colegio Mayor Hernando Colón. En esta placa se conmemora la inauguración del edificio en 1948 "bajo el signo del glorioso caudillo de España", en referencia a Francisco Franco. Bajo el "signo" de este dictador, decenas de alumnos y profesores de la US fueron represaliados. Como los 23 estudiantes expulsados de sus carreras en marzo de 1968 por organizar asambleas y protestas contra el régimen. Sus casos pasaron por el Juzgado Especial para Delitos en Centros de Enseñanza, adscrito al Tribunal de Orden Público. Una buena forma de enterarse de cómo fue la represión en la US es leer Disciplina y rebeldía. Los estudiantes en la Universidad de Sevilla (1939-1970), de Juan Luis Rubio Mayoral. Cuando este libro se presentó -ya en el año 2006- un grupo de ultraderechistas y admiradores del "glorioso caudillo" intentó reventar el acto celebrado en el paraninfo de la universidad.

El resto de símbolos también se suprimirá, tal y como se comprometió la semana pasada el rector de la US, Joaquín Luque. El más complicado de retirar será el escudo franquista ubicado en la fachada de la antigua Real Fábrica de Tabacos. Según el informe, el conjunto escultórico de Antonio Cano Correa y Juan Luis Vasallo, que data de 1956 y en el que aparece el lema Una, grande y libre, es una "obra de calidad". La conservadora recomienda acordar la "actuación y eventual sustitución con la Comisión Provincial de Patrimonio Histórico de la Junta de Andalucía". En el estudio se pide que se conserve el "conjunto escultórico en su integridad". Según Ramírez de Arellano, la universidad baraja aprovechar las obras de restauración previstas para dentro de un par de años para acometer esta complicada intervención.

En la antigua Real Fábrica de Tabacos, sede del Rectorado, también se conserva otra lápida de 1965 con el texto en latín. Se identifica a Franco como "duce", apelativo que utilizaba el fascista Benito Mussolini. La recomendación de la conservadora en este caso es sustituir la placa por otra "de igual fisonomía".

En el Colegio Mayor de Santa María del Buen Aire es donde quedan más rastros franquistas. En el acceso al edificio hay una lápida con un impacto simbólico "notable". La conservadora propone "cubrir el texto con material adhesivo" para evitar daños en este mármol con cierto valor artístico. Además, hay repartidos por el colegio tres escudos franquistas pintados sobre cerámica. En los tres casos se recomienda cubrirlos para no dañar las cerámicas, que son obras de "calidad", según el informe.

No hay comentarios: