1 nov. 2010 ~ ~ Etiquetas:

Un estudio alerta del grave deterioro de las galerías subterráneas del antiguo acueducto romano y almohade

La infraestructura, remozada por los almohades, sufre "tapones y derrumbes" y los expertos reivindican que recupere su funcionalidad.
01/11/2010. El Correo.

Un estudio elaborado por la Sociedad Espeleológica Geos advierte de que el conjunto de galerías subterráneas del antiguo acueducto que suministraba agua a Sevilla desde Alcalá de Guadaíra, nacido de una primitiva infraestructura hidráulica romana, sufre importantes problemas de conservación e incluso daños "irreversibles", por lo que el colectivo de especialistas aboga por la recuperación de su funcionalidad para garantizar su mantenimiento.

En concreto, este estudio recogido por Europa Press profundiza en el estado de conservación y las patologías de las galerías subterráneas que habrían formado parte del antiguo acueducto romano construido para abastecer de agua a la Hispalis contemporánea desde los pozos y afluentes de Alcalá de Guadaíra. El antiguo acueducto romano, hoy popularmente conocido como 'Caños de Carmona', habría sido rehabilitado en 1172 por orden del rey almohade Abu Yaqub Yasub. En 1254, ya bajo dominio cristiano, Alfonso X habría ordenado la reanudación del suministro mediante esta infraestructura hidráulica.

El informe, de hecho, señala la existencia estimada de al menos 21.878 metros de galerías subterráneas, --en la capital andaluza se conservan tres lienzos de la antigua arcada-, de diferentes formatos y distintas "épocas de ejecución", si bien siempre se trata de galerías excavadas en roca calcarenita y dotadas de lucernarios, pequeñas oquedades artificiales picadas en las paredes para la iluminación de los conductos.

En algunos de los sectores investigados en Alcalá de Guadaíra, las paredes de las galerías gozan de enladrillado para fortalecer la construcción y sus dimensiones rondan los dos metros de altura por 0,85 metros de anchura.

LUMBRERAS Y ARQUETAS. Los resultados del informe parten de las topografías interiores realizadas en 1.804 metros de galería principal y de otros 3.080 metros de corredores topografiados mediante otras técnicas, pero siempre en el término de Alcalá de Guadaíra.

Los trabajos han supuesto la localización e identificación de 127 lumbreras o pozos de aire y 16 arquetas, aunque el propio estudio refleja queb "quedan tramos por documentar, explorar y cartografiar".

De cualquier forma, este estudio de la Sociedad Espeleológica Geos destaca la "magnitud" de la obra de ingeniería implícita en la construcción de las galerías, dado que según los cálculos de este colectivo de especialistas, la excavación de cada metro lineal habría supuesto la extracción de 3,6 toneladas de roca y materiales del subsuelo. Según estos expertos, los sondeos realizados en las galerías en el marco de este proyecto de investigación prueban la existencia de "grandes problemas" para la antigua infraestructura hidráulica, como es el caso de "tapones, recrecimientos, derrumbes o zonas inundadas".

DAÑOS "IRREVERSIBLES". El informe, de hecho, reclama "medidas protectoras serias, estrictas y eficaces" porque el conjunto de las galerías sufre una "agresión" por el devenir del tiempo y la acción humana con daños "irreversibles" en algunas ocasiones, como por ejemplo el cegado de algunos de los pozos de aire como consecuencia de "obras externas". Así, los especialistas de Geos abogan porque se reactive la "funcionalidad" de la infraestructura para garantizar un "mantenimiento y vigilancia" continuadas.

No hay comentarios: