8 nov. 2010 ~ ~ Etiquetas:

Zamora: Los dólmenes sortean la crisis


Restos del tesoro situado en la Sierra de Carpurias.
El aula arqueológica de Morales de Rey espera llegar al medio millar de visitas antes de finalizar el año.
08/11/2010. La Opinión de Zamora.

M. A. CASQUERO La crisis no consigue hacer mella en el interés de los visitantes por la ruta arqueológica de los Valles. La masiva presencia en el pasado puente festivo a los enclaves y aulas arqueológicas consiguió un repunte incluso a los lugares de la ruta que cuentan con una menor presencia de visitantes como es el caso del aula de referencia de los dólmenes situada en Morales de Rey. A finales de año se estima llegar a las 500 visitas registradas, una cifra similar a la contabilizada el pasado año. A pesar de ser reducido el balance de visitas, quienes acuden a Morales de Rey y precisamente a contemplar la recreación de la vida del neolítico y megalitismo, «lo hacen movidos por un especial interés», advierte la guía del aula Mary Carmen Gandarillas quien confiesa los elogios que suscita la muestra didáctica y recreativa.

En esta localidad se encuentra el enclave del dolmen del Tesoro, así denominado por el hallazgo de un tesorillo de monedas de bronce de la época romana. El recinto funerario, entre 3.500 y 3.000 años antes de Cristo, de forma circular con pasillo de acceso orientado al S.E. está construido con bloques medianos de cuarcita y de piedra, para el que los visitantes reclaman un acondicionamiento, así como una mayor y mejor señalización según vienen transmitiendo estas personas cuando acuden hasta el aula arqueológica.

La mayoría de las personas que visitan este aula arqueológica, al igual que en el resto de aulas y centros de interpretación, suelen llevarse algún recuerdo que la empresa mantenedora de la ruta, la sociedad ServiOcio siglo XXI, tiene a la venta. Reproducciones en plata y bronce de objetos relacionados con los enclaves de la ruta arqueológica y algunos libros como por ejemplo cómics sobre la vida de los romanos o colecciones en referencia a la Edad del Bronce, de los Celtas y de los romanos, así como reproducciones de vasijas romanas, consisten en los productos más adquiridos por los visitantes, explica la guía de Morales.

Morales de Rey no es el único lugar donde se pueden contemplar estructuras dolménicas, «El Tesoro» es uno más de la docena que se conocen en la provincia, aunque es precisamente en el entorno de la Sierra de Carpurias donde se localiza un importante conjunto que fueron acondicionados hace años por la Fundación del Patrimonio Histórico de Castilla y León para ser visitados. En Arrabalde también se encuentra el dolmen conocido como «El Casetón de los Moros» y en el valle de Vidriales en la cara Sur de las estribaciones de la Sierra de Carpurias se encuentran otras dos estructuras dolménicas en la localidad de Granucillo, el dolmen de «Las Peñezuelas» y el de «San Adrián».

El aula de referencia de estas estructuras funerarias, en Morales de Rey mantiene un horario de apertura al público durante los sábados, domingos y festivos desde las 11 a las 14 horas y desde las 16 a las 19 horas, al igual que el resto de aulas de la ruta arqueológica, la de «la Corona-El Pesadero» en Manganeses de la Polvorosa, la del Castro de Las Labradas en Arrabalde y el Centro de Interpretación de los campamentos romanos de Petavonium en Rosinos de Vidriales, que se encuentra en Santibáñez.

No hay comentarios: