2 may. 2011 ~ ~ Etiquetas: ,

El Calcolítico se queda sin centro de interpretación


Recreación de una choza calcolítica junto al solar donde se iba a ubicar el centro.
El Ayuntamiento de Valencina de la Concepción ya ha comunicado a las entidades ciudadanas que no seguirá adelante con el proyecto del espacio sobre la Edad del Cobre.
02/05/2011. Diario de Sevilla.

Para la Consejería de Turismo y el Ayuntamiento de Valencina, el Centro de Interpretación del Calcolítico estaba llamado a ser un imán de turistas que generaría ingresos y actividad económica para todo el Aljarafe Norte. Para los colectivos ecologistas y defensores del patrimonio histórico, era un atentado más contra el paisaje y la arqueología de una zona siempre sometida a las presiones especulativas del sector inmobiliario.

Lo cierto es que, tres años después de su presentación a bombo y platillo (con autobús gratis incluido para los periodistas) este proyecto sigue en el aire y todo indica que se unirá a la lista de intenciones fracasadas. De hecho, la propia concejal de Cultura y Patrimonio de la localidad, Teresa Ruiz (PSOE), ha comunicado ya a diversas asociaciones ciudadanas que el proyecto ha quedado definitivamente descartado, según indica a este periódico el portavoz de Valencina Habitable, Eduardo Apellániz, auténtica bestia negra del gobierno local en cuestiones patrimoniales y ecológicas.

El proyecto, que contemplaba una inversión de unos 2,5 millones de euros, ha contado siempre con las reticencias de la Consejería de Cultura, que no veía bien el impacto en el frágil paisaje de olivos del Aljarafe de un edificio que llegaba a tener una altura de seis metros (unas dos plantas) y una superficie construida de 1.350 metros cuadrados y que se encontraba a escasos 150 metros del Dolmen de la Pastora, una de las joyas arqueológicas con las que cuenta la localidad. El mismo jefe del Servicio de Planificación y Evaluación de Bienes Culturales de la Junta, Francisco Javier Verdugo, llegó a poner peros en público a un Centro que podía ser redundante con el que también se proyectaba en el vecino municipio de Castilleja de Guzmán.

Sin embargo, Valencina Habitable no se da por contento con la comunicación verbal del Ayuntamiento. "Las palabras se las lleva el viento", afirma Apellániz. Este colectivo quiere que la decisión se haga oficial en una Junta de Gobierno o en un Pleno del Ayuntamiento, algo por ahora difícil con unas elecciones municipales a las puertas en las que el actual alcalde, Antonio Manuel Suárez (PSOE) se presenta a la reelección.

Pero el colectivo va más allá. Quiere que el Ayuntamiento conteste de una vez por todas las alegaciones al proyecto y que llevan siete meses cogiendo polvo en algún despacho. Este excesivo retraso en contestar dichas alegaciones ha provocado que Valencina Habitable haya elevado una queja al Defensor del Pueblo.

La asociación ciudadana cree, además, que el proyecto del centro de interpretación era una "chapuza", porque no se especificaban los contenidos museográficos ni existía ni un plan de explotación ni un estudio de su viabilidad económica. Asimismo, Valencina Habitable considera que el Centro restaría importancia al Dolmen de la Pastora (descubierto en 1860), monumento que debe ser el centro de la atención del público. Sin embargo, en su día el Ayuntamiento aseguró que la construcción se realizaría evitando al máximo el impacto paisajístico, algo que se conseguiría soterrando la mayor parte del nuevo edificio. Por otra parte, estima que en este proyecto se ha "comenzado la casa por el tejado", porque lo "lógico" hubiese sido realizar primero un plan director que ordenase y protegiese la amplia zona arqueológica de El Cuervo antes que realizar un proyecto de relumbrón cuya sostenibilidad y rigor científico pone en duda.

Por su parte, el Ayuntamiento no ha desvelado sus intenciones aún al resto de formaciones políticas. Según el candidato de IU a la Alcaldía y actual concejal en el Consistorio, Francisco Arellano, la información que tiene sobre el proyecto les viene de Valencina Habitable. "A nosotros todavía no nos han comunicado nada", señaló a este periódico.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Se les avisó.Se les aconsejó que era un proyecto erróneo. Se les aportó la idea de potenciar el museo. Desprotegieron 7.000.000 de m2, se encerraron en su idea de manera prepotente. El alcalde defendió de forma soberbia el proyecto obtuso de su incompetente concejala. Gastaron 20.000 € del contribuyente en un anteproyecto que presentaron en sociedad mintiendo al decir que tenia el beneplácito de los ciudadanos. Ahora para apechugar con un nuevo y ridículo fracaso, dirán que son las asociaciones las que tienen la culpa de todo. Merecen no seguir administrando nada. Han dejado el pueblo hecho un asco y lo van a dejar en manos de gente que, seguramente lo hará peor.¡ Pobre Valencina !

"El Jaramago". dijo...

Situación lamentable evidentemente, pero gracias a los conservacionistas de Valencina en general y particularmente gracias a Don Eduardo Apellaniz y colaboradores cercanos, se ha evitado que coloquen el mamotreto de turno en zona arqueológica, previamente desprotegida: ¡De locos!
Lo malo de esto es que al Carmelo (Inclito alcalde de Guzmán) se le ocurra copiar el despropósito de Valencina e intente montar el garito de turno junto al cementerio, pues esos impulsos edificatorios son muy del Carmelo, aunque después terminen en afortunados fracasos, fracasos que suelen costar un "pico" del bolsillo ajeno: Tirar con polvora ajena es muy facil...