4 nov. 2011 ~ ~ Etiquetas: ,

Carta al Director, de Alfredo Folch

Patrimonio arqueológico

Escribo esta carta para mostrar mi indignación por la manera que tiene la Consejería de Cultura de exhibir nuestro patrimonio arqueológico, de valor incalculable. El Día de todos los Santos fui con mi familia a comer en un conocido sitio de Salteras y desde la carretera que indicaba "Dolmen de Matarrubilla", así que decidimos visitarlo a la vuelta. Cuando fuimos nos equivocamos de camino y vimos otra señal que indicaba "Dolmen de la Pastora", así que seguimos la señal y para mi sorpresa llegamos a una finca cerrada con candado, en estado evidente de abandono, y a lo lejos se veía una estructura de hormigón, nada más. Profundamente confuso, deshicimos el camino y llegamos al primer Dolmen, al de Matarrubilla, pero allí solamente había una especie de monolito de hormigón con una puerta cerrada con candado, también en estado lamentable, en medio de un olivar, y un cartel que indicaba que aquello era "el Dolmen".

Comprendo que todos los monumentos tienen horarios de visita, pero el deterioro visible no es de recibo.

Alfredo Folch
Sevilla

03/11/2011. ABC

1 comentario:

Antonio dijo...

Totalmente de acuerdo. Es una pena el maltrato que se hace del Patrimonio en general y, en este caso con dólmenes tan conocidos a nivle internacional.