6 dic. 2011 ~ ~ Etiquetas:

Galicia: Dombate recuperará su aspecto original a finales de este mes

Arqueólogos y técnicos acometen los últimos trabajos del plan director.
06/12/2011. La Voz.

A finales de este año se terminará el proyecto de recuperación arqueológica del dolmen de Dombate, con lo que solo quedará pendiente la musealización, que se centra en el edificio de entrada. Para que todo el plan director se pueda dar por concluido habrá que esperar hasta finales de febrero. Para entonces habrá culminado un larguísimo proceso que se inició con la excavación del megalito cabanés hace más de 20 años.

¿Qué trabajos se realizan ahora?

Un grupo de arqueólogos está reconstruyendo el volumen de la masa tumular en las zonas que fueron excavadas entre 1987 y 1989. Con este proceso, el dolmen recuperará su aspecto original. Las áreas que se han rellenado se cubrirán con grava volcánica, para que los visitantes vean la diferencia con la parte reconstruida. También se ha limpiado de vegetación y recolocado las piedras de la coraza, en las áreas en que aún se mantiene.

¿Quedará algo de la excavación?

Acaba de terminar la restitución de uno de los perfiles, que es un muro de tierra original que muestra a través de las distintas capas de tierra la historia de Dombate.

¿Qué ha pasado con el dolmen pequeño?

La masa tumular ya se ha restituido y el equipo está pendiente de que se termine la réplica que se construye en Santiago en piedra falsa. Los visitantes podrán así ver cómo era Dombate cuando estaban en pie los dos dólmenes que componen el complejo megalítico.

¿Están restauradas las pinturas?

Los conservadores ya terminaron los trabajos y las pinturas están limpias y consolidadas. En las próximas semanas seguirán visitando el megalito para comprobar los datos de la estación climatológica, que mide la humedad y la temperatura en el interior de la cámara. La estabilidad en ambos parámetros garantiza el mantenimiento de los materiales que forman la decoración del interior del dolmen.

¿Podrá verlas el público?

No directamente. En el centro de interpretación se construirá una réplica exacta de la cámara. La instalación, valorada en 83.009 euros ha sido adjudicada a Manterola División Arte S.A., de la provincia de Barcelona. El contrato con la empresa se firmó el 22 de noviembre y el plazo de ejecución es de tres meses, por lo que los trabajos tendrán que estar listos a finales de febrero. Para entonces ya estará concluido todo el proyecto de rehabilitación del yacimiento.

¿En qué consiste la neocámara?

Se trata de una caja de madera que acogerá una réplica de la cámara de Dombate, según las mediciones realizadas en el 2009 por el departamento de Representación e Teoría Arquitectónica de la Universidade de A Coruña.

¿Está prevista la reconstrucción del corredor?

Será la última fase de los trabajos y, por el momento se desconoce cuándo se llevará a cabo porque la Xunta ha exigido un estudio de estabilidad que realiza Luis Romera, ingeniero y profesor de la Universidade de A Coruña. Se trata de la parte más compleja del proyecto, pero también la más rápida. En el momento que Patrimonio dé su autorización, se procederá a colocar en su lugar la gran losa que cubría buena parte del corredor y que pesa más de cuatro toneladas. Con este trabajo el megalito recuperará su estructura original.

¿Cómo se conseguirá que el dolmen parezca real?

La reconstrucción del corredor será fundamental para que el dolmen recupere su estructura. También es importante el volumen de la masa tumular, que dará a los visitantes una idea muy aproximada de lo que veían las personas que utilizaban el megalito hace 6.000 años para enterrar a sus muertos. Además, el aspecto de realidad se completará con la reposición de los idolillos que se alineaban a los dos lados de la puerta. Se tratará de réplicas que ya están encargadas porque las originales están en el Museo Arqueológico del castillo de San Antón, donde están los otros materiales encontrados en el entorno del dolmen.

¿Qué pasará con las zanjas encontradas?

Junto al dolmen apareció una gran zanja circular que protegía un poblado construido en las inmediaciones después de que el dolmen dejara de ser utilizado. Este descubrimiento podría conectar Dombate con una cista hallada en la zona, lo que pone de manifiesto que el Chan de Borneiro nunca quedó deshabitado en los últimos 6.000 años. Parte de la zanja quedó, debidamente protegida, debajo del edificio de recepción de visitantes. Otro tramo está en el interior del pabellón de Dombate. En este caso se reconstruirá el perfil para que los visitantes también puedan conocer las distintas etapas por las que pasó este elemento de proyección del poblado.

No hay comentarios: