24 ago. 2012 ~ ~ Etiquetas:

Cádiz: Un tesoro oculto para los visitantes


Pinturas rupestres de animales en la Cueva de Bacinete del Parque de los Alcornocales, en una imagen de archivo.
La Cueva de Bacinete pertenece al conjunto de arte rupestre sureño, un paisaje de excepcional bellezal Pinturas rupestres Destaca una figura humana con las manos extendidas y una fauna muy variada (ciervos, cabras, zorros o caballos).
23/08/2012. Europa Sur.

El Parque Natural de los Alcornocales, con una extensión de mas de 170.000 hectáreas situadas al este de la provincia guarda en el interior de sus frondosos bosques un tesoro que pasa desapercibido para los ojos de la gran mayoría de sus visitantes.

La Cueva de Bacinete (Los Barrios) pertenece al conjunto de arte rupestre denominado arte sureño, propio del sur de Andalucía. Este abrigo está situado en un paisaje de excepcional belleza, dentro de este parque natural. Se caracteriza por la gran cantidad de pinturas rupestres, sobre todo de representaciones de cuadrúpedos y antropomorfos. La mayoría de estas figuras datan del calcolítico y de la edad del bronce.

Para acceder a esta cueva hay que tomar la carretera 221 Los Barrios-Facinas. Desde la altura del Puente de Hierro en dirección Facinas, a 4 kilómetros aproximadamente en el margen derecho del carril se sitúa una cancela y junto a ella, una escalerilla rústica que permite llegar a la finca de Bacinete. A través de una vereda tortuosa y de piedras de arenisca, introduce a los visitantes a este sugerente complejo de bosques de alcornoques y bloques areniscos tapizados de verde. El abrigo principal presenta un panel donde las figuras se mezclan con otras más naturales componiendo una gran composición mural.

Existe una gran composición mural en la que destaca una figura humana con las manos extendidas mostrando todos los dedos. Este personaje conocido como el gigante esta rodeado de figuras humanas muy esquematizadas y por una variada representación de animales, siendo de destacar un ciervo en el extremo superior izquierdo muy bien conservado al ser esta la parte más protegida del abrigo. La fauna aquí representada es muy variada : ciervos, cabras, zorros, caballos, mulos, etc. Las figura humanas son varias, además del mencionado gigante, otros dos hombres tienen la misma pose. A la izquierda del mural un hombre y una mujer parecen bailar cogidos de la mano, el lleva en su mano un hacha.

Para visitar este paraje, según la web de Turismo de Los Barrios, se necesita autorización del propietario de la finca, siendo esta de propiedad privada y para solicitar estos permisos deberán ponerse en contacto con la finca.

Las fechas recomendadas para estas visitas son los meses de otoño y verano, y la duración del recorrido es de cuatro horas aproximadamente.

Envía tus convocatorias a viviraqui@europasur.com

No hay comentarios: